¿Cómo controlar el exceso de apetito de manera natural?

Elena Martínez Blasco · 18 agosto, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 16 noviembre, 2018
Para controlar el apetito, lo más importante es seguir las indicaciones del médico. Sumado a ello, la práctica de buenos hábitos de vida y algunos remedios naturales, pueden constituir un buen apoyo.

Hay momentos en que, sin motivo aparente, sentimos que tenemos más hambre y que nos cuesta más saciarnos. Si además tenemos sobrepeso, ese exceso de apetito puede ser una verdadera causa de angustia.

Para controlar el apetito, lo más importante es seguir las indicaciones del médico. Sumado a ello, la práctica de buenos hábitos de vida y algunos remedios naturales, pueden constituir un buen apoyo. Cabe destacar que dichos remedios deberán ser aprobados por el profesional previamente.

En todo caso, es fundamental consultar previamente la situación con un especialista. Solo de la mano de un profesional seremos capaces de descubrir cuál es el origen del problema y qué solución se le puede dar.

Fibra para saciarnos

Fibra para saciarnos

Cuando nos cuesta mucho saciarnos podemos probar a incluir más fibra en nuestra dieta. En concreto, fue un equipo de científicos de la Universidad de Granada el que ha demostrado los efectos saciantes de un pan enriquecido con fibra soluble, proteínas y fruta desecada. El consumo de este pan ayuda a calmar el apetito y también a reducir el consumo de alimentos entre comidas.

Carolina González Antón, una de las autoras de la investigación, explica que “tomar alimentos ricos en fibra es importante para mantenernos saciados, puesto que ayuda a evitar el picoteo y, por lo tanto, también a controlar mejor la ingesta de energía y elegir posteriormente alimentos más saludables”.

El pan enriquecido en fibra y proteínas contiene un 22% de frutas secas en su composición. También higos, albaricoques, pasas y una mezcla equilibrada de trigo, avena y espelta.

Otra opción puede ser preparar una mezcla de semillas de lino, salvado de trigo y la planta psyllium molidas. Tomaremos una o dos cucharadas grandes con un vaso de agua 10 a 15 minutos antes de cada comida. Además, esta mezcla nos ayudará en casos de estreñimiento.

Sigue leyendo: Las fibras vegetales y sus beneficios en la alimentación

Oligoelementos para regular el exceso de apetito y el metabolismo

Los suplementos de oligoelementos también pueden ser muy útiles. Los oligoelementos son minerales que nuestro cuerpo requiere en pequeñas cantidades e intervienen en diversas funciones, así como en el metabolismo.

Tal como explican los profesionales de los Laboratorios PHYTO-ESP, S.L., la Oligoterapia se ha desarrollado como un eficaz arma terapéutica en manos de muchos naturistas europeos. Así, complementando las pautas médicas que te hayan indicado y manteniendo hábitos saludables de vida, los oligoelementos entran también al terreno de juego aportando mayores beneficios.

Para el exceso de apetito recomendamos el Diatonato 5/2 ZnNiCo (Zinc-Níquel-Cobalto), siempre de forma complementaria al tratamiento que el médico haya recetado.

No te pierdas: Diferencias entre hambre física y ansiedad. ¡Descúbrelas!

Terapias naturales alternativas

Como mencionábamos anteriormente, te recomendamos consultar con tu médico o un endocrino sobre el problema siempre en primer lugar. Del mismo modo, si sospechas que tu problema puede estar relacionado con causas emocionales acude al psicólogo.

Además, es posible hacer uso de determinadas terapias alternativas que pueden ayudar a combatir el problema. Aunque los siguientes remedios no están probados científicamente, sí son bastante populares.

Recuerda que estas terapias no deben sustituir en ningún caso a la consulta médica o psicológica; deben ser empleados complementariamente.

Flores de Bach

Las Flores de Bach nos pueden ayudar a estar mejor emocionalmente. Estas son las flores más útiles para este caso:

  • Agrimonia: nos ayuda cuando tenemos algún problema que no somos capaces de exteriorizar.
  • Avena silvestre: es beneficiosa para personas que tienen dificultades para decidir y están insatisfechos.
  • Brezo: cuando nos inunda un sentimiento de soledad e intentamos llenarlo con la comida.
  • Cerastífera: es útil para personas que tienden a reprimirse y después explotar y comer descontroladamente.
Flores de Bach

Homeopatía

Quizá decidas acudir a la homeopatía. Es importante tener en cuenta que no está avalada por la ciencia, aunque en muchos casos algunos de estas terapias naturales han podido ayudar a personas.

Estos son algunos de los remedios que te podrían ser de utilidad:

  • Anacardium orientale: para frenar un apetito feroz.
  • Thuya: para el descontrol con la comida. También ayuda en la celulitis y la retención de líquidos.
  • Antimonium crudum: relaciona la comida con el afecto, problemas amorosos y descontrol.
  • Staphysaria: cuando comemos para tragar las penas. Hay desorden para comer, perdemos la noción de cantidad y calidad de lo ingerido.
  • Natrium Chloratum (sal de Schüssler): un complemento mineral.

Recomendamos siempre consultar con un naturópata para que haga un diagnóstico y tratamiento personalizado. Algunos de los remedios que citamos pueden interferir con la medicación y algunos trastornos. Por ello, siempre deberemos mantener a nuestro médico al tanto de cualquier terapia alternativa que probemos.

  • Howarth, N. C., Saltzman, E., & Roberts, S. B. (2009). Dietary Fiber and Weight Regulation. Nutrition Reviews. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2001.tb07001.x
  • Rutters, F., Nieuwenhuizen, A. G., Lemmens, S. G., Born, J. M., & Westerterp, M. S. (2008). Acute stress-related changes in eating the in absence of hunger. Appetite. https://doi.org/10.1016/j.appet.2008.04.205
  • Oligoelementos, Laboratorios PHYTO-ESP, S.L., https://www.rima.org/web/vademecum/cursooli.html
  • El fraude de las flores de Bach y la homeopatía en general, Ramón Escobedo, RAP 2008.
  • Informe del Comité de Ciencia y Tecnología en el que se recomienda al Parlamento Británico dejar de financiar a la homeopatía por su ineficacia (Gran Bretaña, 2010).