Cómo combatir los vómitos con remedios naturales: 7 soluciones

Aunque estos remedios son muy efectivos para combatir los vómitos es posible que algunos nos sienten mejor que otros, por lo que deberemos probar hasta dar con el adecuado en nuestro caso.

Los vómitos pueden ser la consecuencia de haber consumido algún alimento en mal estado o de una mala digestión. No obstante, también puede tener relación con el embarazo, con una infección u otra enfermedad. En todos los casos, es importante tener a mano algunas soluciones caseras para combatirlos y evitar la deshidratación.

En este artículo compartimos 7 remedios naturales para poner fin a los vómitos y rehidratar el organismo. El jengibre, el agua de mar, la menta o la canela son algunos de los ingredientes que utilizaremos para recuperarnos con rapidez.

Remedios naturales para los vómitos

1. Jengibre

Jengibre para combatir los vómitos

Uno de los remedios más conocidos y eficaces para los vómitos es el jengibre. Este alimento de sabor picante y refrescante es también una solución inocua durante el embarazo. Además, tiene muchas otras propiedades para combatir la retención de líquidos y acelerar el metabolismo, lo cual nos ayuda a perder peso.

En el momento de la crisis podemos cortar un trozo de jengibre crudo y chuparlo hasta que se nos pase el malestar. Si sufrimos náuseas matutinas podemos tomar cada día al levantarnos una limonada con jengibre endulzada con miel o estevia. También podemos encontrar caramelos y jengibre confitado para tener siempre a mano.

Lee este artículo: Cómo preparar caramelos medicinales en casa

2. Agua de mar y miel

La solución que compartimos a continuación nos ayuda a prevenir la deshidratación y los vómitos al mismo tiempo, ya que funciona a modo de suero. Las personas que tengan la posibilidad de adquirir agua de mar apta para el consumo y combinarla con miel de abeja del siguiente modo:

  • Tomar una cucharadita de agua de mar y dejarla debajo de la lengua para evitar el vómito.
  • Tomar al mismo tiempo la punta de una cucharada de miel de abeja, también vía sublingual.
  • Repetir de forma continuada, siempre y cuando nuestro organismo lo acepte.
  • Ir aumentando la cantidad de manera progresiva.

3. Ginkgo biloba

El ginkgo biloba es una planta medicinal que se caracteriza por su capacidad para favorecer la oxigenación, en especial en los extremos del cuerpo. Esto incluye la cabeza, y por lo tanto es muy efectivo para prevenir mareos, vértigos y vómitos.

Podemos tomar el ginkgo biloba en infusión de manera puntual. Si vamos a tomarlo como tratamiento preventivo no lo mantendremos durante más de 3 meses. Es muy importante hacer pausas para que no deje de ser efectivo.

4. Menta

Menta para combatir los vómitos

La menta es uno de los remedios que más apetecen cuando sufrimos vómitos, gracias a su delicioso sabor y su poder refrescante. Esta planta medicinal calma el ardor digestivo y equilibra la función del estómago. Además, también es muy útil para prevenir los mareos durante los viajes.

Es muy fácil tener siempre algún remedio a base de menta. Pueden ser chicles o caramelos, o también podríamos llevar siempre un bote de aceite esencial. Una opción para prevenir mareos y vómitos sería combinar en una infusión el jengibre con la menta.

5. Melisa

La melisa o toronjil es un remedio digestivo en general. Destaca porque, además de prevenir afecciones del estómago, también calma los nervios que afectan a la digestión. Por lo tanto, es adecuada para los vómitos causados por cuestiones nerviosas y también durante la quimioterapia, combinada con el jengibre.

La manera más sencilla de tomar melisa es en infusión de su hoja fresca o seca. También podemos encontrar su aceite esencial para complementar el tratamiento y conseguir un efecto relajante duradero.

No te lo pierdas: 10 beneficios y propiedades del regaliz. ¿Lo sabías?

6. Regaliz

El regaliz, con su sabor dulce e intenso, es un remedio natural para combatir los vómitos y las náuseas. Además, es suficiente con chupar un trocito de regaliz, ya sea en tronco, pastillas o caramelos. También lo podemos preparar en bebida o infusión.

El regaliz también tiene propiedades digestivas y expectorantes. No obstante, es importante destacar que el regaliz puede subir la presión. Por lo tanto, debemos consumirlo de manera moderada y evitarlo si sufrimos hipertensión arterial.

7. Canela

La canela es una especia dulce y aromática muy beneficiosa para los trastornos digestivos. También es adecuada para acelerar el metabolismo y para reducir los niveles de azúcar en sangre, así como para detener los vómitos. Además, su sabor resulta muy agradable.

Podemos tomarla en infusión o añadirla a las comidas. No obstante, destacamos que debemos elegir siempre la variedad de canela de Ceilán. Esta es la que tiene más propiedades medicinales y que, por lo tanto, será efectiva para controlar los vómitos.