Cómo aliviar los nervios en el estómago

Combina la infusión de manzanilla con el anís para potenciar y aprovechar sus propiedades medicinales.

Todos hemos sentido alguna vez nervios en el estómago. Se acumulan en una parte determinada del cuerpo que nos produce un gran malestar. Además, nos quitan las ganas de comer y alteran nuestro organismo.

El sistema digestivo suele acumular los estados de estrés y ansiedad: un periodo en el que nos sentimos superados por diferentes situaciones cotidianas. Para salir de ese estado emocional te brindamos unos sencillos consejos para que alivies esos nervios en el estómago.

nervios en el estómago sistema

¿Por qué acumulamos nervios en el estómago?

Cuando experimentamos una situación muy fuerte de estrés nuestro estómago lo siente de inmediato. En este órgano tenemos una especie de resorte que se activa cuando sentimos hambre, es la llamada fase neural, consiguiendo que produzcamos jugos gástricos.

Ahora bien, si estamos en tensión, preocupados, ansiosos y con estrés, el estómago deja de responder de modo correcto, ya que nuestros intestinos dejan de producir esa secreción gástrica.

Es lo que se conoce como dispepsia, ocasionando problemas de digestión, sensación de pesadez o ardores.

Cuando el estrés es algo cotidiano, nuestros procesos digestivos se alteran, afectando directamente al tubo digestivo: aparece el estreñimiento, la diarrea, los vómitos… Y en ocasiones aparece el temible colon irritable.

Consejos para aliviar los nervios en el estómago

nervios en el estómago

Evita el consumo de carbohidratos. Es muy común que en estos episodios de nervios y ansiedad, recurramos en ocasiones a comer aquello que primero tengamos a mano, y que más placer nos aporte para secundar algún problema.

Es normal recurrir a alimentos que no nos van a saciar ni nos van a ayudar en nada, como bollería industrial o golosinas.

Ello provoca que se acumulen grasas en nuestro cuerpo, que aparezcan toxinas y que, en consecuencia, se dificulte aún más nuestra digestión. Se vuelve más lenta y dolorosa.

Si debemos comer algo entre horas porque nos sentimos nerviosos o ansiosos es mejor recurrir a una pieza de fruta o yogures naturales fermentados. Contienen prebióticos que ayudan a cuidar la flora intestinal.

Pero recordemos, jamás hay que recurrir a este tipo de alimentos ricos en grasas, ya que pueden ser dañinos en exceso.

Toma infusiones calmantes

Para aliviar los nervios del estómago es muy indicado que tomes infusiones con propiedades calmantes.

Recuerda que si consumes tés o tisanas, debes hacerlo dos horas después de cada comida, puesto que estas plantas tienden a absorber el hierro. 

Toma nota de las siguientes infusiones:

Té manzanilla

manzanilla para los nervios en el estómago

  • Tómalo dos horas después de cada comida.
  • Una cucharadita con agua hirviendo es ideal para para calmar el estómago y eliminar la acidez.
  • Recuerda tomarlo bastante caliente.
  • Es una planta  es antiinflamatoria, antiespasmódica y antiflatulenta.

Pasiflora

  • Una planta perfecta para aliviar los problemas gastrointestinales, para relajar, para desinflamar y quitar los nervios.
  • Puedes tomarla en infusión después de la comida.
  • Aunque también podemos indicarte que es posible tomarla en comprimidos ya que es habitual su venta en tiendas naturales.

Melisa

  • Alivia los espasmos del estómago, es relajante, y alivia la tensión muscular.
  • Puedes tomar una cucharadita de sus hojas después de las comidas, seguro que notas mejoría.

Anís

anís para los nervios en el estómago

  • Esta planta suele darse en infusión hasta para los niños pequeños.
  • Sus beneficios para el estómago y la digestión son muy conocidos, elimina los gases, el dolor de estómago, ayuda en la digestión.
  • Puedes tomar dos tazas al día después de las comidas.

 

Clavo

  • Otra planta medicinal perfecta para estos casos, reduce la inflamación, elimina gases y calma el dolor de estómago.
  • Puedes hervir 15 gramos de clavo en un litro de agua, colarlo después y dejarlo reposar.
  • Es perfecto si lo consumes media hora antes de las comidas.

Aprovecha los beneficios que pueden aportarte estas infusiones naturales y recuerda que hay que encontrar el equilibrio. “Mens sana in corpore sano.”