Cómo beber café de manera más saludable - Mejor con Salud

Cómo beber café de manera más saludable

No debemos olvidar que tanto el café como el té intervienen en la absorción de hierro y calcio, por lo que su uso esta desaconsejado para aquellas personas con anemia u osteoporosis

Existen voces a favor y otras en contra en relación con el consumo del café, la bebida internacional por excelencia. Algunos indican que es malo para la salud y otros, que es más que benéfico. Todo dependerá de varios factores como, por ejemplo, la cantidad bebida al día, si es bajo en cafeína, si la persona usa el café para rendir más en el trabajo, etc. Conoce cómo beber café de manera más saludable en el siguiente artículo.

¿Qué saber sobre el café?

Seguro habrás leído mucho en relación a esta bebida oscura con un aroma tan característico y penetrante, que es capaz de reunir personas, permitir que pasemos horas en vela estudiando, o disfrutando de una película cuando hace mucho frío.

Lo que no debes olvidar es que el café contiene cafeína, un componente que estimula el sistema nervioso central, lo que reduce la fatiga y el cansancio. Esto puede parecer fabuloso para muchas personas que trabajan bajo presión o en empleos muy estresantes. Sin embargo, a medio plazo, los efectos no son para nada buenos.

El café aumenta la frecuencia cardíaca, irrita las mucosas del estómago, nos hace estar más despiertos o alerta, reduce el apetito y algunos estudios incluso indican que nos ayuda a estudiar mejor y recordar datos.

Cafe-en-el-desayuno

En términos generales, el consumo moderado de café (hasta cinco tazas a la semana), no produce efectos colaterales en el cuerpo. Los bebedores excesivos de café generan una tolerancia mayor a sus alcaloides, igual que ocurre con cualquier medicamento. Por este motivo, aquellos que suelen beber más de dos tazas al día no presentan efectos en el organismo como alguien que no está acostumbrado a esta infusión.

Si la persona, además de beber café, fuma, no hace ejercicio, consume mucha comida rápida y lleva una vida sedentaria, es más probable que tenga problemas o efectos colaterales, aunque no solo por la bebida, sino por la acumulación de factores de riesgo.

Vale la pena destacar también que aquellos pacientes con anemia o los que llevan una dieta vegetariana o vegana no deben consumir tanto café debido a que, al igual que el té, interviene en la absorción del hierro. Otros alimentos que producen el mismo efecto son el chocolate y los refrescos de cola. El café también puede disminuir la absorción de calcio, por lo que se desaconseja en persona con osteoporosis o con rotura de huesos o dientes.

Cafe

Cómo beber café de manera más saludable

¿Crees que eres adicto al café y que cada vez necesitas más cantidad para mantenerte despierto o con energías? ¿Consumes más de cuatro tazas al día, lo más negros y cargados posibles? ¿Cumples con cualquiera de los demás factores de riesgo detallados anteriormente? Entonces, presta atención a estos consejos y opciones de café más saludables.

  • Evita añadir leche, nata, crema o demasiada azúcar a tu café. En lugar de ello, opta por unas gotas de leche desnatada, estevia o azúcar mascabado. Así reducirás el aporte de calorías.
  • No reemplaces tu desayuno por muchas tazas de café para “engañar” al estómago. El combustible que necesitas para comenzar tu jornada está compuesto por frutas, cereales y lácteos.
  • Si estás bien hidratado (con agua, zumos naturales o infusiones de hierbas), te sentirás menos cansado y estresado y, por lo tanto, sentirás menos ganas de beber café a cada rato.

Beber cafe

  • También es preciso dormir lo suficiente para dejar de bebe café en cantidad. Si últimamente estás muy nervioso, irritable, de mal humor y con insomnio, quizás esta infusión te esté perjudicando.
  • Reemplaza el café por tisanas naturales o café descafeinado, que te reportarán más beneficios como, por ejemplo, tranquilidad y relajación.
  • En caso de hipertensión, trastornos cardiovasculares, problemas renales, embarazo, anemia u obesidad, se aconseja evitar el consumo de café o reducirlo al máximo.
  • No beber café junto a medicamentos antidepresivos o cigarrillos, ya que esto puede causar fuertes dolores de cabeza, presión arterial elevada y migrañas.
  • Opta por el café orgánico. Quizás sea más costoso que el que consigues en el mercado, y tendrás que ir a una feria o tienda específica, pero la diferencia con el café industrial es asombrosa. El hecho de que no esté tratado con pesticidas y herbicida será beneficioso para tu salud. Por si esto fuera poco, tiene un grano más grande que rinde más y estarás ayudando al planeta.

Cafe - Halitosis

  • Escoge granos que sean tostados y oscuros. Estos producen más cantidad de antioxidantes en comparación con el tostado regular. Son un poco más fuertes que los tradicionales, pero usarás menos cantidad.
  • Consigue un electrodoméstico correcto para hacer el café. De esta manera, sacarás todo el provecho a los granos que hayas comprado, ahorrarás dinero y evitarás el desperdicio. Utiliza en todo caso agua purificada o destilada, libre de químicos. También puedes conseguir una moledora de granos de café y hacerlo tú mismo.
  • Elige el café verde. Se ha puesto de moda desde hace algún tiempo debido a que, según indican, tiene propiedades para adelgazar. Pero más allá de ello, este tipo de café no es una especie diferente, sino que se trata de los mismos granos, que no han sido aún tostados y que respetan su color verde original. Permiten eliminar grasas, reducir la cantidad de radicales libres en el cuerpo y reducir la celulitis. Además, aportan saciedad, ayudan a controlar los niveles de diabetes del tipo II y ofrecen más energía “natural”.