Cómo combatir la celulitis de los muslos de forma natural

Para mejorar el aspecto de nuestros muslos y minimizar la celulitis, debemos cuidarnos tanto por dentro como por fuera, vigilar nuestra alimentación y mantenernos correctamente hidratados para así eliminar toxinas.

La celulitis que aparece en los muslos es un problema estético muy habitual que afecta a más del 90% de las mujeres en todo el mundo. Además, puede darse en los glúteos, el abdomen y los brazos.

Está compuesta por células de grasa que se depositan debajo de la piel formando unos pequeños hoyuelos como los de una piel de naranja.

Suele presentarse con más facilidad en las personas con sobrepeso y obesidad, aunque también se presenta en menor medida en las delgadas.

Sus principales causas incluyen los cambios hormonales, la genética y también llevar un estilo de vida poco saludable.

Por fortuna, en la actualidad existen muchos métodos y consejos que pueden minimizar su aparición para que los muslos luzcan uniformes y tonificados.

En esta ocasión, queremos compartir algunas claves para disminuirla de forma natural gracias a algunos hábitos que se puedes practicar en casa todos los días. Por tanto, ¡toma nota!

Reduce el consumo de sal

El consumo excesivo de sal causa retención de líquidos en los tejidos del cuerpo y empeora el grado de celulitis de los muslos.

Granos de sal.

Es importante revisar las etiquetas de los alimentos que venden en el mercado, ya que la mayoría contiene más proporciones de sal de las debidas.

Una buena solución es remplazar la sal refinada por sal marina o especias naturales como la pimienta, el orégano o la cúrcuma, entre otras.

¿Quieres conocer más? Lee: 12 formas de sazonar tus alimentos para evitar el consumo de sal

Incrementa el consumo de agua

Ingerir por lo menos dos litros de agua al día contribuye a mantener la piel saludable y con menos celulitis y estrías.

Este líquido vital para la vida facilita la eliminación de las toxinas del cuerpo. Asimismo, impulsa la circulación de la sangre para una correcta oxigenación de las células.

De forma opcional, se puede tomar agua tibia con limón en ayunas, así como bebidas refrescantes con frutas y vegetales naturales.

Realiza ejercicio

La práctica regular de ejercicio físico no solo trae beneficios para la salud, sino también a nivel estético.

Persona haciendo ejercicio.

Este hábito natural apoya la eliminación de líquidos retenidos y activa el metabolismo para aumentar la pérdida de grasa.

Gracias a esto se disminuye de forma notable la celulitis de los muslos y se incrementa la elasticidad de la piel.

Algunos de los ejercicios más recomendables son:

  • Montar en bicicleta.
  • Correr y trotar.
  • Natación y cualquier ejercicio acuático.
  • Spinning.
  • Yoga.
  • Step.
  • Realizar estiramientos de las piernas es igualmente aconsejable.

Quizás te sea útil: Dile adiós a la molesta papada con estos sencillos ejercicios

Cepillado en seco

La técnica del cepillado en seco es una de las formas más interesantes para combatir la celulitis de los muslos.

Con esta, se promueve la circulación de la sangre y el drenaje linfático; además, se disminuye la presencia de toxinas y líquidos.

¿Cómo hacerlo?

  • En primer lugar, consigue un cepillo de fibras naturales y frota suavemente desde los pies hasta los hombros.
  • Céntrate en los muslos y otras áreas invadidas por la celulitis.
  • Cepilla desde la izquierda hasta la parte derecha, manteniendo los movimientos concentrados hacia el corazón.
  • Este proceso debe durar entre 5 y 8 minutos.
  • Para terminar, enjuaga con un jabón neutro para quitar las células muertas y repítelo al menos tres veces por semana.

Bebida de pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena forma parte del grupo de alimentos “quemagrasas”, los cuales tienen la capacidad de calentar el cuerpo de forma natural para aumentar la circulación y el metabolismo.

Pimienta de cayena.

Su consumo habitual ayuda a deshacerse de las células dañinas de la piel y las remplaza por células sanas.

Sumado a esto, es un potente desintoxicante natural que combate la acumulación de desechos y la formación de depósitos de grasa.

En este caso especial, potenciaremos sus propiedades con un poco de jengibre y limón para obtener un poderoso anticelulítico natural. ¡Aprende cómo preparar una bebida de pimienta de Cayena siguiendo los pasos que te mostramos a continuación!:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de pimienta de cayena en polvo (5 g)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • El jugo de 1 limón
  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Combina todos los ingredientes en el vaso de agua tibia y consúmelo una vez al día durante dos semanas seguidas.

También te puede interesar: Qué es el hipotiroidismo y cómo combatirlo con alimentos que aceleran el metabolismo

Crema exfoliante de café molido, tu gran aliada frente a la celulitis en los muslos

Los restos de café molido son útiles para preparar un exfoliante natural contra las células muertas de la piel y la acumulación de grasa.

Café molido.

Sus antioxidantes promueven el flujo sanguíneo desde la parte inferior del cuerpo hacia el corazón y apoyan la eliminación de desechos retenidos.

Ingredientes

  • ¼ de taza de café molido (50 g)
  • 3 cucharadas de azúcar (30 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, coloca todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta espesa.
  • Una vez hecho esto, debes tomar la cantidad necesaria y masajear los muslos.
  • Realiza una presión firme y deja que el producto actúe 20 minutos.
  • Finalmente, enjuaga con agua fría y repite el proceso dos veces a la semana.

Sigue todos estos consejos y en poco tiempo notarás una mejora en el aspecto de la piel de tus muslos. Eso sí, recuerda complementarlos con una alimentación controlada en grasas y calorías. Solo así podrás ver cambios reales que mejoren la celulitis de los muslos.

  • Gunderson, C. G. (2011). Cellulitis: Definition, etiology, and clinical features. American Journal of Medicine. https://doi.org/10.1016/j.amjmed.2011.06.028
  • Raff, A. B., & Kroshinsky, D. (2016). Cellulitis. JAMA. https://doi.org/10.1001/jama.2016.8825