¿Cómo comer pasta y mantener el peso ideal?

4 enero, 2018
La pasta es un alimento

Pasta: huevo, harina de trigo y agua. Todos sabemos que la pasta es una muy buena fuente de carbohidrato, al igual que puede hacernos aumentar de peso muy fácilmente, si la consumimos en exceso. Pero ¿Ello significa que debemos dejar de comer pasta para lograr adelgazar?

La pregunta es: ¿Comer pasta siempre engorda? Es evidente que la mayoría de las dietas de adelgazamiento se fundamentan en la disminución y eliminación de carbohidratos. También es cierto que los nutricionistas e instructores prefieren carbohidratos menos complejos.

Sin embargo, existen regímenes muy exitosos que no suprimen del todo la ingesta de este delicioso alimento originario de Italia.

¿Es posible comer pasta y mantener una alimentación balanceada?

shutterstock_730784728

El asunto es más complejo que dejar de incorporarla a la dieta diaria o no. Y es que la pasta es un alimento rico en hidratos de carbono, por lo que provee recursos energéticos elevados. Lo ideal es poder utilizar esa energía para modelar un cuerpo saludable.

Más que dejar de comer pasta, lo importante sería revisar cuál es el tipo de pasta que estamos consumiendo y a qué horas las ingerimos. ¿Hacemos ejercicios? ¿Tenemos un metabolismo rápido? Estas son otras preguntas de interés en cuanto al tema.

Para muchos, la pasta constituye un carbohidrato completo, sin embargo, no todas las personas asimilan de la misma forma los nutrientes; no todos los cuerpos son necesariamente iguales, cada cuerpo es único.

Conoce una: Ensalada de pasta con bacon, tomate y aguacate

¿Qué tipo de pasta comer?

Hay varios tipos de pastas, entre estas: la enriquecida con huevo, la pasta con o sin gluten, la pasta para diabéticos, entre otras. Si nuestro propósito es perder peso, lo adecuado es optar por la pasta sin gluten, la pasta para diabéticos o hipertensos. De esta forma eliminamos la sal, el huevo y otras sustancias que solo fomentan la acumulación de grasa.

La salsa

Hay ciertos mitos en cuanto al acompañamiento de la pasta. Resulta que no siempre es la pasta la que hace engordar, sino la salsa que utilizamos para acompañarla. Si la combinamos con vegetales y aceite de oliva, el resultado puede ser exquisito y nada calórico.

¿A que horas deberíamos comer pasta?

pasta y vegetales

En la actualidad, las dietas implican más planificación que restricción. El problema no es siempre lo que se come, sino también cómo y cuándo. De esta forma, no es lo mismo comerse un dulce a las doce del mediodía que a las diez de la noche.

Por ello, muchos nutricionistas recomiendan la ingesta de pasta antes de las 4 de la tarde. Después de esta hora, el metabolismo se ralentiza y la disgestión correspondiente termina ocurriendo durante la hora de dormir. Esto facilita la acumulación de grasa, lo que precisamente fomenta el sobrepeso.

Si por el contrario, ingerimos pasta antes de las 4 de la tarde, será mucho más fácil quemarla y aprovechar su contenido energético.

Descubre una: Salsa de tomate casera antioxidante y anticancerígena

¿Comer pasta con moderación?

Bajar de peso implica reducir los carbohidratos. Comer pasta una vez a la semana no debería alterar nuestro peso corporal. Más allá de esta recomendación, es fundamental mantener un control sobre la cantidad y el tipo de carbohidratos que consumimos. Lo aconsejable es sustituir los carbohidratos complejos por los simples.

Los carbohidratos simples son fáciles de digerir, de origen natural, no procesados y ricos en nutrientes. Las patatas, las frutas, el arroz blanco, las legumbres y casi todas las verduras forman parte de este grupo de carbohidratos.

¿Quemamos las suficientes calorías?

Running woman city fitness

Otro tema fundamental es el nivel de actividad física que llevamos. Si las personas mantienen rutinas de ejercicio constante y exigentes, es menos prohibitivo acceder de vez en cuando a alimentos pesados como la pasta. De hecho, el ejercicio tiene un efecto directo en nuestro metabolismo y esto permite mantener una dieta menos restrictiva.

También es cierto que la actividad deportiva de alto rendimiento exige una alimentación muy balanceada. Pero si tenemos tendencia a la obesidad, somos sedentarios y desarrollamos bajos niveles de actividad física, comer pasta empeorará nuestra condición.

Conclusión

Una persona puede comer de todo, lo importante es no excederse. Esto nos retrotrae a una máxima filosófica que ha sido predicada desde la antigüedad: “Todo en exceso es malo”. Un cuerpo sano es el que se encuentra en estado de equilibrio.

Te puede gustar