¿Cómo consumir salsa de soja?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 19 diciembre, 2018
Yamila Papa Pintor · 8 septiembre, 2013
Dado que la salsa de soja ya es bastante salada, si la añadimos a nuestros platos podemos ahorrarnos el echar más sal, ya que su aporte es suficiente.

Este alimento, dentro del grupo de los condimentos y las salsas, se puede utilizar en una gran variedad de platos y preparaciones. Tiene un sabor salado muy sabroso que le darán el toque adecuado a tus recetas orientales. Además, la salsa de soja ofrece nutrientes esenciales y varios beneficios.

¿Cómo consumir salsa de soja? Algunas recetas

Taza con salsa de soja
Algunos alimentos de origen japonés, como el Sushi, están mucho más ricos si se acompañan con esta salsa.

1. Ensalada china

Es una de las típicas opciones para disfrutar de esta salsa. Contiene lechuga, jamón cocido, algas agar-agar, atún al natural, maíz, rábanos y salsa de soja. Se mezclan todos los ingredientes crudos.

2. Endibias con salsa de ostra

Necesitaremos 30 gramos de 4 endibias, 10 gramos de raíz de jengibre, 100 gramos de caldo vegetal, 2 dientes de ajo, 20 gramos de salsa de soja y la misma cantidad de salsa de ostras, 10 gramos de azúcar negra, semillas de sésamo, aceite de oliva y vino de arroz.

Para prepararlas, en primer lugar, se deben limpiar bien las endibias. A continuación, añadir el ajo y el jengibre y preparar aparte la salsa de ostras, de soja, el vino, el caldo y el azúcar. Calentar aceite de oliva y colocar la preparación de las endibias y, por último, incorporar la salsa.

3. Espinacas con sésamo y salsa de soja

Los ingredientes son: 1 kilo de espinacas, 1 cucharada de sésamo tostado, una cucharada de azúcar negra, 6 cucharadas de aceite de oliva, 3 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharada de jengibre molido, un poco de sal, un diente de ajo, dos fetas de jamón y 2 huevos.

Primero, cocer las espinacas y preparar aparte el aderezo con aceite, salsa de soja, ajo, azúcar y jengibre. A continuacuón, hacer los huevos a la plancha, tostar el jamón. Por último, mezclar los demás ingredientes hasta formar una pasta. Para rematar el plato, el huevo y el jamón van encima.

4. Osobuco con salsa de soja

Además de estos dos ingredientes, añadir 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 150 ml de vino blanco, 1 cucharada de sésamo, media cucharada de mostaza en grano, brotes de soja y aceite de oliva.
Para prepararla, se coloca el aceite a calentar y luego se van añadiendo uno a uno los alimentos y los condimentos hasta que estén listos.

Salsa de soja: tipos y elaboración

Fideos con salsa de soja
Normalmente, esta salsa se elabora con los brotes de soja cocidos y fermentados. Después, se le añade sal marina y agua, dejando que madure por un tiempo.

Existen diferentes tipos de salsa de soja:

  • Tamari: con brotes, agua y sal, siendo apta para celíacos por no contener trigo.
  • Shoyu: mezcla de brotes con trigo molido, el cual fermenta y produce azúcar. Contiene gluten.
  • Teriyaki: incluye además azúcar y vinagre.
  • Saishikomi: se prepara con las habas de soja y con trigo. Se utiliza una solución de soja sin calentar, en lugar de agua salada, y tiene un sabor más fuerte que las otras.
  • Usukuchi: de un color más claro, cambia la proporción soja-trigo en favor del primer ingrediente. Así, se consigue una salsa más ligera.

A lo largo y ancho de Asia, se pueden encontrar una gran variedad de recetas de esta salsa con diferentes sabores y olores. Por ejemplo, en Japón y en China se preparan de manera diferente. Sin embargo, hay algunas características que debemos tener en cuenta. Por ejemplo, que estas salsas tienen un alto contenido en sodio y que, en ocasiones, pueden contener aditivos poco saludables como el potenciador de sabor glutamato monosódico (E-621).

Por otra parte, es bastante común que la soja haya sido modificada genéticamente, por lo que conviene conocer su procedencia para saber si es totalmente natural.