Cómo calmar los cólicos menstruales

Los cólicos menstruales aparecen cuando nuestras hormonas están descompensadas. Para evitarlos debemos mejorar nuestra alimentación y nuestros hábitos. Incluye ejercicio en tu rutina diaria y procura dormir adecuadamente

Si nunca has sufrido de dolores menstruales, tienes verdadera suerte. Algunos de mis recuerdos más vívidos se relacionan con el dolor de cólicos menstruales. Por ello, a continuación te hablaré de los remedios que me han ayudado para calmarlos fácilmente. Sólo recuerda hablar con tu ginecólogo si éstos son muy regulares y dolorosos. A veces pueden ser el síntoma de un problema más serio.

Sobre el síndrome premenstrual y cólicos menstruales

Se refiere a una amplia gama de síntomas que comienzan durante la segunda mitad del ciclo. Entre ellos se incluyen:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Calambres.
  • Irritabilidad.
  • Hinchazón abdominal.
  • Sensibilidad en los senos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Antojos de comida.
  • Aumento de peso.
  • Depresión.
  • Fatiga.

Estos síntomas ocurren generalmente antes de que comience la menstruación y desaparecen gradualmente. En cambio, los cólicos menstruales se pueden presentar durante todo el período.

Dolor-de-cabeza-cólicos-menstruales

Aunque son muchos los factores que pueden influir, las hormonas son de gran importancia para definir si tendrás más o menos cólicos menstruales. Los cambios en los estrógenos y laprogesterona (las hormonas producidas por los ovarios) controlan el ciclo de la mujer. Incluso hay teorías que afirman que estas hormonas pueden interactuar con ciertos químicos del cerebro para crear otros síntomas.

Ten en cuenta que si estas hormonas están equilibradas es posible no tener molestias o que éstas sean mínimas. El problema ocurre cuando no están bien ajustadas. Esto puede deberse a la dieta, el ejercicio y tus hábitos generales. Los siguientes métodos pueden ser de gran ayuda si cada mes debes tolerar cólicos menstruales muy dolorosos o molestos.

Evita grasas poli-insaturadas en grandes cantidades

El cuerpo necesita grasas para reconstruir las células y producir hormonas, pero solo puede usar aquello que le das. Al consumir una alta concentración de grasas poli-insaturadas obligas al cuerpo a usarlas. El problema es que las grasas poli-insaturadas son inestables y se oxidan fácilmente. Estas grasas oxidadas provocan inflamación y mutación en las células.

cólicos menstruales

Además, cuando se incorporan a las células en el tejido reproductivo, pueden provocar endometriosis. Esta es una de las principales causas de los cólicos menstruales.

Las grasas que debes evitar son algunas vegetales, como el aceite de canola o de soja, así como también la margarina. Sin embargo, sí puedes consumir las siguientes grasas recomendadas:

  • Aceite de cacahuete.
  • Mantequilla.
  • Aceite de oliva.
  • Pescado rico en Omega-3.

Evita los alimentos que inflaman

Existen alimentos, como algunos cereales y aceites, que pueden inflamar el cuerpo y pueden aumentar los problemas hormonales. La forma en que estos productos te afectan depende de tu cuerpo. Sin embargo, se ha comprobado que quienes llevan una dieta libre de granos sufren menos cólicos menstruales.

Lo mejor es consumir:

  • Caldos caseros con vegetales.
  • Sopas.
  • Carnes.
  • Grasas saludables.

Finalmente, podrían serte de gran utilidad los suplementos de vitamina B1 o Magnesio, ya que pueden reducir los cólicos, la inflamación y otros síntomas del síndrome premenstrual. De hecho, puedes incluir en tu alimentación algunos alimentos ricos en estas vitaminas, por ejemplo:

Alimentos ricos en vitamina B1:

  • Frutos secos como pistachos, avellanas y cacahuetes.
  • Alubias blancas y garbanzos.
  • Altramuces.
  • Copos de avena.

Alimentos ricos en Magnesio:

  • Espinacas.
  • Almendras.
  • Quinoa.
  • Tofu.
  • Aguacate.
  • Chocolate negro.
  • Alubias negras.
  • Trigo integral.

Duerme lo necesario

Cómo-saber-si-necesito-dormir-más

Dormir es vital para equilibrar tus hormonas. Te ayudará a alargar tu vida, llegar a tu peso ideal y disminuir los cólicos menstruales. Si tienes problemas para dormir prueba a cenar ligero, tomar media hora para meditar, hacer alguna actividad que te relaje o tomar una infusión tibia.

Incluye el ejercicio en tu vida

Si padeces un desequilibrio hormonal, la actividad física ligera puede ser de gran ayuda. Los mejores ejercicios son caminar y nadar para los días en que tienes tu período menstrual. Sin embargo, los ejercicios extenuantes podrían agravar el problema. Además, el ejercicio nivela otros aspectos como la glucosa en sangre, la cual también puede agravar los cólicos menstruales.

Toma una infusión

Un té o infusión puede ser suficiente para calmar los cólicos menstruales. Puedes elegir aquel que más te guste y acompañarlo con un poco de miel. Entre las opciones más consumidas está el té, que ofrece multitud de variedades para calmar estos dolores. Entre los más eficientes están el de jengibre, el de anís y el té verde.

Sin embargo, existen otras variedades de tés muy efectivos también, como por ejemplo el de lavanda, de albahaca, de artemisa o incluso el té de caléndula. Al igual que la ingesta de bebidas calientes pueden ayudarte, es importante saber que aplicar calor en la parte baja del vientre nos puede calmar el dolor. Puede ser un baño caliente o una almohadilla térmica, pero probablemente te alivie durante un rato.

Toma ibuprofeno

Muchos doctores suelen recomendar tomar una dosis de ibuprofeno el día previo al inicio del período menstrual. Este medicamento puede ayudar a aliviar el estrés de la zona pélvica y permitir pasar esos días con menos molestias. Si tu problema es la excesiva tensión en la zona, esto te evitará los cólicos durante todo el período.

A pesar de haber seguido estas recomendaciones, si las molestias continúan, te recomiendo acudas a tu médico habitual. Recuerda que los cólicos menstruales pueden estar alertándonos de un problema más serio. Debes estar atenta a cualquier cambio que se dé, sobre todo si se produce un aumento de molestias.

  • Ozgoli G, et al. (2009). Comparison of effects of ginger, mefenamic acid, and ibuprofen on pain in women with primary dysmenorrhea. DOI: 10.1089/acm.2008.0311
  • igi SN, et al. (2012). Comparing the analgesic effect of heat patch containing iron chip and ibuprofen for primary dysmenorrhea: A randomized controlled trial. DOI: 10.1186/1472-6874-12-25
  • Period pain: Overview. (2016). ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0072508
  • O’Keefe JH, et al. (2008). Dietary strategies for improving post-prandial glucose, lipids, inflammation and cardiovascular health [Abstract]. DOI: doi.org/10.1016/j.jacc.2007.10.016
  • Yamamoto, K., Okazaki, A., Sakamoto, Y., & Funatsu, M. (2009). The Relationship between Premenstrual Symptoms, Menstrual Pain, Irregular Menstrual Cycles, and Psychosocial Stress among Japanese College Students. Journal of PHYSIOLOGICAL ANTHROPOLOGY, 28(3), 129–136. https://doi.org/10.2114/jpa2.28.129