¿Cómo podemos aprovechar las bolsas de té usadas?

Las personas que habitualmente toman té o infusiones están desaprovechando algo que puede ser muy útil para múltiples usos: las bolsitas de té que ya han sido usadas.

Aparentemente, no son más que los restos secos de una planta que ya no tiene propiedades. sin embargo, en este artículo te explicamos los sorprendentes usos que pueden tener: Abono para las plantas, tratamiento para las bolsas de debajo de los ojos, remedio para eliminar los olores de la nevera y los armarios, remedio contra los mosquitos, etc.

Conciencia ecológica

Cada vez más personas están interesadas en sacar el máximo provecho de todo aquello que usan, así como de desperdiciar lo mínimo posible. En este caso, descubrimos que tomarnos diariamente una infusión no es solo un hábito muy saludable, sino que nos enseña cómo podemos encontrar una solución práctica para casi todo.

bolsita té A girl with tea

Abono para las plantas

Muchas personas que tienen un jardín o un huerto ya cuentan con un cubo compostador: un recipiente en el cual se van echando cada día los restos orgánicos de la cocina y del mismo jardín para que, al cabo de unas semanas, se conviertan en abono para las plantas. Sin duda, un recurso que nos permite tener menos desperdicios y, a la vez, tener un terreno más fértil.

Siguiendo esta misma idea, el contenido de las bolsas de té nos permite abonar, a pequeña escala, las plantas de casa. Podemos esperar a tener unas cuantas, o bien, hacerlo cada vez que tengamos una. Bastará con añadir los restos de té a la tierra de la maceta y mezclarlos un poco.

Si las bolsitas son de material orgánico y no llevan grapa metálica, se pueden enterrar directamente  y cubrirlas con más tierra por encima.

planta rabi w

Tratamiento antiinflamatorio

La mayoría de los tés tienen propiedades beneficiosas, no solo para nuestra salud interna, sino también para nuestra piel. Los más habituales, el té negro o el té verde, tienen propiedades antiinflamatorias que nos permitirán calmar, por ejemplo, las bolsas de debajo de los ojos, los párpados hinchados o las picaduras de insectos.

Las bolsitas serán incluso más efectivas si están frías, ya que el frío también desinflama, por lo que te proponemos tener siempre algunas bolsitas usadas en el congelador. Cuando las necesites, las podrás coger y aplicar directamente durante unos minutos.

Absorber olores

Este es posiblemente uno de los usos más desconocidos. Las bolsitas de té usadas y secas tienen una función similar a la del bicarbonato de sodio: absorben los malos olores. Por este motivo, son ideales para tener dentro de la nevera o en los armarios.

Una bolsita es poca cantidad para eliminar los olores de espacios tan grandes, por lo que te recomendamos que juntes varias de ellas y las introduzcas en una cajita con agujeros. Además, quedará más elegante.

Con este mismo objetivo también las podemos usar para limpiar las alfombras o las camas de nuestras mascotas. Solo tendremos que espolvorear los restos de las bolsitas por encima, dejar actuar unos minutos y pasar la aspiradora. De este modo eliminaremos el polvo y los malos olores al mismo tiempo.

Incienso contra los mosquitos

Los amantes de los inciensos y los aromas deben saber que las hojas de té o infusión también pueden usarse en un quemador de incienso para limpiar el ambiente y ahuyentar a los mosquitos, en especial, si el contenido es té negro, limón, lavanda, romero o eucalipto.

Reutilizar las mismas bolsas

Si estamos intentando ahorrar lo máximo posible, también debemos saber que podemos volver a hacernos una infusión con la misma bolsita, sobre todo si tienen bastante sabor. Tal vez la segunda vez podamos utilizar dos bolsitas usadas para una única infusión, y así conseguiremos un sabor parecido al de una bolsita nueva.

También podemos hervir unas cuantas bolsitas ya usadas y prepararnos con esa agua un baño de pies, o bien, añadirla al agua de la bañera. Las propiedades que hemos comentado anteriormente, como las antiinflamatorias y eliminadoras de malos olores, también funcionarán en este caso.

Imagen por cortesía de A girl with tea, rabi w y Anders Adermark.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar