Cómo combatir el cansancio en el embarazo

Marilu Caldera 18 agosto, 2018
Las mujeres embarazadas suelen estar muy cansadas. Esto se debe a los cambios que se presentan en su organismo mientras el bebé se está formando. Por eso, es importante saber cómo se puede combatir.

El agotamiento físico acompaña a las embarazadas durante los nueve meses. Por este motivo se oye con frecuencia decir a las gestantes la siguiente pregunta “¿Qué puedo hacer para combatir el cansancio en el embarazo?”.

Desde el inicio de la gestación, el organismo de la mujer hace un gran esfuerzo para adaptarse a ciertos cambios. Estos sirven para dar vida a otro ser dentro de su cuerpo.

Sugerencias para combatir el cansancio en el embarazo

Hacer ejercicios

Practicar ejercicios físicos suaves, de bajo impacto o dar algún paseo durante las mañanas te ayudará a ejercitar todo el cuerpo. También, favorece la flexibilidad, el control del peso y disminuye el cansancio durante el embarazo.

  • Se debe comenzar con estiramientos y calentamientos, para luego realizar los ejercicios recomendados para las mujeres en gestación.
  • Existen muchos ejercicios que puedes realizar sola o con ayuda de un instructor: ejercicios cardiovasculares como caminar, nadar, aeróbicos de bajo impacto, bailar y correr.
  • Para favorecer la flexibilidad se recomiendan el yoga o el taichí, entre otros.

Descubre: Los ejercicios en el embarazo disminuyen el riesgo de cesárea

Dieta balanceada para combatir el cansancio en el embarazo

La alimentación durante esta etapa es fundamental para el buen desarrollo del bebé. También es importante para la madre, sobre todo si constantemente te encuentras agotada. Debes saber que este tipo de debilidades, en muchas ocasiones, se deben a la anemia ferropénica. La falta de hierro es muy frecuente en esta etapa.

Es recomendable consumir alimentos ricos en hierro como son las carnes, cereales o legumbres, entre otros. Asimismo, se sugiere acompañarlos con otros ricos en vitamina C para que el organismo tenga una mejor absorción.

Sin embargo, también puedes consultar a un especialista antes de iniciar este tipo de dieta. Así, a través de pruebas de laboratorio podrás obtener un diagnóstico más preciso, en caso que sea necesario medicarte para reforzar la dieta.

Evita el consumo de bebidas que contengan cafeína, ya que esto inhibe la absorción de hierro en el organismo. Recuerda que la hidratación forma parte de una dieta balanceada, por lo que debes tomar, como mínimo, 1,5 litros de agua al día.

Darse un baño

Una manera más común y fácil para relajarse y mitigar el agotamiento es darse una ducha con agua caliente. A su vez, colocar esencias o flores aromáticas es ideal. Se recomiendan en horas de la mañana, preferiblemente al levantarse, y también en las noches, antes de ir a la cama.

Pídele a tu pareja que te dé unos masajes suaves durante el baño, ya que son favorables para combatir el cansancio en el embarazo. También ayudan a fortalecer los lazos de amor entre la pareja y el nuevo integrante de la familia.

Lee este artículo: 8 tips de cómo dormir mejor en el embarazo

Dormir las horas recomendadas

Dormir mejor en el embarazo.

En caso de que el cansancio sea producto de insomnio puedes consumir alimentos que contenga triptófano, preferiblemente después en la cena, ya que esto favorece el sueño. A las mujeres embarazadas les cuesta conciliar el sueño. Sin embargo, el consejo más importante para una gestante es que debe dormir todo lo necesario durante esta etapa.

Lo recomendable son ocho durante la noche y una hora durante el día . En esta hora diurna, aunque no logres dormir, debes recostarte y descansar.

  • En la noche, antes de acostarte, escoge la mejor posición, sobre todo a partir del último trimestre, en el que la barriga habrá crecido mucho.
  • Ayúdate con almohadas: colocarlas entre las rodillas, lumbares, caderas y espalda te facilitará una posición cómoda para dormir.

Conclusiones

Finalmente, se recomienda combinar estas opciones para que tengas mejores resultados. Asimismo, es fundamental contar con la opinión de un especialista para que autorice las dietas y los ejercicios.

Recuerda que una madre saludable es lo más importante. Si te encuentras constantemente agotada no podrás disfrutar de esta hermosa etapa de la gestación. Y, después del parto, estarás muy débil y la recuperación será muy lenta. ¡Hay que tener presente que el cuidado de un recién nacido requiere invertir muchas energías!

Te puede gustar