Cómo conocer y prevenir el cáncer colorrectal

Elena Martínez 7 enero, 2014
Los alimentos integrales nos aportan fibras para mantener nuestro intestino limpio. Recuerda beber mucha agua, fuera de las comidas, para mejorar sus efectos.

El cáncer colorrectal, que es uno de los más habituales, tiene lugar en el intestino grueso y en el recto. Es fundamental conocer sus síntomas para detectarlo y tratarlo con rapidez.

También es importante que cuidemos esta parte de nuestro cuerpo, ya que empiezan formándose pequeños pólipos que a la larga pueden resultar cancerosos, pero que también se pueden prevenir naturalmente.

Síntomas habituales

  • Problemas intestinales recurrentes y cambios en las heces
  • Sangre en las heces.
  • Molestias en el abdomen, similares a los cólicos, con gases y/o dolor
  • Pérdida de peso sin motivo aparente
  • Debilidad
  • Vómitos

Factores de riesgo

  • Tener más de 50 años
  • Antecedentes familiares con cáncer colorrectal
  • Problemas intestinales crónicos
  • Diabetes
  • Mala alimentación, con alto contenido de grasas perjudiciales y pobre en alimentos con fibra
  • Tabaco y alcohol
  • Sedentarismo
  • Sobrepeso

Alimentación integral

Los alimentos integrales no son una moda. La fibra mantiene nuestro intestino limpio y saludable, y por eso trataremos de escoger siempre alimentos con fibra y lo menos procesados posibles.

Encontramos fibra en los alimentos de origen vegetal:

  • Frutas frescas y secas
  • Verduras y hortalizas
  • Legumbres
  • Frutos secos
  • A base de cereal integral: pan, harinas, grano (arroz, mijo, quinoa, trigo) y pasta

frutos secos The Travelling Bum

Cuando aumentamos el consumo de fibra en nuestra dieta es importante aumentar también el consumo de agua entre comidas, ya que si nos los primeros días podemos notar un mayor estreñimiento por la falta de líquido.

Beberemos por lo menos 6 o 10 vasos diarios. La cantidad de agua que necesitemos dependerá de nuestra edad, de si realizamos esfuerzos físicos y de la temperatura exterior.

Alimentos perjudiciales

¿Qué alimentos perjudican a nuestro intestino? Principalmente la carne roja y procesada.

La carne que no se digiere correctamente puede causar putrefacciones que se depositan en el intestino y a la larga nos pueden intoxicar. Para obtener proteína optaremos mejor por carne de ave ecológica, pescado, huevo, legumbres, etc. Estos alimentos aportarán la energía necesaria para nuestro organismo.

Por otro lado, hay muchas personas que no toleran bien los lácteos y eso les afecta directamente al intestino. Podemos realizar un experimento y dejar de consumir lácteos durante un mes, ya que para saber si realmente los digerimos bien deberemos primero dejar que el cuerpo los elimine totalmente. Si al reintroducirlos sentimos molestias intestinales sería conveniente no consumirlos.

Vitaminas y minerales imprescindibles

Calcio

Este mineral ha demostrado en algunos estudios reducir el riesgo de cáncer del colon y del recto. Lo encontraremos en los siguientes alimentos:

  • Sésamo (en semillas, en tahín, en aceite, en gomasio…)
  • Hoja verde (espinaca, acelga, brócoli…)
  • Salmón
  • Sardinas
  • Almendras (en grano, en bebida)

Vitamina D

Siempre que hablemos del calcio haremos también referencia a la vitamina D, ya que ésta es imprescindible para asimilarlo bien. Además, también es una manera de prevenir el cáncer de colon y de recto.

La fuente más natural y saludable de vitamina D es el sol. Podemos tomarlo en ratos breves a primera hora del día y al atardecer, exponiendo la piel al sol.

También hay algunos alimentos que la contienen:

  • Salmón
  • Caballa
  • Sardinas
  • Huevo

salmon Andrea Pokrzywinski

Si vivimos en una zona poco soleada durante todo el año podemos valorar tomarla como suplemento a temporadas.

Ácido fólico

El ácido fólico o vitamina B9 ayuda al organismo a crear células nuevas y, además de muchas otras propiedades y de ser imprescindible durante el embarazo, también reduce el riesgo de padecer cáncer de colon. Lo encontmos en:

  • Hojas verdes (acelga, brócoli, espinaca)
  • Espárragos
  • Guisantes
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Fresa
  • Naranja
  • Papaya

guisante beautifulcataya

Magnesio

Este mineral se utiliza para tratar problemas digestivos asociados al tránsito intestinal, como el de colon irritable, y también ayuda a reducir el riesgo de cáncer. Tomaremos alimentos ricos en magnesio diariamente:

  • Cacao
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de lino
  • Semillas de girasol
  • Almendras
  • Anacardos
  • Nueces de Brasil
  • Judías blancas
  • Guisantes
  • Hoja verde

chocolate John Loo

También podemos tomar un suplemento de cloruro de magnesio o citrato de magnesio durante dos o tres meses.

Selenio

El bajo contenido corporal de selenio es uno de los factores de riesgo del cáncer colorrectal, según algunos estudios. Este mineral es especialmente importante a partir de los 40 años. Podemos tomarlo como suplemento o bien consumiendo diariamente dos cucharaditas de levadura de cerveza mezcladas con agua o un poco de zumo.

Imágenes por cortesía de John Loo, beautifulcataya, Andrea Pokrzywinski y The travelling bum

Te puede gustar