Valeriana: Descubre cómo debemos consumir esta planta medicinal

A pesar de ser un relajante natural es muy importante respetar determinadas pautas, como no combinar su consumo con el de otros medicamentos ni con la ingesta de alcohol

La valeriana es conocida por su efecto tranquilizante y sedante. Se utiliza mayormente para regular los trastornos del sueño. Muchas personas consumen esta planta medicinal a diario para combatir el insomnio.

En este artículo te detallamos cómo debes consumir esta planta europea que se ha extendido a todas partes del mundo. Descubre también cuáles son sus contraindicaciones para evitar efectos perjudiciales.

Propiedades de la valeriana

La característica principal de esta planta medicinal son sus agentes sedantes. Estos relajan el sistema nervioso y la mente. Además, no causa agotamiento ni debilidad, por lo que es muy recomendada en los casos de personas que no pueden conciliar el sueño.

Además, la valeriana tiene otras propiedades curativas, en especial relacionadas con el sistema nervioso:

  • Es muy buena para casos de ansiedad o estrés, que tienen como consecuencia dolores de cabeza, histeria, migrañas, hipocondría o dolores estomacales.
  • La valeriana además sirve para aliviar sentimientos de tristeza, angustia, ansiedad, emotividad y nerviosismo.
  • Ayuda a estabilizar el ritmo del corazón, por lo que resulta muy buena opción para los que padecen arritmias.
  • Alivia dolores como los musculares o de articulaciones, así como los cólicos menstruales.
  • Por este mismo motivo, puede mejorar el síndrome de fatiga crónica.
  • Eficaz para algunos casos de temblores leves.
  • Puede mejorar el trastorno de déficit de atención.
  • Es muy beneficiosa durante la menopausia.
  • Eficaz en algunos trastornos que afectan al intestino (diverticulitis, enfermedad de Crohn, celiaquía).
  • Por último, la valeriana es recomendada para los que están tratando de dejar de fumar o de beber alcohol, porque evita el nerviosismo, la abstinencia y la ansiedad.
Infusión de valeriana

Contraindicaciones de la valeriana

No se puede mezclar esta planta con alcohol porque intensifica el efecto de somnoliencia. Tampoco se debe combinar con medicamentos para la depresión o sedantes.

Tampoco se recomienda durante el embarazo, en la etapa de lactancia o en niños menos de tres años. El aceite de valeriana no está indicado para menores de 10 años ni para los que sufren de alergias respiratorias. Se ha comprobado que reduce la velocidad de acción algunos remedios en el hígado.

Valeriana en flor

¿Cómo consumir valeriana?

Esta planta se puede conseguir en las siguientes presentaciones:

  • En cápsulas: Debe ingerirse la dosis recomendada por un especialista (entre dos y seis por día). Para poder dormir, se deben tomar media hora antes de ir a la cama y con un máximo de dos horas.
  • En extracto seco y fluido: Se consumen de 1 a 2 gramos diarios, repartidos en tres tomas. En el caso del fluido, vienen en forma de gotas.
  • Como aceite esencial: Más sano que las otras dos opciones, porque surge de la raíz de la planta. En gotas, consumir algunas dos o tres veces por día siempre y cuando sea un aceite apto para el consumo. También se puede usar mediante un difusor aromático en el dormitorio o junto a la almohada.
  • En infusión: Es la opción más natural, ya que se pueden tomar algunas hojas de la valeriana que tenemos en el jardín o patio. Se añaden a una taza con agua caliente, que se debe dejar reposar al menos cinco minutos. No beber más de tres infusiones por día. Además, si tenemos insomnio evitar tomarla justo antes de acostarnos, ya que nos obligaría a ir al baño.