Cómo combatir el sudor excesivo

La ansiedad y el estrés pueden ser causantes del sudor excesivo.

Sudar es una acción completamente natural y necesaria del cuerpo. Ayuda a normalizar nuestra temperatura corporal y a deshacernos de líquidos.

El asunto se complica cuando el sudor se presenta en grandes cantidades, incluso cuando no se ha realizado alguna actividad física o se está expuesto a altas temperaturas que amerite la sudoración.

Conocido como hiperhidrosis, la producción excesiva de sudor es un trastorno que afecta a miles de personas que la padecen. Puede llegar a interferir en sus actividades e incluso en su estilo de vida.

Si sufres de este problema y no le encuentras solución hoy te daremos los mejores tips y consejos para poder combatir con el sudor excesivo.

¿Por qué sudamos tanto?

El sudor es creado en las glándulas sudoríparas de nuestro organismo y expulsado por medio de los poros. El objetivo principal es refrescar la piel y regular la temperatura del cuerpo, por lo cual, es completamente normal que se presente.

Cuando las glándulas son demasiado activas, se presenta la sudoración excesiva incluso cuando no se necesita refrescar el cuerpo.

Sudar en grandes cantidades puede deberse a muchos factores como:

  • Herencia
  • Estrés
  • Nerviosismo
  • Ansiedad
  • Toma de medicamentos

Mantener una buena alimentación es fundamental para poder controlar la sudoración, por lo tanto, es realmente importante controlar lo que ingerimos. Evitar frituras y todo aquello que contenga grasas saturadas.

Consejos para combatir el sudor excesivo

Muchas veces, el exceso de sudor puede reducirse e incluso eliminarse cambiando ciertos hábitos en nuestra alimentación, higiene y salud. No obstante, hay una gran cantidad de personas que son naturalmente muy sudorosas y la única solución a este problema es aprender a combatirlo de la mejor manera.

Lee también: 7 interesantes trucos para combatir la sudoración excesiva

1. Ejercicio

Manchas de sudor

A menudo, la sudoración se debe al exceso de peso o a una sobresaturación de líquidos en el cuerpo debido al sedentarismo.

En el caso de las personas que sufren de manos sudorosas el ejercicio es muy recomendado, ya que ayuda a regular las funciones del sistema nervioso que controlan esta anomalía.

El ejercicio es sumamente necesario para mantenernos saludables y, en el caso de la sudoración excesiva, es la mejor opción para deshacernos de este problema de una forma natural.

2. Yoga

El yoga es excelente para ayudar a relajar el cuerpo. Si el caso de hiperhidrosis que presentas es por nervios o por estrés, esta técnica te será de mucha ayuda para combatirla.

Practicar esta modalidad de ejercicio ayudará a regular tus niveles de estrés, a relajar tu sistema nervioso y, por lo tanto, a reducir la sudoración excesiva.

3. Afeitado

Cómo evitar la sudoración excesiva

Si nos referimos a la parte más estética el afeitado es muy importante en el caso de axilas sudorosas. El vello es necesario, ya que protege nuestra piel, sin embargo, puede ser un foco de bacterias, las cuales, causan mal olor y exceso de transpiración. Recortar o eliminar el vello ayudará a que el aire circule por las axilas y, así, no sudar más de la cuenta.

4. Higiene

Aunque es un punto muy amplio, mantener una buena higiene general es indispensable para evitar la sudoración excesiva. Si sufres de manos sudorosas es recomendable lavarlas muy seguido para evitar que los poros se obstruyan y comiences a sudar. En el caso de las axilas, entrepiernas, o más áreas donde se presente la hiperhidrosis es muy importante mantenerla aseada y fresca.

5. Ropa adecuada

Sudor

Usar ropa fresca y ligera ayudará a evitar el sudor en grandes cantidades.

Los tejidos sintéticos tienden a ser muy calurosos haciéndonos sudar mucho más. Lo más recomendable es usar prendas de algodón y un poco sueltas al cuerpo. Esto permite que el cuerpo respire y evite la transpiración.

Te recomendamos leer: Remedios caseros para evitar la transpiración de los pies

6. Escoge un buen desodorante

El desodorante es algo muy variable en cada caso en particular. Depende de muchos factores cuál es el desodorante que mejor te va. Puedes optar por antitranspirantes que contengan sales de aluminio, las cuales cierran las glándulas sudoríparas y reducen el sudor.

7. Leche de magnesia como alternativa

Leche de magnesia como alternativa

El hidróxido de magnesio encontrado en la leche de magnesia es excelente para reducir el sudor en axilas, pies y manos.

Si quieres optar por algo mucho más natural puedes aplicarla justo después de bañarte para ayudar a que tu piel transpire correctamente.

Te puede gustar