Cómo combatir el estreñimiento en bebés

Las causas de entreñimiento en bebés pueden ser variadas. Sin embargo, el tipo de alimentación será un factor determinante para que este logre evacuar dentro de los patrones normales. Entérate de más en este post.

Para saber cómo combatir el estreñimiento en bebés, primero hay que determinar cuál es el patrón de deposiciones normales de cada bebé. Se considera normal que un bebé tenga desde una deposición después de cada comida hasta que pase un día o más entre cada evacuación. ¡Así de amplio puede ser considerado normal!

Todo depende de cómo se alimenta el bebé, qué come, qué bebe, qué tan activo es, que tan rápido digiere sus alimentos y, por supuesto, la herencia que le dejaron sus padres.

Cuando se trata de un bebé amamantado

6 consejos sobre la lactancia materna

Para un recién nacido alimentado exclusivamente con lactancia materna, no hay un número “normal” de evacuaciones ni horario determinado. La deposición suele ser amarillenta-naranja y blanda, aún cuando pasen días entre cada deposición.

Un bebé con lactancia exclusiva puede evacuar desde 4 o 5 veces al día hasta una vez a la semana. La leche materna es una mezcla perfecta de nutrientes, proteínas y grasas de altísima calidad, y hay bebés que dejan “pocos” residuos para ser desechados.

En lo que el recién nacido llega a tus brazos y te inicias en la lactancia exclusiva, poco a poco irás conociendo desde sus hábitos hasta cómo le sientan determinados alimentos que consumes mientras amamantas.

Visita este artículo: 6 consejos sobre la lactancia materna

Cuando un bebé toma leche de fórmula

Una de las ventajas de la leche materna sobre las fórmulas lácteas es que con la leche materna no hay posibilidades de que el bebé sufra de estreñimiento; mientras que las fórmulas pueden ser de difícil digestión para sus recién estrenados intestinos.

Algunos ingredientes de la fórmula pueden causar estreñimiento en los bebés. Encontrar la fórmula adecuada para tu bebé puede ser un proceso angustioso, estrés que seguramente afectará al recién nacido complicando más el asunto.

Una vez que has determinado cuál es la fórmula idónea para tu hijo, lo que se considera normal es que evacúe de manera regular una vez al día. No obstante, preferir la lactancia materna sobre las fórmulas es lo mejor que puedes hacer por la salud integral de tu bebé.

Cuando comienza la alimentación sólida

Alimentos comunes que puede tomar el bebé

Generalmente, los problemas de estreñimiento inician cuando el bebé comienza a ingerir alimentos sólidos, incluso si se mantiene la lactancia materna. Mientras los alimentos sean verduras y frutas, probablemente no habrá signos de estreñimiento.

Pero cuando comienza la ingesta de cereales, sobre todo los alimentos industrializados a partir del arroz, es que se comienzan a aparecer las primeras señales de estreñimiento:

  • Deposiciones menos frecuentes de lo que indica el patrón de normalidad de tu bebé.
  • Hay dificultad para evacuar.
  • Las heces son más duras y secas.

Otros causas de estreñimiento en bebés

Si tu bebé está deshidratado, las heces serán aún más secas y duras. La evacuación será más difícil debido a que su sistema reacciona ante la deshidratación absorbiendo más líquido, tanto de los alimentos y líquidos que ingiere como de lo que ya está procesado en el intestino.

También, hay condiciones médicas que pueden generar estreñimiento, tales como el hipotiroidismo, el botulismo, ciertos transtornos metabólicos y las alergias alimenticias.

Menos frecuente es la enfermedad de Hirschsprung o megacolon congénito, una enfermedad que se diagnostica en las primeras semanas de vida y que impide el buen funcionamiento del intestino.

Si no hay razones claras que originen las deposiciones duras y difíciles, debes consultar con tu médico para que descarte cualquier enfermedad.

¿Cómo aliviar el estreñimiento en bebés?

bebe-colicos

  • Procura que se mueva. Si ya gatea, anímalo a que lo haga. Si aún no gatea, acuéstalo sobre su espalda y flexiona sus piernas hacia el pecho, de arriba abajo, muy suavemente, como si pedaleara una bicicleta.
  • Masajea su vientre. Debajo del ombligo, a unos tres dedos de distancia hacia la izquierda, presiona con suavidad y firmeza hasta que sientas una masa. Mantén la presión durante unos tres minutos.
  • Cambia la marca de la fórmula. Consulta con tu pediatra sobre cuál puede ser la mejor opción para tu bebé.
  • Aunque los jugos no son recomendables para los recién nacidos, consulta con tu médico si puedes darle un poco de jugo de ciruela o de manzana incorporado a la leche materna o a la fórmula láctea.
  • Si tu bebé ya se ha iniciado con la alimentación sólida, evita el arroz y las zanahorias cocidas. Más bien, incorpora en su dieta un puré de ciruela, de melocotón o de peras.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo hacer aceites caseros para masajes

Ten cuidado

  • Un bebé no puede consumir laxantes sin la autorización de su médico.
  • No sigas el popular consejo de estimular el ano con un termómetro. Esto puede ser muy peligroso para tu bebé.
  • El uso de supositorios de glicerina para un estreñimiento fuerte debe ser bajo estricto control médico, pues el uso frecuente crea dependencia para evacuar.

Cuándo alertar a tu médico

pediatra

  • No mejora el estreñimiento a pesar de cambiar la alimentación.
  • Evacuaciones con sangre y dolor.
  • Pierde peso y no quiere comer.
Te puede gustar