Remedios para aliviar la indigestión

Entre los remedios más efectivos y cómodos para aliviar la indigestión está la infusión de menta, que nos ayudará a reducir la hinchazón y a calmar el dolor.

La indigestión, o dispepsia, no es una enfermedad, si no un trastorno que ocurre durante la digestión. Se manifiesta como una sensación de malestar en la parte superior del vientre. Lo más habitual es sentirla después de comer, especialmente en épocas de celebraciones.

En este artículo te hablamos de algunos remedios para aliviar la indigestión.

Posibles causas

  • Comer en exceso y sin masticar
  • Beber alcohol en exceso
  • Tomar alimentos tóxicos o en mal estado
  • Sufrir estrés o shocks emocionales durante la comida

Cuando las indigestiones son recurrentes también podrían estar causadas por:

  • Sistema digestivo débil (dificultad para digerir grasas, proteínas, etc.)
  • Gastritis
  • Úlceras
  • Intolerancias a ciertos nutrientes y alimentos (gluten, lactosa, etc.)

A continuación, repasamos algunos remedios naturales que nos ayudarán a evitar las molestias de la indigestión como el ardor, dolor, pesadez, náuseas, eructos o incluso vómitos y diarreas.

Remedios para aliviar la indigestión

Agua de arcilla

Arcilla para aliviar la indigestión

La arcilla no sólo tiene aplicaciones tópicas, también se puede consumir. Pero en ese caso, debemos especificarlo a la hora de comprarla y pedir arcilla de uso oral.

La arcilla tiene propiedades que le permiten absorber sustancias dañinas, calmar la irritación, neutralizar los ácidos y regenerar los tejidos.

Además, la arcilla también podría arrastrar el ácido úrico, aliviar el estreñimiento y ser muy beneficiosa en casos de gastritis y úlceras gastrointestinales.

Para tomarla se debe poner una cucharadita en un vaso de agua y mezclarlo bien con una cuchara que no sea de metal (puede ser de madera, cristal, porcelana…). Se deja reposar 10 minutos, se remueve otra vez, y está lista para beber. Se puede repetir la toma cada dos horas.

Aceite esencial de menta

Aceite esencial de menta para aliviar la indigestión

La menta piperita es una de las plantas más conocidas para regular la indigestión. Ayuda a reducir la hinchazón, calma el dolor, mejora el mal aliento y refresca. Incluso puede ayudar cuando la indigestión provoca dolores de cabeza o migraña. Se puede usar:

  • Tópicamente: untar de 4 a 6 gotas del aceite directamente en el vientre y alrededor del ombligo. Para dolores de cabeza, echar una gotita en cada sien y masajear suavemente.
  • Oralmente: añadir una gota del aceite esencial a una infusión o mezclarla con una cucharadita de miel. También se puede poner esa gota dentro de una cápsula vegetal y tomarla con agua.

Carbón vegetal activado

Carbón vegetal activado para aliviar la indigestión

El carbón vegetal activado se obtiene tras un proceso en el cual se muele el carbón común, y se calienta con un gas que “agujerea” el interior y forma “poros”, logrando así una superficie carbonífera mucho más absorbente.

Es un remedio usado tradicionalmente para eliminar el exceso de gas en el estómago y los intestinos, ya que lo atrae hacia su superficie a la vez respeta la flora bacteriana. Es muy útil en casos de indigestión, flatulencias, acidez, halitosis y diarrea.

En algunos casos puede provocar estreñimiento, por lo que recomendamos que las personas que lo suelan padecer elijan otros remedios o bien que tomen pequeñas dosis acompañadas de bastante agua. En cualquier caso, se debe seguir la dosis indicada en el prospecto del producto, que podemos encontrar en herbolarios y farmacias.

Agua

Agua con limón para aliviar la indigestión

Manuel Lezaeta, un naturópata chileno, indicó que beber traguitos cortos de agua cada 3 o 4 minutos, haría desaparecer la indigestión en una o dos horas. A la mañana siguiente, en ayunas, se deben tomar dos vasos de agua tibia para acabar de limpiar el organismo de los restos de toxinas y sustancias no digeridas.

El agua es un gran desintoxicante, pero no debe estar fría nunca. También se puede añadir un poco de jugo de limón, que es un gran neutralizante de los ácidos excesivos del estómago.

Remedios homeopáticos

El remedio por excelencia para las indigestiones es la nuez vomica, nux vomica, que se debe tomar después de haber cometido excesos de comida y bebida para equilibrar el hígado y el intestino.

En cambio, si la indigestión ha sido causada por algo tóxico o en mal estado y provoca diarreas o vómitos, se puede remeidar con Arsenicum Album.

En ambos casos, se deben colocar tres bolitas bajo la lengua cada hora hasta notar mejoría, nunca con comida y bebida, y evitar sabores fuertes y mentolados.

Imágenes por cortesía de James Jardine y DorteF