Cómo corregir la postura

Es fundamental vigilar nuestra postura cuando estemos delante del ordenador para no dañar la espalda. Al fortalecer la musculatura, evitaremos dolores musculares.

Muchas veces vamos adquiriendo posturas diferentes que aparte de verse estéticamente desagradable, puede generar un gran problemas muscular, o lo que es peor, de columna. En el caso de que la columna se vea afectada, se requerirá  mucho tiempo de terapia y gran ayuda de expertos para corregir la postura y tratar los problemas de columna.

Por ejemplo, algunos consisten en tener los hombros encorvados e inclinación de la cabeza hacia adelante. Pero como ya debes saber, esto generará un dolor que empezará de manera leve y poco a poco se irá convirtiendo en algo cada día peor.

Si deseas corregir estos problemas, es indispensable que realices algunos ejercicios tales como los que vamos a explicar a lo largo del artículo. Es importante que antes de empezar con los ejercicios siempre calientes los músculos. Este hábito evitará que te lesiones. Puedes empezar trotanto durante unos 10 minutos. En el caso en el que no tengas espacio puedes saltar a a comba o trotar en el sitio.

Quizás te interese leer también: Escoliosis: todo lo que debes saber

Ejercicio nº1 para corregir la postura

 

Este ejercicios se enfocará mucho en la corrección de los hombros encorvados. Para empezar a hacerlo, debes recostarte boca abajo sobre una superficie cómoda pero no debe ser totalmente plana. . Una vez tumbado/a, elevarás la parte superior de tu cuerpo de la superficie. En este movimiento tienes que incluir los brazos. Trata de hacerlo tan alto como puedas, pero no debes sentir molestia ni dolor, todo debe hacerse de una manera que te resulte cómoda y sencilla.

Después, tienes que juntar con fuerza los omoplatos. Procura mantener esta posición durante mínimo 3 segundos.  El siguiente paso es inhalar, recostándote de nuevo sobre la superficie. Realiza 15 o 20 repeticiones.

Ejercicio nº2

Tienes que recostarse sobre tu espalda elevando las piernas que deben estar rectas. Haz presión sobre la parte baja de tu espalda. Con este ejercicio, lograrás incrementar la fuerza de los músculos de tus abdominales y tu pelvis. Posteriormente, baja lentamente las piernas hasta que estén lo más cerca del suelo posible pero sin apoyarlas. No debes levantar la espalda de la superficie. Una vez en esta posición, mantén la postura durante 3 segundos y vuelve a levantar las piernas. Haz de 10 a 15 repeticiones.

Ejercicio nº3

Otro ejercicio que te podrá ayudar para corregir la postura es el siguiente:

  1. Recuéstate sobre tu espalda.
  2. Lleva las rodillas dobladas lo más despacio posible hasta tu pecho. Hazlo de forma cuidadosa ya que puedes lesionarte si no.
  3. Mantén la postura durante 20 segundos. Debes realizar 5 repeticiones.

El objetivo de este ejercicio es elongar la parte inferior de tu espalda.

 

Ejercicio nº4

corregir la postura

Para llevar a cabo este ejercicio necesitarás una pelota de estabilidad. Para empezar, siéntate con la espalda bien recta encima de la pelota. Después, coloca las piernas ligeramente abiertas en forma de la letra “V”.

Una vez adoptes esta postura, inclínate lentamente hacia adelante hasta que sientas un estiramiento en los isquiotibiales. Estos músculos se encuentran entre la pelvis y la tibia.  Procura mantener esta postura durante 30 segundos.

Ejercicio nº5

El otro ejercicio que te ayudará a corregir la postura es el siguiente:

  1. Sitúate enfrente de una superficie plana, como puede ser una puerta o una pared, y coloca el brazo derecho sobre la misma.
  2. Dobla ligeramente el codo, generando un ángulo recto.
  3. Coloca el pie izquierdo hacia delante y gíralo hasta que sientas un estiramiento en el músculo del pectoral derecho.
  4. Luego, cambia de brazo y de pierna para estirar el otro lado del cuerpo.

Lee también: Cómo tonificar tu abdomen con 5 sencillos ejercicios con una silla

Como último consejo, trata de sentarte y mantenerte de pies siempre con la espalda recta. Es importante que mantengas el mayor número de tiempo posible tus abdominales algo contraídos y tus caderas colocadas de manera natural en su lugar sin ningún tipo de presión.

Los hombros y el cuello deben ir siempre hacia atrás, porque a medida que los empiezas a colocar hacia adelante tu postura se va ir dañando. Esto generará que después sea mucho más difícil corregir. Debes ser más consciente de este consejo cuando vayas a pasar mucho tiempo sentado/a, como cuando estudias o trabajas delante de un ordenador, por ejemplo.

  • Bott, R. (2014). Ejercicios de fisioterapia. Igarss 2014. https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2
  • Castillo, M. . D. (2000). Importancia de la educación postural en escolares como método de prevención del dolor de espalda. Médicina General.
  • De Las Heras, J., De, J., & Heras, L. (2006). Patología de la columna vertebral Ventana a otras especialidades Patología de la columna vertebral Puntos clave Escoliosis idiopática. An Pediatr Contin. An Pediatr Contin.