Cómo combatir el estrés y mejorar la calidad de vida

Carolina Betancourth·
21 Mayo, 2020
Intenta sacar algo de tiempo para realizar actividad física. Además de ayudarte a combatir el estrés diario, es un elemento clave para mejorar la calidad de vida
 

El estrés es una respuesta natural del organismo ante una situación percibida como tensa por la persona. No obstante, saber cómo combatir el estrés en los momentos en que este se experimenta de forma continuada es fundamental para cuidar de nuestra salud.

El estrés, como reacción fisiológica que es, adopta distintas expresiones, como aceleración del ritmo cardíaco, pupilas dilatadas o exceso de sudoración, entre otras.

Lo que ocurre es que cuando el cuerpo entra en un estado constante de alerta, esa tensión se convierte en algo común. En este caso, hablaríamos de lo que se conoce como “estrés crónico”, el cual puede llegar a relacionarse con importantes patologías.

Por ello, si nos preguntamos cómo combatir el estrés, es necesario que primero aprendamos a identificar algunas señales que nos pueden estar avisando: falta de concentración, alteraciones del sueño, cambios bruscos del estado de ánimo, nerviosismo o incluso ansiedad.

Además, en ocasiones se producen reacciones físicas como cansancio, problemas de la piel o dolor de estómago o de cabeza, las cuales también son indicios a considerar al establecer claves sobre cómo combatir el estrés.

 

Si eres de las personas que se alteran y pierden el control fácilmente, el truquito de contar hasta diez puede funcionarte. Pero si no te es del todo útil, te traemos algunas pautas sobre cómo combatir el estrés y mejorar tu calidad de vida.

Lo más importante es que estés 100% dispuesto a darle un cambio a tu vida.

Cómo combatir el estrés y mejorar tu calidad de vida

1. Respira profundo

Respirar de forma inadecuada puede agravar el estrés. Al no respirar profundamente, puede que el oxigeno no llegue por completo a todo el cuerpo. Esto tiene consecuencias en las células y sistemas corporales.

Por eso, trata de respirar profundamente y conectar con tus sensaciones corporales.

Puede interesarte: Hay muchas formas de respirar, ¿sabes si es sana la tuya?

2. Duerme bien

El sueño es un factor fundamental, ya que si no duermes bien, te será más difícil afrontar el día en plenas facultades y abordar la dificultad de cómo combatir el estrés.

De hecho, revisiones como la realizada por investigadores de la Universidad de Groningen advierten sobre las consecuencias que la alteración del sueño produce a corto y largo plazo sobre la salud.

 

Trata de descansar diariamente entre 6 y 8 horas y mantén un ciclo de sueño regular. 

3. Realiza ejercicio

Existe evidencia de que el estrés afecta también a nuestra condición física. Por ejemplo, poco a poco puedes sentir mayor tensión muscular, que la espalda se te carga en exceso, que te cuesta levantarte…

Ante estos síntomas, podemos probar a incorporar una rutina de ejercicios a nuestras actividades cotidianas, ya sea yendo al gimnasio, caminando o bailando.

Leer más: 4 razones por las cuales no debes dejar de bailar

4. Programa tu día

Hacer frente a la acumulación de trabajo y deberes es también fundamental para hacer frente al problema de cómo combatir el estrés. Es conveniente que anotes en una agenda las tareas diarias y compromisos. Así, podrás organizarte y no sentir descontrol.

La improvisación a veces no es buena consejera, por eso saber gestionar el tiempo es crucial si nos planteamos cómo combatir el estrés.

5. Maneja tus sentimientos

Por difícil y estresante que sea alguna situación, es importante tener autocontrol. Los sentimientos no han de manejarte, sino permitirte expresarte.

 

Por eso, si notas que estás algo tensionado, es preferible que pienses antes de actuar. Ser impulsivo puede traerte muchos problemas en el reto referido a cómo combatir el estrés.

Lee: Una persona con autocontrol no nace, se hace

6. Lee un libro

Dedícale tiempo a tu mente. Así como el ejercicio puede ayudarte a liberar el estrés, puedes entrenar la imaginación leyendo un buen libro o una revista sobre temas que te interesen. Es recomendable que no tenga que ver con tu trabajo para permitirte desconectar del todo.

7. Realiza musicoterapia

Cuando llegues a casa después de un día difícil, puedes escuchar música instrumental. Las ondas musicales relajan tanto al cuerpo como la mente. Puedes concentrarte 10 minutos en la melodía para empezar a sentir los resultados.

