Cómo blanquear los dientes con aceite de coco, cúrcuma y arcilla

Tanto el aceite de coco como la cúrcuma son potentes antimicrobianos que nos pueden ayudar a librarnos de la placa bacteriana que va oscureciendo progresivamente los dientes, haciéndolos más propensos a sufrir caries y gingivitis

Con estos tres ingredientes naturales podemos conseguir resultados sorprendentes en el aspecto de nuestros dientes. La mezcla funciona como un dentífrico 100% natural que nos permite blanquear los dientes, eliminar el sarro y mejorar el aliento.

En este artículo te explicamos cómo puedes preparar este dentífrico casero con aceite de coco, cúrcuma y arcilla blanca para complementar la limpieza dental rutinaria.

Pero… ¿Por qué se amarillean los dientes?

Las causas más habituales de la descoloración dental son:

  • Alimentación poco equilibrada, rica en azúcares, harinas refinadas y otros carbohidratos fermentables
  • Trastornos digestivos
  • Tabaco
  • Alcohol
  • Café y té negro
  • Mala higiene dental

La mejor manera de evitar que los dientes se amarilleen es prevenir. Y para eso lo ideal es mantener hábitos de vida saludables y una higiene dental óptima. La mezcla de aceite de coco, arcilla y cúrcuma puede ayudarte en la tarea.

Tres ingredientes medicinales para blanquear los dientes

El aceite de coco y la arcilla son dos ingredientes comunes en los dentífricos ecológicos; la cúrcuma es un antiséptico y antiinflamatorio natural que se emplea en el tratamiento de numerosas enfermedades.

Los tres ingredientes se pueden encontrar en herbolarios y tiendas de productos naturales.

El aceite de coco

Las bacterias que no se eliminan correctamente van oscureciendo nuestros dientes y los predisponen a sufrir infecciones como la caries o la gingivitis. El aceite de coco, un potente antimicrobiano, es eficaz para combatir la fina película de bacterias que se acumula en la superficie de los dientes y la amarillea.

Aceite de coco para blanquear los dientes

La arcilla

La arcilla tiene la capacidad de absorber sustancias tóxicas a la vez que aporta minerales beneficiosos para la salud.

En la boca actúa ayudándonos a eliminar los restos de comida, partículas y microorganismos que se acumulan entre los dientes y se mineralizan formando sarro.

Es fundamental destacar que no podemos usar cualquier arcilla en la boca. Algunas pueden contener metales pesados y otras sustancias demasiado agresivas para la mucosa bucal. Elegiremos siempre arcilla blanca especial para uso oral. Es decir, que pueda ser ingerida. Además, debe tener una textura de polvo muy fino para no rallar el esmalte.

La cúrcuma

A pesar de que la cúrcuma es un conocido colorante gastronómico, su uso dental tiene el efecto contrario: puede blanquear los dientes progresivamente. Es un antimicrobiano eficaz, capaz de combatir la placa bacteriana que puede desgastar y amarillear el esmalte.

Además, la cúrcuma es antiinflamatoria. Las personas que sufren de sarro suelen además padecer gingivitis, una inflamación progresiva de las encías que puede hacer que sangren al cepillarse los dientes.

Cñurcuma

¿Cómo lo preparamos?

  1. Mezclamos la arcilla y la cúrcuma y le añadimos el aceite de coco hasta que consigamos una textura de gel fácil de aplicar.
  2. Preparamos la cantidad que deseemos, pero recomendamos no elaborar demasiada de golpe ya que el aceite de coco se puede enranciar con el calor.

Lo ideal es conservar este remedio durante un máximo de 15 días.

¿Cómo lo aplicamos?

Aplicaremos la mezcla como lo haríamos con nuestro dentífrico habitual, pero teniendo en cuenta que la cúrcuma es un colorante muy potente que puede manchar la ropa e incluso la cerámica del baño.

Para blanquar los dientes, nos cepillaremos bien y nos enjuagaremos la boca con este producto entre una y dos veces al día. Podemos alternarlo con nuestro dentífrico habitual.

Una buena higiene

Chica cepillándose los dientes

Además de usar este remedio natural para tratar la placa dental, es fundamental usar un cepillo de dientes adecuado y en buen estado. También es conveniente cambiarlo cada tres meses cómo mínimo.

El cepillado debe durar, al menos, dos minutos y debemos realizarlo en todas las direcciones y sin olvidarnos de la parte más interna.

Imágenes por cortesía de mealmakeovermoms y Anant Nath Sharma.