Cómo cambiar la dieta para controlar la diabetes tipo 2 naturalmente

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 1 diciembre, 2018
Para controlar la diabetes tipo 2 es importante vigilar nuestra dieta. Asimismo, debemos llevar un control con un especialista para que nos asesore sobre los alimentos más adecuados en nuestro caso.

En nuestra sociedad, una de las enfermedades más comunes es la diabetes. Existen dos formas de esta enfermedad. La tipo 1 debe controlarse necesariamente con el suministro de insulina. Por otro lado, la diabetes tipo 2 se puede controlar con la alimentación adecuada.

Hoy hemos decidido traerte los detalles de cómo utilizar tu dieta para controlar la diabetes tipo 2. Así que, si padeces de esta afección o si tienes antecedentes familiares, presta atención a lo que te contamos a continuación.

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1

Se caracteriza porque el páncreas deja de producir una hormona llamada insulina.

En ese estado de inexistencia de la insulina, el paciente requiere necesariamente del suministro artificial de dicha sustancia. Según distintas investigaciones, este tipo de diabetes tiene un carácter genético, por lo que no puede prevenirse.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 también involucra una insuficiencia de insulina, pero no es absoluta. Es decir que sí se produce insulina, pero no en las cantidades correctas.

No obstante, también puede suceder que se produzca mucha insulina, pero que no funcione de forma apropiada.

Lee: Cómo reconocer y tratar la diabetes

La insulina y la glucosa

Alimentación sana para personas con diabetes.

Te habrás dado cuenta de que hemos mencionado a la insulina en varias ocasiones. Esto es debido a que esta hormona tiene un rol muy importante en nuestra salud debido a lo que hace con la glucosa.

Cuando comemos, parte de los alimentos se convierten en glucosa. Este es un proceso importantísimo para nuestro cuerpo, ya que la glucosa es nuestra principal fuente de energía.

La insulina permite que la glucosa llegue a las células que la necesitan. Cuando tenemos una carencia de insulina, toda esa glucosa se queda en la sangre, generando problemas de salud.

Control de la diabetes

La diabetes tipo 1 y la tipo 2 se diferencian, principalmente, en lo siguiente: en la primera no existe producción de insulina, mientras que en la segunda sí existe, aunque deficiente.

Por ende, la diabetes tipo 1 no puede controlarse si no es con el suministro de insulina. Esto no ocurre con la tipo 2, en la que puedes tomar ciertas medidas con la alimentación para regularla.

Esto no quiere decir que los insulinodependientes no deban cuidar su alimentación y tampoco quiere decir que los pacientes de diabetes tipo 2 no tengan que tomar medicación, pues en muchos casos es necesario.

Simplemente indica que la alimentación adecuada puede interpretar un rol fundamental para controlar la diabetes tipo 2, y debes prestarle mucha atención.

Cómo controlar la diabetes tipo 2

Cuidado con la glucosa

Es un error pensar que tus niveles de azúcar en sangre van a subir únicamente cuando comas dulces. La glucosa se produce porque algunos alimentos que consumimos se convierten en esta sustancia, aunque cuando los comamos no sean dulces.

Es importante aclararlo, porque muchas personas con diabetes tipo 2 creen que por dejar de comer alimentos dulces ya dejan de tener riesgos de que se eleve su nivel de azúcar en sangre, pero no. Debes saber que por consumir carbohidratos también se suben los niveles de glucosa.

Come carbohidratos complejos

Carbohidratos complejos

Aunque los carbohidratos se conviertan en azúcar en la sangre, no puedes dejar de consumirlos. El hecho de que padezcas de diabetes tipo 2 no significa que debas eliminar ningún grupo nutricional.

Lo que sí debes hacer es buscar los mejores alimentos de cada grupo alimentario en función de la condición que padeces. En el caso de los carbohidratos, prefiere los complejos ante los simples.

En otras palabras, es mejor que comas arroz integral, cereales integrales, verduras y granos, en vez de pastas, harinas, mermeladas y cereales envasados.

No exageres con los edulcorantes

Es importante que evites el consumo de azúcar, ya que tiene un efecto directo sobre tus niveles de glucosa en la sangre. No obstante, se entiende que quieras comer alimentos son sabor dulce. Para ello se pueden emplear los edulcorantes.

Sin embargo, existe una extensa discusión respecto a la posibilidad de que los edulcorantes causen efectos secundarios. Por tal razón, debes emplearlos con bastante moderación, de manera que no perjudiquen tu salud.

Come proteínas

Consumo de proteínas en la dieta.

Las proteínas no tienen el mismo efecto que los carbohidratos. Es decir que no se convierten en glucosa, por lo cual es un tipo de alimento que puedes consumir sin miedo a que altere el azúcar en la sangre.

Cuidado con las grasas

Las grasas tampoco se convierten en glucosa. Sin embargo, aumentan los niveles de colesterol.

Esto puede empeorar tu cuadro si eres diabético. Por lo tanto, es muy importante mejorar la dieta.

Descubre: ¿Cuál es la cantidad recomendada de grasas durante la dieta?

Absorbentes de insulina

Consume productos que te ayuden a absorber mejor la insulina. No solo debes eliminar lo que se convierta en glucosa, sino que debes procurar una mejor función de la insulina que produces. En ese sentido, puedes ingerir aceite de coco, hongos y canela.

Como has podido ver, existen muchos alimentos que quizás nunca hubieras pensado que pueden afectar a la diabetes. Consulta siempre con tu médico qué tipo de alimentación debes seguir.

  • Cernuda-Martinez, J. A., & Fernández García, A. (2016). Los edulcorantes y su papel sobre el metabolismo humano. Enfermería Comunitaria.
  • Ramírez, M. P. R., González, J. A. M., & Santillán, E. O. M. (2009). Diabetes. Tratamiento nutricional. Medicina Interna de Mexico.
  • Socarrás Suárez, M. M., Bolet Astoviza, M., & Licea Puig, M. (2002). Diabetes mellitus: tratamiento dietético. Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas21(2), 102-108.