Cómo aprovechar los restos de jabón de manos

Virginia Martínez · 30 abril, 2019
No es necesario que tires los trozos de jabón de manos. En efecto, puedes reciclarlos y hacer una nueva pastilla de jabón a partir de ellos.

Usamos el jabón de manos para, precisamente, lavarnos las manos en el cuarto de baño. No obstante, la pastilla va disminuyendo, quedándose cada vez más pequeña. Así, en algún momento es realmente incómodo usarla. Es, entonces, cuando la mayoría preferimos tirarla y reemplazarla por otra nueva.

Sin embargo, ¿has pensado alguna vez que podrías reciclar esos restos de jabón de manos? ¡Toma nota!

Aprovechar los restos de jabón de manos

Ya sea que los tires antes de terminarlos o que acaben en algún rincón del baño, puedes aprovechar los restos de la pastilla de jabón. En efecto, puedes recogerlos y hacer una pastilla nueva o, incluso, gel de ducha.

Por eso, a continuación, te presentamos 2 formas en las que puedes aprovechar los restos de jabón de manos. Además, se trata de dos modos de reciclarlos realmente fáciles y cuyo resultado, seguro, te encantará.

Una nueva pastilla de jabón

Pastilla de jabón
Calentando los trozos podrás crear una nueva pastilla de jabón a tu elección, empleando colores y aromas diversos.

Se trata de un proceso realmente fácil que te permitirá tener una pastilla nueva de jabón sin esfuerzo:

  1. En primer lugar, tendrás que recoger todos los trozos de jabón que puedas y meterlos en un frasco o tarro de cristal ancho.
  2. A continuación, en el tarro, añade crema de tu gusto. Puede ser una crema hidratante, por ejemplo, leche corporal, etc. No es necesario que añadas demasiado, con un chorrito bastará.
  3. Luego, pon el tarro con el jabón y la crema al baño maría. Recuerda que el frasco no debe estar tapado mientras se derrite el jabón. Además, tendrás que remover constantemente para que se vayan derritiendo todos los trocitos sin dejar grumos.
  4. Posteriormente, escoge un molde. Lo ideal es que sea algún recipiente de silicona con la forma y tamaño que prefieras.
  5. Con mucho cuidado (porque el jabón de manos derretido procedente del baño maría está muy caliente), échalo en el molde. No te acerques al líquido y utiliza manoplas para evitar quemaduras.
  6. Finalmente, espera unas horas a que se enfríe y después, tendrás una nueva pastilla de jabón con los colores y aromas a tu elección.

Te recomendamos leer: Prepara en casa tu propio jabón líquido y gel antibacteriano para manos

Jabón líquido o gel de trozos de jabón de manos

Jabón de manos
En el segundo caso será necesario una proporción grande de agua para crear un gel espeso.

Ahora, en lugar de una nueva pastilla, te proponemos hacer jabón líquido para las manos o, si lo prefieres, gel de ducha. Aunque el proceso es un poco más complicado, no lo es demasiado. ¡Observa!

  1. En primer lugar, lo primero que tienes que hacer es calcular cuánto jabón tienes en trozos. De esta manera, podrás saber cuál es la proporción de agua necesaria para obtener una textura de gel o jabón líquida adecuada.
  2. Para ello, ralla los trozos de jabón hasta que obtengas cuanto polvo puedas conseguir.
  3. Después, calcula bien: para 40 gramos de jabón de manos en polvo necesitarás 1 litro de agua.
  4. Ahora que ya sabes cuánta agua vas a necesitar, así que ponla a calentar. Cuando llegue a ebullición, añade el jabón y baja el fuego.
  5. El objetivo es que el jabón se diluya bien y quede mezclado con el agua sin grumos. Para ello, no es necesario que la temperatura sea muy alta, es mejor que lo derritas a fuego lento, aunque te llevará más tiempo.
  6. Posteriormente, cuando se haya disuelto del todo, aparta y deja enfriar.
  7. Mientras se enfría, notarás que va espesando y que adquiere una textura como de gelatina.
  8.  Después, cuando se haya enfriado por completo, tan sólo tienes que vertirlo en el dosificador o recipiente que quieras.
  9. No obstante, antes de cerrarlo, debes «batir» el jabón con alguna cuchara o palo.
  10. Finalmente, ya puedes cerrar el dosificador o tarro y usarlo para jabón líquido de manos o gel en la ducha.

Te recomendamos leer: Cómo lavarse las manos correctamente

¡Ya está!

Como has podido comprobar, aprovechar los trozos de jabón de manos no es difícil. Tan sólo tienes que seguir algunos pasos para conseguir una nueva pastilla o, como en el segundo caso, jabón líquido para lavarte las manos. Además, como has visto, también se puede aprovechar para hacer gel de ducha.

Por otra parte, debes tener en cuenta que cuanto más variados sean los trozos (en colores y aromas), más original será el resultado. En cualquier caso, seguro que has encontrado una buena razón para reciclar y no volver a tirar o acumular esos trozos de jabón de manos.

  • Francisco J. (2018). 5 accesorios indispensables que deben tener los baños. Retrieved April 29, 2019, from https://midecoracion.com/bano/accesorios-indispensables-banos/
  • Papa, Y. (2018). Aprendiendo a reciclar en familia. Retrieved April 29, 2019, from https://eresmama.com/aprendiendo-a-reciclar-en-familia/