¿Cómo cocinar correctamente las verduras?

Elena Martínez Blasco · 2 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 2 enero, 2019
Las verduras salteadas conservan casi todas sus propiedades y su sabor original. Además mantienen su textura crujiente, por lo que también serán beneficiosas para nuestros dientes.

¿Sabías que la manera de cocinar las verduras es tan importante como el hecho de comer verduras? Según el recipiente que usemos, el tipo de cocinado, el aceite, los condimentos, etc. podemos preparar un plato que apenas sea nutritivo o bien uno que sea rico en vitaminas, minerales y con todo su sabor.

En este artículo te damos las claves para sacar todo el potencial a las verduras, sin complicaciones, siguiendo unos sencillos pasos.

Cómo podemos cocinar verduras

¿Qué aceite usamos?

El primer paso es elegir un aceite vegetal de calidad que nos permita cocinar a altas temperaturas, ya que la mayoría de ellos pierden sus propiedades e incluso algunos se vuelven tóxicos. Los aceites más adecuados son:

  1. Aceite de coco .
  2. Aceite de oliva.

Ambos deben ser de primera presión en frío, también tenemos que saber que son aún mejor si son ecológicos.

Los aceites como el de girasol o el de sésamo, que también son muy saludables, pero no admiten calor, los reservaremos para aliñar los platos ya cocinados.

¿Qué recipiente usamos?

Con el tiempo se ha ido demostrando que muchos recipientes y utensilios de cocina pueden ser tóxicos a la larga, ya que desprenden sustancias que se acumulan en nuestro organismo en forma de toxinas, las cuales son muy difíciles de eliminar y pueden terminar provocando enfermedades.

Recomendamos usar sartenes y cazuelas de:

  • Acero inoxidable.
  • Hierro fundido.
  • Vidrio.
  • Cerámica.
  • Titanio.

Evitaremos en cambio las de aluminio y, sobre todo, las de teflón, que según muchos estudios pueden resultar cancerígenas a largo plazo.

I miss my wok

Al vapor

Si cocinamos las verduras al vapor evitamos que todas las propiedades se pierdan en el agua de la cocción, y además se mantienen mejor los colores y las texturas.

Es una manera muy ligera de cocinar, ya que evitamos usar aceite en exceso.

Salteadas

Una manera saludable y rápida de cocinar las verduras es salteándolas con un poco de aceite en la sartén. Podemos usar una sartén tipo wok procedente de la cocina oriental, ya que conserva muy bien el calor en la sartén y las verduras quedan crujientes y con todo su sabor.

brocoli ulterior epicure

Al horno o a la brasa

Estas dos alternativas son también muy saludables y permiten que las verduras conserven bien su sabor y sus propiedades.

Además, a la brasa o barbacoa también tendrán un delicioso sabor ahumado.

alcachofas lasrecetasdecadadia

Lee también: Berenjenas al horno con verduras. 2 recetas

Maceradas

Algunas verduras que son demasiado duras, como por ejemplo la col o el brócoli, podemos ponerlas a macerar con una mezcla de:

  • Aceite.
  • Vinagre.
  • Sal marina.
  • Azúcar moreno.
  • Limón.
  • Especias.

Las dejaremos reposar por lo menos dos horas para que se reblandezcan y de este modo las podremos comer y digerir mucho mejor.

Fermentadas

También podemos elaborar verduras y hortalizas fermentadas para mejorar nuestra función intestinal, poniendo las verduras en conserva con agua y sal.

Lo dejaremos en un bote de cristal herméticamente cerrado por lo menos dos semanas. Posteriormente lo iremos consumiendo y conservando en la nevera.

Germinadas

Las semillas de algunas verduras pueden ser germinadas para ser consumidas como guarnición, en ensaladas, sopas, tortillas, etc. Bastará con poner las semillas con humedad pero sin agua evitando que se pudran y manteniéndolas a temperatura cálida hasta que empiece a brotar la raíz.

Todos los germinados son altamente nutritivos y ricos en vitaminas y minerales, y aportan mucha vitalidad a nuestro organismo.

Puede que te interese: 3 recetas saludables con germinados de lenteja

alfalfa I Believe I Can Fry

Los condimentos

Para cocinarlas usaremos siempre sal marina y evitaremos la sal refinada o de mesa, que es muy pobre en minerales.

También podemos jugar con las especias para que las verduras sean más sabrosas:

  • Jengibre.
  • Comino.
  • Pimentón ahumado.
  • Orégano.
  • Albahaca fresca.

Estas serán excelentes opciones que también nos ayudarán a facilitar la digestión.

Cuando hay legumbres

Si vamos a cocinar las verduras junto con legumbres recomendamos añadir al guiso un poco de alga kombu y comino para reblandecer mejor las legumbres y facilitar también la digestión.

Con estos consejos olvídate de cocinar las verduras como lo has hecho siempre, utilízalos y podrás comer de forma correcta estos alimentos sin que pierdan sus propiedades y beneficiando nuestra salud.

  • Viviant, V. (2006). Frutas y verduras. Revista Diabetes Voice.
  • Suaterna Hurtado, A. C. (2009). La fritura de los alimentos: el aceite de fritura. Perspect. Nutr. Hum.