Cómo beber café de manera más saludable

Yamila Papa Pintor·
10 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
07 Enero, 2019
No debemos olvidar que tanto el café como el té intervienen en la absorción de hierro y calcio, por lo que su uso esta desaconsejado para aquellas personas con anemia u osteoporosis

Beber café en sí no es una acción que pueda calificarse como “buena” o “mala”, pues todo depende de una serie de factores, como la cantidad, la calidad del café, el momento en el que se consume y el estilo de vida en general.

Teniendo esto en cuenta, veamos a continuación cómo consumir café de una manera más saludable.

¿Qué saber sobre el café?

Café
Que el café sea una causa de deshidratación aún se sigue debatiendo. Sin embargo, la recomendación general es no exceder su consumo.

Seguro habrás leído mucho en relación a esta bebida oscura con un aroma tan característico y penetrante.

El café es capaz de reunir personas, permitir que pasemos horas en vela estudiando, o disfrutando de una película cuando hace mucho frío. Lo que no debes olvidar es que el café contiene cafeína, un componente que estimula el sistema nervioso central. Por lo tanto, reduce la fatiga y el cansancio.

Esto puede parecer fabuloso para muchas personas que trabajan bajo presión o en empleos muy estresantes. Sin embargo, a mediano plazo, los efectos no son favorables, cuando se consume en grandes cantidades dentro de un estilo de vida poco saludable.

  • Deshidrata.
  • Reduce el apetito.
  • Irrita las mucosas del estómago.
  • El café aumenta la frecuencia cardíaca.
  • Nos hace estar más despiertos o alertas de forma momentánea, pero no nos quita el cansancio como tal.
  • Hay quienes indican que nos ayuda a estudiar mejor y recordar datos.

Otros datos importantes

En términos generales, el consumo moderado de café (cinco tazas a la semana), no produce efectos colaterales en el cuerpo. No obstante, los bebedores excesivos de café crean una tolerancia mayor a sus alcaloides, igual que ocurre con cualquier medicamento.

Por este motivo, aquellos que suelen beber más de dos tazas al día no presentan efectos en el organismo como alguien que no está acostumbrado a esta infusión.

Es más probable que se tengan problemas o efectos colaterales si la persona, además de beber café:

No será solo por el consumo de la bebida, sino por la acumulación de factores de riesgo.

Vale la pena destacar también que aquellos pacientes con anemia o los que llevan una dieta vegetariana o vegana no deben consumir tanto café debido a que, al igual que el té, interviene en la absorción del hierro.

  • Otros alimentos que producen el mismo efecto son el chocolate y los refrescos de cola.
  • El café también puede disminuir la absorción de calcio. Por lo tanto, se desaconseja en persona con osteoporosis o con rotura de huesos o dientes.

Te puede interesar: 6 consejos para reducir el consumo de café

¿Cómo beber café de manera más saludable?

¿Crees que eres adicto al café y que cada vez necesitas más cantidad para mantenerte despierto o con energías? ¿Consumes más de cuatro tazas al día, lo más negros y cargados posibles? ¿Cumples con cualquiera de los demás factores de riesgo detallados anteriormente? Entonces, presta atención a estos consejos y opciones de café más saludables.

  • Evita añadir leche, nata, crema o demasiada azúcar a tu café. En lugar de ello, opta por unas gotas de leche desnatada, estevia o azúcar mascabado. Así reducirás el aporte de calorías.
  • No reemplaces tu desayuno por muchas tazas de café para “engañar” al estómago. El combustible que necesitas para comenzar tu jornada está compuesto por frutas, cereales y lácteos.
  • Si estás bien hidratado (con agua, zumos naturales o infusiones de hierbas), te sentirás menos cansado y estresado y, por lo tanto, sentirás menos ganas de beber café a cada rato.
  • También es preciso que duermas lo suficiente a diario para que descanses bien y puedas evitar el consumo excesivo de café.
  • Si últimamente estás muy nervioso, irritable, de mal humor y con insomnio, quizás esta bebida te esté perjudicando. Reemplázalo por tisanas naturales o café descafeinado, que te reportarán más beneficios como, por ejemplo, tranquilidad y relajación.
  • En caso de que sufras de hipertensión, trastornos cardiovasculares, problemas renales, embarazo, anemia u obesidad, evita el consumo de café o reducirlo al máximo.
  • No bebas café junto a medicamentos antidepresivos o cigarrillos, ya que esto puede causar fuertes dolores de cabeza, presión arterial elevada y migrañas.
¿Qué dice la ciencia sobre la cafeína?

Ver también: ¿Cuánto café debemos tomas para mantenernos despiertos?

Últimos consejos

Escoge granos que sean tostados y oscuros. Estos producen más cantidad de antioxidantes en comparación con el tostado regular. Son un poco más fuertes que los tradicionales, pero usarás menos cantidad.

Consigue una cafetera adecuada para prepararlo, y preferiblemente, evita las eléctricas, ya que no tienen el mismo resultado que una tradicional. De esta manera, sacarás todo el provecho a los granos y evitarás el desperdicio de producto. También puedes conseguir una moledora de granos de café y hacer todo tú mismo desde cero para que tenga tanto un sabor como un aroma bien intenso.

La cafetera italiana es una de las preferidas por los amantes del café y en cuanto al producto como tal, suelen preferir las variedades que provienen de Colombia.

  • Peralta, E. C. (2008). Analisis de los Alimentos Cafeina. PhD Proposal. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Oliveira Guerra, R., Coelho Bernardo, G., & Villaverde Gutierrez, C. (1999). Cafeina y deporte. Archivos de Medicina Del Deporte. https://doi.org/https://dx.doi.org/10.1007/s11906-017-0780-8
  • R., B. A. D., & Rozo, M. (2004). Efectos Del Café Con Cafeína En La Ejecución Cognoscitiva De Estudiantes Universitarios. Cafeina y Cognicion.
  • Lozano, R. P., García, Y. A., Tafalla, D. B., & Farré Albaladejo, M. (2007). Cafeína: Un nutriente, un fármaco, o una droga de abuso. Adicciones. https://doi.org/10.20882/adicciones.303