Estudios como el realizado por la doctora Ogba y colaboradores señalan la efectividad de la musicoterapia combinada con técnicas de relajación en el manejo de los síntomas de estrés.

8. Aprende técnicas de relajación

 

En este sentido, algunas técnicas como la meditación, el yoga o pilates pueden ser también de utilidad si nos preguntamos cómo combatir el estrés.

Eso sí, es imprescindible que consultes a un especialista si el malestar persiste en el tiempo.

9. Sal de tu rutina

Algo que puede producir estrés es hacer lo mismo día tras día: ver a las mismas personas, realizar las mismas actividades, pasar por los mismos lugares.

Si tienes un día libre, prueba a viajar a alguna ciudad cercana, visita nuevos restaurantes, arregla una cita con amigos de la infancia, ve con tu pareja a algún lugar especial… Algo que te saque fuera de esa rutina y mejore tu estado de ánimo.

Nota final acerca de cómo combatir el estrés

Si en tu vida diaria identificas de forma constante algunos de los síntomas que hemos comentado, es importante que tomes conciencia de las posibles estrategias que se pueden seguir ante el desafío de cómo combatir el estrés.

Ya no solo porque causa graves problemas de salud física, sino también psicológica. Esto se ve reflejado en todos los sistemas del organismo, que pueden verse afectados si el estrés se da de manera sostenida.

 

Si los síntomas persisten, es fundamental que acudas al especialista.

  • Chen, Y., & Lyga, J. (2014). Brain-Skin Connection: Stress, Inflammation and Skin Aging. Inflammation & Allergy-Drug Targets, 13(3), 177–190. https://doi.org/10.2174/1871528113666140522104422
  • Gradari, S., Pallé, A., McGreevy, K. R., Fontán-Lozano, Á., & Trejo, J. L. (2016). Can Exercise Make You Smarter, Happier, and Have More Neurons? A Hormetic Perspective. Frontiers in Neuroscience, 10, 93. https://doi.org/10.3389/fnins.2016.00093
  • Horiuchi, S., Tsuda, A., Aoki, S., Yoneda, K., & Sawaguchi, Y. (2018). Coping as a mediator of the relationship between stress mindset and psychological stress response: a pilot study. Psychology Research and Behavior Management, 11, 47–54. https://doi.org/10.2147/prbm.s150400
  • Leow, S., Jackson, B., Alderson, J., Guelfi, K., & Dimmock, J. (2018). A Role for Exercise in Attenuating Unhealthy Food Consumption in Response to Stress. Nutrients, 10(2), 176. https://doi.org/10.3390/nu10020176
  • Liu, Y.-Z., Wang, Y.-X., & Jiang, C.-L. (2017). Inflammation: The Common Pathway of Stress-Related Diseases. Frontiers in Human Neuroscience, 11, 316. https://doi.org/10.3389/fnhum.2017.00316
  • Mammen, G. and Faulkner, G. (2013). Physical activity and the prevention of depression: a systematic review of prospective studies. American Journal of Preventive Medicine, 45(5), 649-57. https://doi.org/10.1016/j.amepre.2013.08.001
  • Medic, G., Wille, M., & Hemels, M. (2017). Short- and long-term health consequences of sleep disruption. Nature and Science of Sleep, 9, 151–161. https://doi.org/10.2147/nss.s134864
  • Ogba, F. N., Ede, M. O., Onyishi, C. N., Agu, P. U., Ikechukwu-Ilomuanya, A. B., Igbo, J. N. et al. (2019). Effectiveness of music therapy with relaxation technique on stress management as measured by perceived stress scale. Medicine, 98(15), e15107. https://doi.org/10.1097/md.0000000000015107
  • Rogerson, M., Gladwell, V., Gallagher, D., & Barton, J. (2016). Influences of Green Outdoors versus Indoors Environmental Settings on Psychological and Social Outcomes of Controlled Exercise. International Journal of Environmental Research and Public Health, 13(4), 363. https://doi.org/10.3390/ijerph13040363
  • Streeter, C. C., Gerbarg, P. L., Whitfield, T. H., Owen, L., Johnston, J., Silveri, M. M. et al. (2017). Treatment of Major Depressive Disorder with Iyengar Yoga and Coherent Breathing: A Randomized Controlled Dosing Study. The Journal of Alternative and Complementary Medicine, 23(3), 201–207. https://doi.org/10.1089/acm.2016.0140
  • Stults-Kolehmainen, M. A., & Sinha, R. (2013). The Effects of Stress on Physical Activity and Exercise. Sports Medicine, 44(1), 81–121. https://doi.org/10.1007/s40279-013-0090-5