Cómo broncearse de forma natural, desde casa y sin necesidad de sol

A diferencia de lo que ocurre con otros bronceadores, la aplicación de henna es mucho más cómoda y sencilla y conseguimos un acabado uniforme. También podemos utilizarla para el pelo

En este blog hemos tratado en varios artículos cómo conseguir de manera saludable una piel bronceada.

Como sé que para nosotras nuestra piel es una pieza clave para mantenernos guapas, os he traído de nuevo una idea que os encantará.

¿Es posible broncearse sin estar expuesta al sol?

A parte de la manera clásica, de conseguir una piel oscurecida a través de la acción del sol sobre nuestra piel, también existen muchas alternativas, las cuales se pueden poner en práctica de manera casera, o a través de un centro especializado dermoestético.

Entre las muchas técnicas modernas para oscurecer temporalmente nuestra piel mediante pigmentos artificiales, existe una muy sencilla y totalmente natural, que os proponemos a continuación.

Henna, un pigmento muy especial y completamente natural

Para conseguir oscurecer nuestra piel, usaremos la henna. Ésta planta se ha popularizado debido a la potencia de su pigmentación, podéis encontrarla fácilmente en cualquier herbolario.

El proceso es muy simple. Deberéis de diluir una cucharada de henna en vuestra bañera y permanecer dentro varios minutos. Vuestro cuerpo absorberá el pigmento de esta planta natural, dotándose de una tonalidad oscura durante varios días.

Vuestro cuerpo conservará el color dorado durante varios días, y no lo perderá aunque os duchéis, pues es resistente al agua. Dependiendo de la duración e intensidad que queráis dotar a vuestro cuerpo, deberéis de permanecer en la bañera con henna más o menos tiempo.

Si no contáis en vuestra casa con una bañera, podéis llevar a cabo un proceso diferente con este mismo pigmento.

Para ello deberéis seguir el proceso descrito en el siguiente video:

Fotografía cortesía de Daniela Estefanía

Categorías: Belleza y cuidado personal Etiquetas:
Te puede gustar