¿Cómo calmar un intestino irritado?

Gracias a su versatilidad, podemos incluir la mayoría de estos remedios naturales en nuestras recetas o en nuestra rutina diaria para favorecer el funcionamiento digestivo y evitar inflamaciones

Las personas que sufren a menudo episodios de estreñimiento o diarrea, o bien los dos alternados, conocen la sensación de irritación intestinal que sigue a estos molestos síntomas y lo difícil que es reequilibrar la flora intestinal y que funcione de nuevo de manera correcta.

En este artículo te damos algunos alimentos que, por su composición y propiedades, te van a ayudar a calmar la irritación y a regular la función intestinal.

Un intestino irritado

El intestino sufre las consecuencias de múltiples factores:

  • Un sistema nervioso alterado, por ejemplo, en etapas de estrés o ansiedad.
  • Intolerancias y alergias a ciertos alimentos.
  • Malos hábitos alimentarios, como comer rápido y sin masticar.
  • Alimentación refinada y pobre en fibra.
  • Parásitos intestinales.
  • Uso continuado de medicamentos.

La flora bacteriana presente en el intestino es muy delicada y estos factores pueden terminar por destruirla.

Para reequilibrarla podemos tomar un suplemento de flora y elegir o combinar los siguientes alimentos.

Ver también: ¿Quieres mejorar tu salud? Empieza por tus intestinos

Un intestino irritado

Plantago psyllium

La semilla de psilio o zaragatona es un remedio natural excelente para regular la función intestinal, ya que suaviza e hidrata todo el tracto digestivo, mejorando así tanto estados de diarrea como de estreñimiento. Es ideal cuando sufrimos hemorroides o fisuras.

Se toma mezclado con agua y separado de las comidas. En pocos segundos crea una textura gelatinosa.

Agar agar

El agar agar es un alga con propiedades beneficiosas para la salud que, de un modo similar al psilio, también regula la función del intestino. En este caso tenemos la ventaja de que también es un alimento que nos permite elaborar múltiples recetas, originales y saludables, como alternativa vegetal a la gelatina convencional.

Tanto si lo compramos en tiras o en polvo, debemos mezclarlo con el líquido que queramos cuajar (zumo, leche, bebida vegetal, etc.) y permitir que hierva durante un minuto, sin dejar de darle vueltas para que no se hagan grumos.

Lo pondremos en un recipiente grande o varios individuales y, cuando estén tibios, los conservaremos en la nevera hasta que los consumamos.

Cuando más agar agar añadamos a la receta, más dura será la gelatina. Aproximadamente, por un litro de líquido necesitaremos unos 10 gramos para una gelatina de postre.

Agar agar

Kuzu

El kuzu o kuzdu es un almidón que se extrae de la raíz de una planta conocida como Pueraria lobata y que se usa en algunas culturas asiáticas desde la antigüedad para curar muchas afecciones.

El kuzu, por su contenido en isoflavonas, es beneficioso en casos de estreñimiento y diarrea, ya que regenera la flora intestinal. Además, es útil para el intestino irritado porque también tiene efectos antimicrobianos y antiinflamatorios.

Se puede tomar de varias maneras, aunque las más habitual consiste en hervirlo a fuego lento, sin dejar de remover, hasta que la textura se vuelva espesa y el color pase de blanco a transparente.

No debemos usar utensilios metálicos.

Llantén

El llantén, Plantago major, es una planta medicinal milenaria poco conocida y, sin embargo, muy útil para calmar y desinflamar el tracto digestivo. Se recomienda en especial para quienes sufren diarreas, intestino irritable, gastritis, hemorroides o úlceras.

La manera más común de tomar el llantén es en infusión, y podemos beber hasta tres tacitas al día durante, al menos, tres semanas.

También se toma para aliviar las patologías de la garganta.

Te recomendamos leer: Maravillosas propiedades curativas del llantén

Llantén

Avena

La avena es uno de los cereales más saludables que tenemos y una solución económica y sencilla para alimentarnos de manera nutritiva y equilibrada. De este modo, la avena se convierte casi en un suplemento y nos permite comer un cereal muy digestivo.

La avena contiene dos tipos de fibra. Por un lado, los mucílagos, unos nutrientes que lubrifican y suavizan el tracto digestivo. Por otro lado, la fibra del salvado, con un suave efecto laxante.

Con estos valores, la avena regula el tránsito intestinal, sea cual sea nuestra patología.

Otra gran ventaja de este cereal es que lo podemos consumir de múltiples maneras:

  • Con el desayuno. Mejor si la cocemos con un poco de bebida de avena. La podemos combinar con frutas, frutos secos y semillas.
  • En cremas de verduras y sopas, como espesante.
  • En batidos.
  • Como leche de avena.
  • En copos o molida, para bizcochos y galletas.

Podemos encontrar estos alimentos en herbolarios, dietéticas y supermercados.

Te puede gustar