Cómo aliviar la tortícolis

Los masajes localizados pueden ser de gran alivio, pero siempre procuraremos darlos nosotros mismos o bien recibirlos de manos de un profesional para no empeorar la condición

La tortícolis es un molesto dolor de cuello que puede variar siendo una leve rigidez o un dolor severo  agudo. Todos en algún momento pueden sentir tortícolis ya que esto afecta a la mayoría de las personas siendo la consecuencia de una mala postura al sentarse, al dormir, al usar una almohada demasiado alta, al descansar junto a corrientes de aire, entre otros.

Por lo general la tortícolis se manifiesta a través del dolor de cuello, dolor de espalda, incapacidad de mover la cabeza endurecimiento de los músculos del cuello y una  posición extraña del mentón. Una de las mayores molestias de esta afección es el dolor y la tensión, para esto existen diferentes alternativas naturales que te pueden ayudar a aliviar, ¿Te gustaría conocerlas?

10 Formas de aliviar la tortícolis

  1. Si has empezado tu día con tortícolis y ves que tu cuello está inflamado, toma unos cuantos cubitos de hielo y envuélvelos en un pedazo de tela, luego colócalos en el área afectada y masajea suavemente  para poco a poco bajar la inflamación y disminuir el dolor.
  2. Masajea suavemente los músculos del cuello utilizando aceite esencial, debes utilizar tus dedos y evitar hacer movimientos bruscos que empeoren esta lesión.
  3. Aplica compresas de agua caliente alrededor de tu cuello durante 10 o 15 minutos, deben mantener bien calientes para que los músculos adoloridos y tensionados se relajen y se alivien.
  4. Toma un té de hierbas relajantes como por ejemplo té de manzanilla, de manzana, de azahar, entre otros.
  5. Descansa tu cuello acostándote sobre tu espalda mínimo 3 veces al día, cuando te acuestes el cuello descansará de la presión de mantener la cabeza erguida.
  6. Evita hacer trabajos y/o movimientos pesados ya que esto puede agravar la tensión en el cuello, lo más recomendado es poner el cuello en posición de descanso preferiblemente acostado.
  7. Estira suavemente tu cuello de un lado a otro sosteniéndolo en durante al menos 30 segundos en cada rotación, evita hacerlo de forma brusca hasta donde te sea soportable el dolor.
  8. Mientras tengas tortícolis cuida la postura de tu cuello, debe estar recto mientras estés sentado o acostado, nunca debes forzarlo y debes procurar por estar relajado.
  9. Protege tu cuello del clima frío y húmedo ya que esto puede perjudicar aún más el estado de la tortícolis, lo ideal en este caso es utilizar prendas de vestir de cuello alto y/o una bufanda.
  10. Alivia el dolor tomando un analgésico de venta libre como por ejemplo aspirinas, ibuprofeno, naproxeno, y acetaminofén; para esto solo debes tener en cuenta que no debes tomarlos si también estás tomando otro medicamento que pueda interactuar de manera negativa con una de estas pastillas. Estos medicamentos solo aliviarán el dolor temporalmente y por lo tanto tendrás que buscar un tratamiento más eficaz para aliviar.

Masaje para aliviar la tortícolis

Dolor de cuello

La persona con tortícolis debe sentarse relajadamente con los hombros sueltos y el cabello recogido. La persona que realizará el masaje debe lubricar las manos con un poco de aceite esencial relajante y si prefiere también puede aplicarlo directamente en la zona a masajear.

Para empezar se deben hacer movimientos circulares en la parte posterior del cuello, luego con las yemas de los dedos pulgares se debe presionar suavemente la zona del cuello tensionada e inflamada, durante al menos 3 minutos.  Se vuelven a hacer movimientos circulares con un poco de presión evitando que el dolor se haga más fuerte, de lo contrario se debe suspender el masaje.

¿Cómo prevenir la tortícolis?

Después de haber aliviado una tortícolis hay ciertas medidas preventivas que puedes tener en cuenta para evitar que esta afección te vuelva afectar, presta mucha atención a cada una de ellas y dile adiós a este problema.

  • Mantén una buena postura en cada una de las actividades que haces: procura mantener una postura derecha sobre todo si vas a estar sentado.
  • Ten mucho cuidado al contestar el teléfono: muchas personas tienen la costumbre de contestas el teléfono colocándolo entre la oreja y el hombro, esto puede resultar siendo una de las causas de la tortícolis, lo ideal es tomar el teléfono con la mano.
  • Consigue una buena almohada: puede que el problema de la tortícolis comience al momento de dormir, por lo general la almohada tiene mucho que ver así que no está de más cambiarla. En el mercado puedes encontrar una almohada cervical, la cual está diseñada especialmente para proteger el cuello.
  • Evita hacer movimientos bruscos que impliquen tu cuello y espalda: si sufres de tortícolis constantemente, más te vale dejar los movimientos pesados para otras personas.
  • Realiza ejercicios y movimientos constantes a tu cuello: todos los días en tus diferentes actividades, puedes tomar un par de minutos para ejercitar tu cuello y hacerle leves movimientos que lo liberen de las tensiones que se pueden generar por su posición.
  • Evita el consumo de harinas y azúcares refinados: este tipo de alimentos te hacen más propenso a padecer de tortícolis, por esta razón se recomienda optar por una dieta rica en frutas y vegetales frescos.
Categorías: Terapias naturales Etiquetas:
Te puede gustar