Cómo combatir el insomnio naturalmente

Prueba a perfumar tu dormitorio con esencia de lavanda o azahar para relajarte. También puedes tomarlos en infusión o tener ambas plantas cerca de tu habitación para aprovechar sus virtudes.

Hoy en día, el insomnio es un trastorno del sueño muy frecuente, que está presente en personas de todas las edades, mayoritariamente en adultos y mayores. Si es tu caso y tienes problemas para dormir o conciliar el sueño fácilmente, pueden servirte las siguientes recomendaciones naturales para combatir el insomnio. Con ellas, os explicamos cómo podéis reducir la falta de sueño de manera natural.

¿Qué causa el insomnio?

Son muchas las investigaciones que se han realizado a este respecto en población adulta y geriátrica. Los estudios más recientes señalan que esta patología puede tener diversos orígenes y dividen las causas en intrínsecas o extrínsecas.

Entre las primeras, podemos encontrar el síndrome de piernas inquietas o alteraciones respiratorias. De las extrínsecas, destacan las alteraciones psiquiátricas, patologías médicas o una inadecuada higiene del sueño. Sobre esta última influyen factores como el estrés, la depresión y la ansiedad; el estilo de vida o incluso lo que comemos o bebemos antes de irnos a dormir. También pueden ser relevantes los cambios de rutina, de horario, nuevos hábitos o viajar a otro país.

Así, por ejemplo, es muy común que una persona no pueda dormir después de una discusión en el trabajo o tras una pelea con su pareja. Tampoco si ha comido mucho en la cena o si está pendiente de lo que tiene que hacer al día siguiente. Asimismo, tras las vacaciones, el cuerpo debe acostumbrarse nuevamente a la rutina y eso puede generar insomnio.

insomnio2

Remedios naturales para tratar el insomnio

Si vas a enfrentarte a una época de cambios horarios o a un pico de estrés en el trabajo, es probable que tu sueño se vea afectado. Por ello, para prevenir un posible insomnio o lograr un mejor descanso, puedes probar a aplicar alguno de los siguientes remedios caseros y naturales:

  • Alimentos con melatonina: arroz, avena, tomate, plátano… Son muchos los alimentos que contienen esta hormona tan crucial para garantizar un buen descanso. La melatonina actúa restaurando los ritmos no solo del sueño, sino del resto de ritmos circadianos. Esto es crucial para que la calidad del sueño sea óptima y, por tanto, para combatir el insomnio y otros problemas similares.
  • Valeriana: la raíz de esta planta tiene propiedades sedantes, que ayudan a dormir más profundamente y más rápido. Beber una infusión o té por las noches es ideal para que el sueño sea profundo, continuado y reparador. No obstante, es conveniente no excederse en la dosis recomendada: de 2 a 6 mililitros un máximo 3 veces al día.
  • Tila o tilo: beber un té de esta hierba antes de irte a acostar relaja, tranquiliza y calma el sistema nervioso. Por eso, contribuye a mejorar la calidad del sueño, por sus propiedades sedantes y ansiolíticas.

insomnio3

  • Lavanda: si te gusta la aromaterapia, la lavanda es perfecta para ti. El olor de esta planta ayuda a relajar el sistema nerviosoe incluso a combatir el estrés. Puedes aromatizar tu cuarto con aceite esencial, tener una planta en la entrada de la habitación o beber una infusión para aliviar el insomnio y dormir profundamente.
  • Azahar: las flores del naranjo tienen un efecto ansiolítico y a la vez relajante que te servirán para poder dormir más plácidamente. Puedes beber un té con estas flores, inhalar un poco de aceite esencial antes de ir a la cama, o añadirlo al agua de un baño de inmersión.

Tips para evitar el insomnio

Más allá de aplicar alguno de los anteriores remedios caseros y naturales, puedes probar a añadir algunos pequeños cambios en tu vida diaria. A veces, con la introducción de nuevos hábitos puedes notar mejorar espectaculares:

  • Asocia la cama con el descanso: en muchas ocasiones, empleamos la cama para mandar ese último correo electrónico o dar un repaso rápido a los apuntes. Es conveniente que tu mente vaya asociando poco a poco ese lugar como el culto al descanso. Si aprendes a relacionar este mueble con cualquier otra actividad que no sea dormir, automática e inconscientemente querrá que te mantengas despierto y atento.
  • Cuidado con lo que cenas: si ingieres una gran cantidad de alimentos por la noche, es más factible que no puedas dormir. Pasa lo mismo si consumes comidas con mucha grasa, harinas o azúcares. Esto te traerá como consecuencia problemas digestivos y, en última instancia, de conciliación del sueño.
  • No te duermas con el estómago vacío: tampoco hemos de irnos al otro extremo y no cenar nada. El estómago vacío es igualmente molesto. Además, es muy probable que te despiertes en medio de la noche con ganas de atacar el refrigerador. Así que lo mejor es cenar ligero.

insomnio4

  • Meditación: el insomnio no deja que tu cuerpo y mente se reparen y reposen. Esto hace que se mantengan despiertos y en alerta por más tiempo o en momentos que no corresponde. Con la meditación y la relajación podrás ayudar a regular estos ciclos del sueño.
  • Aprovecha las ventajas de la musicoterapia: las melodías relajantes nos permiten ir entrando en un estado de somnolencia poco a poco. Sobre todo, la música clásica o sonidos de la naturaleza, como una cascada, las olas del mar o los pájaros. ¡Aprovéchalo! El truco es respirar profundamente y escuchar el sonido ambiente. Verás como tu cuerpo se relaja en cuestión de minutos.
  • Evita el consumo de café, alcohol, tabaco o té al menos 4 horas antes de irte a la cama. Son sustancias excitantes, por lo que, al consumirlas, tu sistema nervioso se mantiene estimulado durante horas. Por eso, si no dejas pasar ese período de tiempo, es probable que te cueste mucho dormirte.

Todos estos remedios naturales y recomendaciones pueden ayudarte a mejorar una situación de insomnio puntual. No obstante, si las dificultades para dormir persisten, es recomendable acudir al especialista. Así, podrá determinar el origen de tu trastorno y ayudarte mediante diferentes tipos de tratamiento.

Imágenes cortesía de Jacob Stewart, Carlos Martz, Alyssa L. Miller, Casey Fleser, Alisdair.