Estrías en los senos: ¿A qué se deben? ¿Cómo atenuarlas?

Valeria Sabater 15 julio, 2015
La manteca de karité nos puede ayudar a hidratar y regenerar la piel, a la vez que cubre los surcos formados por las estrías en la zona del pecho

El problema de las estrías es algo muy común en la mujer. Pueden ser de color blanco, y en ocasiones llegan a adquirir una tonalidad morada o carmesí algo más antiestética.

Hay partes de nuestro cuerpo mucho más sensibles a la aparición de las estrías, como son, por ejemplo, la zona del abdomen, los glúteos, brazos y, por supuesto, los pechos.

Te invitamos a conocer en el siguiente artículo a qué se debe este problema, y qué podemos hacer para atenuar un poco su incidencia.

Causas de la aparición de las estrías en los pechos

pecho

A todas nos gusta tener una piel suave, tersa y sin imperfecciones. No obstante, nuestros cambios metabólicos causados por el aumento de peso, el pasar de la adolescencia a la madurez y, sin lugar a dudas, el embarazo, son siempre esos momentos tan críticos para que aparezcan las temidas estrías.

Así pues, es un problema que no tiene edad. Es interesante saber además que las estrías se forman a causa de la ruptura de varias fibras: el colágeno, la reticulina y la elastina que forman la piel.

Lo habitual es que primero tengan un color rojo pero, a medida que pasa el tiempo acaban adquiriendo un color más blanco. Ahora bien, hay casos en que esta “piel rota”, queda para siempre con un tono morado.

Algo muy molesto, sin duda, en la zona del pecho.

Lee también a qué se deben las estrías rojas y las estrías blancas

Veamos ahora qué factores suelen causar la aparición de las estrías.

Estrías en de la adolescencia a la madurez

  • Es muy habitual que las primeras estrías surjan ya en estas edades tan tempranas. El origen es siempre hormonal, cambios asociados al crecimiento y variaciones metabólicas.
  • Cabe señalar que durante el paso de la pubertad a la adolescencia, aparezcan las primeras estrías pero solo en la zona de los glúteos. 
  • Más adelante, de la adolescencia a la madurez, si la niña sufre cambios de peso, aparecerán ya en la zona de los pechos, así como en el abdomen.

El peso de la genética

  • Es casi inevitable. No solo nuestros rasgos físicos están determinados por factores genéticos, sino que además, también tendemos probabilidades de heredar las mismas enfermedades y los mismos problemas estéticos.
  • Las estrías aparecen sin previo aviso y sin dolor, aunque cabe decir que algunas personas indican que suele sentir cierta molestia, como una especie de “ardor o quemazón”.
  • Así pues, si tu madre, tía o abuela tiene estrías en la piel y a ti aún no te han aparecido, no dudes en tomar las pautas adecuadas que te señalaremos al final del artículo. La prevención puede ayudarnos bastante.

Estrías por distensión

  • Con la palabra distensión nos estamos refiriendo al cambio que hace la piel al tener que soportar más grasa y más peso. La piel “se rompe”, las fibras se separan y aparece la temida estría, en especial en esa zona tan sensible como son los pechos.
  • No obstante, es importante saber que las estrías no aparecen solo porque aumentemos de peso. De hecho, adelgazar es también un cambio metabólico y un modo de obligar a la piel a tener que sufrir ciertos cambios.

Estrías a causa del embarazo

  • Si hay un momento en nuestro ciclo vital en el que mayor riesgo tenemos de sufrir estrías, ya sea en las mamas o en la zona del abdomen, es sin duda en el embarazo.
  • Los dermatólogos nos recomiendan siempre en estos casos hidratar mucho la piel para que se tense sin llegar  a “romperse”.
  • El uso de cremas hidratantes y nutritivas en especial durante el segundo trimestre del embarazo es muy importante.

En ese momento se produce una “extensión” más pronunciada y cuando las fibras de nuestra piel tienen mayor riesgo de perder su elasticidad y romperse.

Lee también qué vitaminas se necesitan en el embarazo

Cómo suavizar y tratar la presencia de estrías en las mamas

Tratamiento para tu organismo

  • Bebe dos litros de agua al día.
  • Bebe un licuado de manzana y zanahoria por la mañana, es estupendo para regenerar la piel y favorecer la síntesis del colágeno.
  • Consume fresas frescas, dan firmeza a la piel e impiden que esta se rompa.
  • Consume levadura de cerveza, es muy adecuada para fortalecer la piel, las uñas y el cabello.
  • Prepárate ensaladas de apio y pepino, son vegetales muy hidratantes ricos en vitaminas y minerales adecuados para la piel.

Lee más sobre: Jugos naturales para tener una piel suave y radiante

Tratamiento para la piel de los pechos

  • Aplícate manteca de karité después de tus duchas y antes de acostarte. Es adecuada para regenerar las fibras de la piel y cubrir los surcos de las estrías en los pechos.
  • Los aceites esenciales también son muy útiles para tratar las estrías de las mamas. Los mejores son el aceite de esencial de rosa mosqueta, el aceite esencial de almendras, de geranio, de germen de trigo, de lavanda y de naranja.

Lo importante es ser muy constante en estos tratamientos e hidratar dos veces al día los senos, en especial por las noches.

Recuerda que siempre es mejor prevenir y, sobre todo, evita exponer los senos a la luz del sol si además tienes estrías. Esta zona es mucho más sensible y podemos tener problemas. ¡Cuídate!

Te puede gustar