Cómo combatir los bochornos causados por la menopausia

Se recomienda tomar soja o sus derivados dos veces al día. Inclúyela en tu dieta para evitar los sofocos y fijar el calcio en los huesos. Todo ello te ayudará a combatir los bochornos de la etapa de la menopausia

La vida biológica de las mujeres es muy activa. Desde el inicio de la pubertad, hasta que se desarrolla. Luego si tiene hijos, hay muchos más cambios, como el período de lactancia. Cuando la mujer llega a la edad madura y todo empieza a llegar al equilibrio, aparece la menopausia con sus bochornos y hay que saber qué síntomas causa y cómo podemos actuar ante tal situación.

Lo que debes saber sobre la menopausia y los bochornos que provoca

Los bochornos son esos calores intensos y repentinos en la cara y la parte superior del cuerpo. Algunas veces, también te puede pasar que vengan acompañados de náuseas, vómitos, sudoración excesiva, mareos u otros males semejantes.

La causa de los sofocos es la caída de los estrógenos que provocan los cambios hormonales de este período. Pueden acentuarse si además llevas una vida sedentaria, fumas, padeces de mucho estrés u obesidad.

La frecuencia y duración dependen de cada mujer. Puedes tener bochornos durante un tiempo, hasta que el organismo encuentre su nuevo equilibrio, o padecerlos casi de por vida. Debes recordar combatir los factores que los acentúan.

Necesitarás calmarlos, porque pueden llegar a ser muy molestos, sobre todo en horas de trabajo. Te distraen, te incomodan y te desconcentran de la tarea que estás realizando. Siempre queda la posibilidad de usar tratamientos hormonales.

Lo malo es que, con el tiempo, el problema regresa, por lo que te recomendamos probar primero estas recetas caseras.

Las recetas contra los bochornos de la menopausia

Vinagre de manzana

Vinagre

El vinagre de manzana se encarga de depurar el organismo y de revitalizarlo. Contiene más de 30 nutrientes esenciales (gran cantidad de vitaminas, ácidos grasos, sales minerales, fósforo, calcio, potasio, magnesio, azufre, sodio, zinc, hierro, flúor y otros). Ayuda a equilibrar el metabolismo general del cuerpo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana puro sin pasteurizar.

Procedimiento

  •       Antes de nada, debes saber que puedes tomarte las dos cucharadas solas. Es mejor hacerlo por la noche.
  •       Además, si el vinagre solo te parece difícil de tomar, disuélvelo en medio vaso de agua templada, jugo de vegetales o de frutas.

Soja

Contiene algunos fitoestrógenos que imitan los estrógenos naturales de la mujer. Además, tiene alta concentración de lecitina, que previene la osteoporosis por su alto contenido en calcio, contrarrestando la pérdida de masa ósea de esta etapa de la mujer. Los alimentos perfectos para agregar la soja a tu dieta son:

  •       Leche de soja.
  •       Lecitina de soja.
  •       Frijoles de soja.
  •       Carne de soja.
  •       Tofu.

Te recomendamos consumir dos porciones de algunas de estas opciones con soja por día. Puedes comer en la mañana, para evitar los sofocos, y en la noche, para fijar el calcio. Si nunca has consumido estos alimentos, al inicio sentirás los sabores algo insípidos. Esto es solo la falta de costumbre.

Salvia

salvia Fernando Stankuns

Además de contener fitoestrógenos naturales, la salvia tiene propiedades estimulantes. Activa la circulación de la sangre y es vasomotora, por lo que alivia considerablemente los bochornos.

La forma más común de consumir la salvia es en infusión o el vino en el que se hayan dejado macerar las flores de salvia por una noche. Si no puedes conseguir la salvia seca ni fresca, el aceite esencial es igualmente benéfico.

Ingredientes

  • Únicamente una cucharada de hojas de salvia fresca o dos cucharaditas de salvia seca.

Procedimiento

  •       Primeramente debes realizar una infusión. Coloca las hojas en una taza y vierte agua caliente, a unos 90 °C.
  •       Seguidamente tápala y deja reposar la infusión durante 30 minutos. Luego cuélala.
  •       En unos minutos ya está lista para que la bebas. Debes tratar de repetir esta operación tres veces al día.

Linaza

Linaza para suplir los antojos.

Cuando los síntomas de la menopausia son leves o moderados la linaza es muy efectiva. Contiene fitoestrógenos naturales que contrarrestan la pérdida de estrógeno y ayudan a calmar los bochornos. Además, ayuda a corregir el estreñimiento y bajar el colesterol.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de linaza.

¿Cómo consumirla?

  •       Puedes añadirla a tus ensaladas.
  •       También puedes mezclarlas con yogur, jugos o sopas.
  •       O bien espolvorearlas sobre el queso o la mermelada de tus tostadas.

Trébol rojo

Se utiliza para los bochornos, la reducción del colesterol, mejorar la circulación sanguínea, previene la osteoporosis, reduce los sofocos, los rubores y las molestias en los senos.

Si estás consumiendo medicamentos, consulta con tu médico antes de comenzar a tomarlo. El uso del trébol rojo es más común de lo que pensamos, ya que está muy presente en la industria alimentaria como saborizante.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de trébol rojo seco.

Procedimiento

  •       Debes preparar una infusión. Coloca el trébol en una taza y agrega agua a 90 °C.
  •       Tápala y déjala reposar durante, al menos, 30 minutos. Luego cuélala y ya está pronta para beber.
  •       Repite esta operación de dos a tres veces al día.

No te olvides del ejercicio

Yoga

El ejercicio no está relacionado directamente con el alivio de los bochornos, pero logra que te sientas mejor en general. Despeja la mente y revitaliza el cuerpo. Puedes elegir cualquier tipo de ejercicio: aeróbico, caminar, correr, bailar, o puedes anotarte en un club donde también practiques yoga.

¡Ten mucha paciencia contigo misma y dale tiempo a estas recetas para que actúen y te ayuden a combatir los molestos bochornos! Recuerda que solo se trata de una etapa de la vida femenina por lo que, después de algunos meses, todo regresará a la normalidad.

Ver también 

  • Valentín E. (2014). Menopausia. https://doi.org/10.1016/B978-84-458-1311-9.50137-3
  • De Castro, A., Torrijos, A., Labarta, E., & Lledó, P. (2006). Menopausia y osteoporosis. Medicina Clinica Monografias.
  • Pelcastre-Villafuerte, B., Garrido-Latorre, F., & De León-Reyes, V. (2001). Menopausia: Representaciones sociales y prácticas. Salud Publica de Mexico. https://doi.org/10.1590/S0036-36342001000500004
  • Couto Núñez, D., & Nápoles Méndez, D. (2014). Aspectos sociopsicológicos del climaterio y la menopausia. Med.