Cómo aliviar los síntomas de la tendinitis

Carolina Betancourth · 23 diciembre, 2014
Podemos evitar la tendinitis si realizamos ejercicios relajantes para músculos y tendones y mejoramos nuestra dieta. Para sellar los ligamentos afectados, debemos consumir alimentos ricos en magnesio y silicio.

La tendinitis es una enfermedad que consiste en la inflamación de los tendones. Se presenta con mayor frecuencia en los tendones de los talones y de los bíceps, aumentando el volumen del tendón e inflamando la piel de la zona afectada.

La principal causa de esta enfermedad son los movimientos repetitivos que no cuentan con una buena postura; la presión del calzado también puede ser un factor incidente en la producción de la inflamación del tendón.

Por otro lado, los esguinces y traumatismos por actividades mal realizadas también son causa de tendinitis a mediano y largo plazo.

Conociendo la tendinitis

La manifestación primaria de esta afección de los tendones es el dolor en la zona al hacer presión o movimiento. Asimismo, también es notoria la dificultad para realizar cualquier movimiento con la articulación.

La mejor forma de aliviar los síntomas producidos por la tendinitis es el reposo o la inmovilización de la zona que presenta la mayor incidencia; esto se hace a través de férulas. También se recomienda cambiar de calzado si se denota el problema en el tendón de Aquiles, ubicado en el talón.

Talones agrietados

Lee también: Cómo tener tendones y ligamentos más fuertes

Al padecer una enfermedad como la tendinitis, se busca principalmente trabajar con un tratamiento que reduzca el dolor y la inflamación. En casos muy avanzados, se recomienda usar antinflamatorios aplicados de uso tópico, como geles o cremas sobre la superficie directa en la cual se encuentra el tendón inflamado.

También se recomienda minimizar el movimiento en la zona afectada y aplicar calor o frío de forma directa para disminuir el dolor. Hay que tener en cuenta que la tendinitis progresiva puede atrofiar el tendón y generar un daño irreparable.

No obstante, para las personas que padecen esta enfermedad, existen también diversas formas de aliviar el dolor y sus síntomas de una manera natural.

Recomendaciones para atenuar el dolor

Lo primero que se recomienda en un caso de tendinitis es cambiar los hábitos de la actividad física. Es mejor abstenerse de practicar deportes de gran exigencia para la zona lastimada.

Se pueden reemplazar estas actividades por unas de relajación, como el yoga, que puede ayudar a disminuir el dolor y evita el sedentarismo, mientras se reposan las zonas afectadas.

Por otro lado, para reducir el dolor y la inflamación, es primordial el calor o frío localizado, que se puede practicar durante 20 minutos; luego, tras un período similar de descanso, se retoma su aplicación. Se debe repetir la acción hasta eliminar el dolor; se puede utilizar una bolsa con hielo o una compresa.

También se recomienda consumir suplementos de aceite de pescado o aumentar su presencia en la dieta. De este modo, se incrementa en el cuerpo la presencia de omega 3 y de antinflamatorios naturales que funcionan de una forma positiva al sufrir una tendinitis; estos ayudan a eliminar la hinchazón.

En último lugar, al sufrir de esta enfermedad lo más recomendable es el reposo. Es necesario tomar un descanso de 8 horas cada noche, para acelerar la recuperación del tendón.

Recetas naturales para los síntomas de la tendinitis

Equinacea

Te puede interesar: Los niños que hacen un solo deporte pueden tener más lesiones

Para tratar la tendinitis, también se conocen recetas naturales a base de plantas que poseen propiedades desinflamatorias y relajantes. Entre estas plantas, se encuentran:

  • El sauce: Por sus características similares a la aspirina, ofrece propiedades que ayudan a superar la tendinitis. Se recomienda preparar un jarabe a partir de dos gramos de la corteza seca de esta planta en un vaso de agua y beber dos o tres veces por día. Por el contrario, se desaconseja ingerir durante períodos prolongados, ya que puede irritar el sistema digestivo.
  • La equinácea: Es una planta con un gran poder antinflamatorio. Es recomendable consumirla en una infusión conformada por una cuchara de esta planta seca en una taza con agua. Tomar una o dos tazas al día.

Por último, es primordial incluir en la dieta alimentos ricos en magnesio y silicio, lo cual permite el sello de ligamentos heridos producidos por la tendinitis. Así, se recomienda consumir lechuga, perejil, espárragos, espinacas y nueces.

La tendinitis es una enfermedad que se puede evitar al disminuir actividades que requieran mucho esfuerzo, al mejorar la dieta y practicar ejercicios relajantes para permitir el descanso de los músculos y tendones. Se trata de una pesadilla evitable y tratable si estás pendiente de tu salud.

  • STANISH, W. D., RUBINOVICH, R. M., & CURWIN, S. (1986). Eccentric Exercise in Chronic Tendinitis. Clinical Orthopaedics and Related ResearchNA;(208), 65???68. https://doi.org/10.1097/00003086-198607000-00014
  • Brosseau, L., Casimiro, L., Milne, S., Welch, V., Shea, B., Tugwell, P., & Wells, G. A. (2002). Deep transverse friction massage for treating tendinitis. In L. Brosseau (Ed.), Cochrane Database of Systematic Reviews. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd. https://doi.org/10.1002/14651858.CD003528
  • Almekinders, L. C. (1998). Tendinitis and other chronic tendinopathies. The Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://doi.org/10.5435/00124635-199805000-00003
  • Churgay, C. A. (2009, September 1). Diagnosis and treatment of biceps tendinitis and tendinosis. American Family Physician. American Academy of Family Physicians. https://doi.org/10.1097/01.inf.0000360958.34900.18