Cómo calmar los nervios de manera natural

Yamila Papa 12 enero, 2016
Aunque no lo creas, el ejercicio físico te ayuda a ordenar tus pensamientos y evita el estrés, a la vez que favorece la producción de endorfinas

El nerviosismo es uno de los problemas más habituales de la sociedad actual. Nos ponemos nerviosos cuando tenemos que llegar a tiempo al trabajo, cuando nos observa nuestro jefe o cuando estamos organizando nuestra boda.

Podría decirse que, en esos casos, es incluso “normal” sentirse de esa manera. El problema reside cuando los nervios son la regla y no la excepción. En este artículo te contamos de qué manera calmarlos de forma natural.

Nervios e intranquilidad: ¿a qué se deben?

Una persona que no está en paz no puede disfrutar de la vida y de lo que le sucede. Poder estar tranquilos es algo a lo que muchos aspiran pero no pueden lograr. Sobre todo en la actualidad, que parece que la prisa y los estímulos están a la orden del día.

Es tan normal vivir nerviosos que no estarlo es extraño y no lo experimentamos tan a menudo. Muchas son las razones que generan esta sensación. Las más frecuentes son:

Lee también: Tips para relajarnos en momentos de estrés y nerviosismo

Dieta desequilibrada

Dieta desequilibrada

Si se come mal el sistema nervioso estará descompensado y, por ende, será más fácil que ocasione problemas y cambios de ánimo. La dieta descuidada causa una gran cantidad de debilidades, no solo a nivel físico, sino también emocional y mental.

El alto consumo de bebidas, como refrescos o alcohol, así como también productos demasiado azucarados o fritos provoca degeneraciones en el sistema nervioso.

Falta de confianza

En el plano de los sentimientos podemos indicar que la inseguridad personal o la cantidad de problemas y presiones nos pueden poner más nerviosos. Por su parte, el no saber lo que nos sucede también puede ser la base del mal humor, los nervios o el estrés.

Vida sedentaria

Provoca muchos problemas físicos como, por ejemplo, mala oxigenación y nutrición del cerebro. Esto influye de manera perjudicial en el organismo.

A su vez, no hacer ejercicio físico evita que se liberen tensiones y toxinas, por lo cual, estar siempre sentado o tumbado no ayuda a mejorar el nerviosismo, sino todo lo contrario.

Insomnio y mala respiración

Insomnio y mala respiración

No dormir correctamente puede afectar bastante la manera en que vemos el mundo y cómo nos tomamos lo que nos rodea.

Si tenemos insomnio o no descansamos bien durante la noche es más factible que al otro día tengamos mal humor, estemos nerviosos o irritables.

Por su parte, la respiración entrecortada y no profunda es contraproducente para nuestro estado de tranquilidad y puede provocar ansiedad, desesperación y otros síntomas negativos.

En cambio, si es pausada, te servirá para concentrarte y tranquilizarte.

¿Cómo calmar los nervios de forma natural?

Con estos consejos, que puedes llevar a cabo en casa, te resultará más sencillo estar calmado y evitar todos los problemas relacionados con el nerviosismo:

Practicar ejercicio con regularidad

ejercicios para reducir cintura y cadera 2

Si no puedes todos los días puede ser entre 2 y 3 veces a la semana. No obstante, es mejor si, al menos, haces 30 minutos de actividad física diaria. Puede ser andar en bicicleta, salir a caminar o sacar a pasear a tu perro.

La práctica de ejercicio tiene muchos beneficios, porque regula el estrés y evita que te pongas nervioso por cualquier cosa.

Si has tenido una jornada complicada en el trabajo sería bueno que cumplieses con una buena rutina de entrenamiento. Llegarás a casa cansado y liberado en todos los sentidos.

Contar hasta 100

Si crees que eso te llevará mucho tiempo… ¡Mejor aún! Eso es lo que necesitas para calmarte y dejar los nervios de lado. Cuando una situación específica te ponga tenso, empieza a contar del 1 hasta llegar al 100.

Verás que al terminar te sentirás mucho más relajado y preparado para esa actividad en particular.

A su vez, te servirá visualizar que todo saldrá bien y que no habrá problemas. Piensa de qué manera las cosas saldrán como esperas y ten confianza de tus capacidades.

Respirar conscientemente

Respirar conscientemente

Los ejercicios de respiración son técnicas simples y muy fáciles de llevar a cabo en cualquier momento… ¡Incluso en la oficina o en el metro! Las respiraciones se deben cumplir durante un tiempo determinado, según el umbral de nerviosismo que se esté atravesando.

El más básico de los métodos consiste en inspirar mientras cuentas hasta 8. Luego contén el aire contando hasta 4 y suéltalo nuevamente diciendo los números del 1 al 8. Este proceso lo puedes repetir las veces que sean necesarias hasta que notes la diferencia.

Darse un baño caliente

Llegar a casa tras un día realmente agobiante en el trabajo es sinónimo de nervios, peleas con la pareja o no poder dormir en toda la noche. Para que esto no suceda puedes disfrutar de un maravilloso baño caliente con sales o espuma.

Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda o un puñado de flores secas de la planta.

En el caso de que no puedas esperar a estar en tu hogar, puedes hacer masajes en las sienes de manera circular con un aceite esencial (además del de lavanda pueden ser de menta o de eucalipto, que reducen el estrés y promueven la tranquilidad).

Visita este artículo: ¿Cuál es la mejor postura para dormir?

Reducir la ingesta de alcohol y cafeína

Reducir la ingesta de alcohol y cafeína

Cuando estamos nerviosos casi siempre nos encontramos “contrarreloj” con las obligaciones. Por ello es común que queramos acelerar los procesos bebiendo una y otra taza de café.

En el caso de las bebidas alcohólicas las consumimos como una manera de escapar de los problemas o para, supuestamente, pasarlo de maravillas después de un día horrible.

Sin embargo, tanto la cafeína como el alcohol aumentan los síntomas de ansiedad, mal humor y nerviosismo. Es preciso entonces hacer lo posible para eliminarlas de la dieta.

En vez de café opta por el té verde y, en lugar del alcohol, por zumos naturales. A su vez, se puede beber té de valeriana, de tila o de melisa.

 

Te puede gustar