¿Cómo broncearse?

Camila · 13 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 25 noviembre, 2018
Para evitar cefaleas es muy importante que nos hidratemos mientras nos bronceamos. Asimismo, si seguimos algún tipo de tratamiento, debemos consultar al médico, ya que podríamos tener más sensibilidad al sol

En algunos países ya está por comenzar la temporada de calor, y muchas ansían el momento de guardar en el fondo del guardarropas las chaquetas y bufandas, para dar paso a los vestidos livianos y a los bikinis. Para muchas, es el momento ideal para abandonar ese tono pálido característico de un zombi o de una temporada invernal, por un tostado hawaiiano que tan bien nos sienta a todas. ¡Aquí os mostramos unas recomendaciones a tener en cuenta de cómo broncearse!

broncearse para la playa

Sin embargo, tener una piel bronceada sin terminar achicharrada no es tan sencillo. No solo a nivel estético: tomar sol desmedidamente te pondrá roja como un camarón, sino que también el sol en grandes cantidades puede afectar tu piel, hasta el punto de producirte quemaduras y cáncer.

Si crees que eso nunca te va a pasar, recuerda este gran consejo de abuela: todos creemos que nunca nos va a pasar, hasta que nos pasa.

Consejos para saber cómo broncearse con cuidado

1) Si quieres un bronceado perfecto, no creas que exponerte horas y horas bajo el sol es la mejor idea. Te vas a poner roja como un tomate, te va a arder, y lo que es peor, te vas a pelar. Si quieres evitar todo este proceso digno de una serpiente que está mudando de piel, lo mejor es tomar sol durante periodos cortos, todos los días. Media hora todos los días está bien.

2) Según expone la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en su decálogo para tomar el sol de forma segura, es fundamental estar constantemente hidratada mientras tomas sol.

hidratarse

3) No hay estudio que lo demuestren pero, antes de tomar sol, asegúrate de no tener restos de maquillaje que tapen tus poros y generen sebo indeseado. Luego de tomar sol, lava tu cara con abundante agua y jabón neutro para eliminar los excesos de transpiración y evitar tener la piel brillante.

4) Según la jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Pediátrico de Centro Habana, doctora Pilar Acuña Aguilarte, miembro del Grupo Nacional de Puericultura del Ministerio de Salud Pública, es muy importante proteger los ojos mediante el empleo de gafas de sol que cubran adecuadamente sus laterales.

5) Evita las horas del mediodía hasta las 4 de la tarde para broncearse,tal y como nos recomienda la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en su decálogo para tomar el sol de forma segura.

Te recomendamos leer: After sun o crema hidratante: ¿qué es mejor utilizar después de tomar el sol?

6) Protege tu piel con una crema solar adecuada, tal y como nos recomiendan en este estudio publicado en la revista Más Dermatología. El Factor de Protección Solar (FPS) dependerá mucho de cada persona y situación concreta.

crema solar

7) Para que tu cabello se mantenga en óptimas condiciones: extrema los cuidados, y protégelos con serúms especiales y cremas para peinas.

8) Según un estudio publicado por la revista Medisan, «después de una jornada de sol es muy importante ducharse con agua tibia para cerrar los poros sin que el cambio de temperatura sea muy brusco, luego secarse bien. Para prolongar el bronceado después de la exposición al sol debe aplicarse una crema que contenga elementos calmantes, antiinflamatorios, hidratantes, suavizantes y regeneradores del epitelio que no tiene una crema hidratante normal».

Te recomendamos leer: Cuánto dura la protección de la crema solar

9) En algunos países todavía no está definido si las camas solares son nocivas para la salud. Si buscas un bronceado artificial mediante este método: asesórate sobre tu tipo de piel y cuánto tiempo puede exponerse a estos rayos. Nunca tomes sol y luego vayas a una cama solar, ni te sometas a este tratamiento con menos de 48 % de diferencia entre una exposición y otra. Si estás embarazada, ni se te ocurra este método.

10) Si estás tomando algún medicamento y quieres tomar sol, lo mejor es antes consultar a tu médico para ver si no hay ningún inconveniente en hacerlo.

consultar medico

11) Si no quieres volverte una pasa de uva, ni pienses en usar ningún tipo de aceite, aunque asegure que tiene algún tipo de factor solar. Te quemarás como una patata frita. Algunas van más allá, y para broncearse usan aceite de cocina. De más está decir que quienes hacen eso son algún tipo de kamikazes: ¡No lo hagan nunca! Es sumamente peligroso.