¿Cómo controlar la hipertensión con la dieta?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 23 noviembre, 2018
La tensión alta es un enemigo mortal de la salud de las personas. Por eso, hoy te explicaremos cómo controlarla con la dieta.

La hipertensión arterial es una de las afecciones de salud más comunes en la sociedad del siglo XXI. Se trata de una condición que, en gran medida, se ve influenciada por la alimentación. Por eso, esta también puede funcionar para controlar la hipertensión.

Los alimentos que consumimos determinan el funcionamiento de todo nuestro organismo. Esto significa que con una alimentación adecuada podemos mejorar nuestra salud.

El día de hoy te contaremos cómo usar tu dieta diaria como una aliada para controlar la hipertensión.

Controlar la hipertensión

persona tomando la tensión a otra

La hipertensión arterial es una condición de salud que se caracteriza por una presión sanguínea elevada.

La tensión arterial alta, según ha sido demostrado por diversidad de investigaciones científicas, es el principal factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Además, la hipertensión se relaciona directamente con la enfermedad coronaria, la insuficiencia cardíaca, los accidentes cerebrovasculares (ACV), la insuficiencia renal y otras cardiopatías.

De ahí la importancia de evitarla, así como de controlar la hipertensión cuando ya se padece, ya que pone en grave riesgo nuestra salud y nuestra vida.

La dieta

Además de los beneficios de una dieta saludable para bajar de peso, lo que ingieres a diario puede ayudarte a controlar la hipertensión arterial.

Sin embargo, debemos recordarte que la información que te ofrecemos en este artículo tiene carácter general. La primera y más importante recomendación que te daremos es la siguiente: ve un nutricionista. Después de todo, es la persona más idónea para indicarte una dieta oportuna según tus requerimientos y tu estado de salud.

Dicho esto, a continuación te daremos una serie de recomendaciones que pueden ayudarte muy eficazmente a controlar la hipertensión.

Descubre: 4 recetas con verduras para comer bajo en calorías

Dieta general para controlar la hipertensión

Primeramente, te ofrecemos unos consejos que puede aplicar cualquier persona para evitar y controlar la hipertensión. Más adelante, te indicaremos los detalles de una dieta específica para los pacientes hipertensos.

  • Prefiere los alimentos que naturalmente son bajos en grasas. Este es el caso de las frutas, las verduras o los granos integrales, entre otros.
  • Acostúmbrate a leer las etiquetas de los productos que compras: préstale atención a los niveles de grasa saturada.
  • Evita los alimentos ricos en grasas saturadas, ya que representan un factor de riesgo para el desarrollo de hipertensión arterial. Entre los alimentos con grasas saturadas se incluyen los quesos duros, las yemas de huevo, la crema de leche, la leche entera, la mantequilla, los helados y las carnes grasosas.
  • Elige proteínas magras. Tal es el caso del pollo sin piel, carne magra, la soja y los lácteos descremados y desnatados.
  • Cuando vayas al supermercado y leas las etiquetas, pon especial atención a los productos que incluyen la palabra “hidrogenado” o “parcialmente hidrogenado”. No compres esos alimentos, ya que tienen altas cantidades de grasas trans y saturadas.
  • Evita tanto como sea posible los productos procesados.
  • Disminuye al mínimo las comidas fritas.
  • Reduce la ingesta de productos que sean horneados, pero de venta comercial. En ese renglón se encuentran las donas, las galletas, los panes empaquetados, etcétera. No importa si son dulces o salados: están repletos de grasas saturadas.
  • Ten mucho cuidado con la preparación de los alimentos. Para obtener más proteínas saludables, alimentos como el pollo, la carne y el pescado deben ser hervidos y luego horneados.
  • Evita freír tus alimentos, así como agregar aderezos y salsas llenas de grasa.
  • Elimina la ingesta de comida rápida.

Dieta DASH para controlar la hipertensión

persona tomando la tensión a otra

Ya te dimos una extensa lista de consejos que pueden ayudarte a controlar la hipertensión, así como a evitarla si por fortuna no la tienes. Ahora es el turno de presentar una dieta diseñada específicamente para controlar la hipertensión: la dieta DASH.

Las siglas DASH corresponden a Dietary Approaches to Stop Hypertension (Enfoque dietético para detener la hipertensión). Se trata de un régimen alimentario cuyo principio fundamental es frenar la hipertensión. Esto se logra, aplicando todos sus conceptos, normalmente al cabo de unas semanas.

Descubre: Cómo condimentar comidas para dejar la sal

Principios de la dieta DASH

Está diseñada justamente para lograr superar los problemas con la tensión arterial alta. Eso sí, asesórate con un especialista en nutrición para que te provea de mayores detalles:

  • Reduce el consumo de sodio (sal) a menos de 2,3 miligramos diarios. La ingesta óptima de sal al día es de 1, 5 miligramos.
  • Es necesario que tengas presente lo siguiente: en las etiquetas de los productos no siempre encontrarás la palabra sal, sino sodio.
  • Disminuye la ingesta de grasas totales a solo un 27% de las calorías diarias y a menos de un 6 % las grasas saturadas.
  • Prefiere los lácteos bajos en grasa ya que se ha confirmado que ayudan a reducir la presión arterial.
  • Procura elegir solo grasas monoinsaturadas, presentes en el aceite de oliva, por ejemplo.
  • Procura comer granos integrales en lugar de productos refinados.
  • Incluye en tu dieta diaria frutas y verduras, ya que su aporte de fibra y potasio te ayudará a disminuir la presión arterial.
  • Come frutos secos a diario.
  • Reduce el consumo de proteínas a menos del 18 % de las calorías totales del día.
  • Incluye 30 gramos de fibra al día.