Como combatir el estrés y mejorar la calidad de vida

Intenta sacar algo de tiempo para realizar actividad física. Además de relajar los músculos, liberarás endorfinas y conseguirás desestresarte y liberar las tensiones acumuladas durante el día

El estrés es una reacción fisiológica provocada por una situación percibida como tensa por la persona. Se manifiesta de diferentes maneras como temblores corporales, aceleración del corazón, pupilas dilatadas, exceso de sudoración, llanto, insomnio, irritabilidad, entre otras.

El estrés, por tanto, es una respuesta natural del cuerpo; pero de manera prolongada, puede convertirse en una patología grave. El cuerpo se encuentra constantemente en alerta y esa tensión se convierte en algo común, lo que es el desencadenante de problemas para la salud y el cuerpo.

Ese estrés de manera continuada en el tiempo es lo que se conoce como “estrés crónico”. Es identificable porque la persona que lo posee posee ciertas dificultades. Entre ellas, de memoria, de concentración, de sueño, cambios bruscos de ánimo, nerviosismo o incluso ansiedad. Además, hay casos en que produce reacciones físicas en el cuerpo como la caída del cabello, caspa, dermatitis, manchas en la piel, úlceras, dolor de estómago y gastritis.

Si eres de las personas que se alteran y pierden el control fácilmente, el truquito de contar hasta diez puede funcionarte. Pero si no te es del todo útil, te traemos algunos pasos que puedes seguir para relajar tu mente y tu cuerpo. Lo más importante es que estés 100% dispuesto a darle un cambio a tu vida.

Respira profundo

Respirar

Respirar de forma inadecuada puede agravar el estrés. Al no respirar profundamente, puede que el oxigeno no llegue por completo a todo tu cuerpo. Esto tiene consecuencias en las células y sistemas corporales. Por eso, trata de respirar profundamente y sentirás cómo tú estrés parece aliviarse.

Duerme bien

El sueño es un factor importante, ya que si no duermes bien el cuerpo va a estar agotado. Es importante afrontar el día en plenas facultades. Igualmente no te excedas porque si duermes más de lo que necesitas, puede que te sientas somnoliento durante el día e incluso desorientado. Trata de descansar entre 6 y 8 horas todos los días y mantén un ciclo de sueño regular. 

Dormir mejor

Realiza ejercicio

Ejercicio

El estrés tensiona tus músculos. Poco a poco, vas sintiendo que la espalda se te carga en exceso, que te cuesta levantarte… Por eso, es conveniente que los desentumezcas y te actives. Después de realizar ejercicio tu cuerpo se siente más relajado y en armonía. Libérate de esas cargas realizando una rutina diaria, ya sea yendo al gimnasio, caminando o bailando.

Programa tu día

organisateur_bloc_notes_agenda--468x290

En algunas ocasiones, la causa del estrés puede ser la acumulación de trabajo y deberes. Es conveniente que anotes en una agenda las tareas diarias y compromisos. Así, podrás organizarte y no sentir descontrol. La improvisación a veces no es buena consejera, por eso saber gestionar el tiempo es crucial para evitar el estrés.

Maneja tus sentimientos

Por difícil y estresante que sea alguna situación, es importante tener autocontrol. Los sentimientos no han de manejarte, sino permitirte expresarte. Por eso, si notas que estás algo tensionado, es preferible que pienses antes de actuar. Ser impulsivo puede traerte muchos problemas.

Lee un libro

Leer mas

Dedícale tiempo a tu mente. Así como el ejercicio puede ayudarte a liberar el estrés, la completa relajación es beneficiosa. Ejercita tu cerebro y tu imaginación leyendo un buen libro o una revista sobre temas que te interesen. Es recomendable que no tenga que ver con tu trabajo, para permitirte desconectar del todo.

Realiza musicoterapia

Cuando llegues a tu casa después de un día difícil, puedes escuchar música instrumental. Las ondas musicales te relajan, tanto el cuerpo como la mente. Basta con concentrarte 10 minutos en la melodía y notarás los resultados.

Aprende técnicas de relajación

ejercicio yoga relaxingmusic

Si ves que tu problema de estrés es permanente o crece cada vez más es bueno que hagas meditación, yoga o pilates. Eso sí, es conveniente que si persiste en el tiempo consultes a un especialista que complemente este ejercicio con técnicas psicológicas.

Sal de tu rutina

Algo que puede producir estrés es hacer lo mismo día tras día: ver a las mismas personas, realizar las mismas actividades, pasar por los mismos lugares. Si tienes un día libre, prueba a viajar a alguna ciudad cercana, visita nuevos restaurantes, arregla una cita con tus amigos de infancia, ve con tu pareja a algún lugar especial… Algo que te saque fuera de esa rutina y mejore tu ánimo.

Si en tu vida diaria te ves sometido a altos niveles de estrés, debes tomar conciencia de que tienes que tratar de frenarlo. Ya que no solo porque causa problemas graves de salud física, sino también psicológica. Esto se ve reflejado en todos los sistemas de tu cuerpo, que pueden verse fuertemente dañados de persistir la patología. Es conveniente que ante cualquier síntoma, acudas al especialista.