Cómo cortar las uñas a un bebé

6 agosto, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
Cortar las uñas de un bebé no es tarea fácil para los padres. Antes de realizar esta actividad es importante saber la manera adecuada para no lastimar al pequeño.

Cortar las uñas a un bebé es parte de la higiene básica del mismo. Para proceder a esta práctica hay que utilizar instrumentos diseñados especialmente para ello. En el momento de realizar el corte de las uñas hay que tener cuidado, ya que estas zonas son muy blandas y están muy adheridas a los dedos. Por esta razón, se requiere delicadeza, buen pulso y paciencia para poder realizar el corte de forma correcta. Te enseñamos cómo, así como la importancia de este proceso.

Cortar las uñas a un bebé: cómo elegir el instrumento apropiado

Cortarle las uñas al bebé

Para escoger el instrumento que vas a usar para cortar las uñas a un bebé, es mejor seleccionar uno que sepas manejar. Con el que te sientas cómoda y segura. Seguidamente, debes decidir entre una lima, un cortaúñas o una tijera. En caso de escoger una lima, debe ser de un material blando. En la actualidad, existen limas eléctricas que tienen diferentes texturas y distintas velocidades.

También se puede utilizar el cortaúñas para que se acostumbre. De hecho, la lima fue diseñada para ser utilizada hasta los 18 meses aproximadamente. Estos deben ser de modelos exclusivos y especialmente diseñados para bebés. Por otro lado, si te sientes más cómoda con unas tijeras, asegúrate que sea con las puntas redondas. Por encima de toso, para no contar o pinchar al bebé.

Lee también: El desarrollo emocional en los recién nacidos

Recomendaciones para cortar las uñas a un bebé

La higiene del bebé como bañarlo, cortarle el cabello, las uñas, etc., serán más fáciles de realizar si sigues estas recomendaciones.

Escoger el mejor momento

Los padres deben escoger el mejor momento para cortar las uñas al bebé. Se recomienda hacerlo en los momentos en que esté tranquilo, relajado o dormido. También, puedes aprovechar los instantes después del baño, cuando las uñas están más blandas y el bebé está más relajado. Del mismo modo, se puede realizar el corte de las uñas cuando la madre esté amamantando, con la ayuda del padre.

Edad para usar cortaúñas

En el primer semestre de vida es mejor usar las limas o tijeras, pues las uñas son muy blandas. A partir de los seis meses se puede emplear el cortaúñas. Se recomienda colocarlo frente a la punta del dedo, al nivel de la uña, pero sin tocar la piel. Apóyalo bien y corta.

Frecuencia del corte de las uñas

En los bebés las uñas de las manos crecen con rapidez y deben cortarse semanalmente. El objetivo es evitar que se rasguñen o se acumule suciedad debajo. En cambio, las uñas de los pies tienen un crecimiento más lento, por lo cual se recomienda cortarlas cada 15 días o una vez al mes.

Diálogo y distracción

En el caso que el bebé ya comprenda las instrucciones, dialoga con voz dulce y explícale que le vas a coger la mano para cortarle las uñas. De ser posible, muéstrale el instrumento para que no le tenga miedo. Después, sitúate en un lugar donde puedas distraerlo para que no llore.

Puedes incluso hablarle susurrando o cantar una melodía a volumen mínimo. Procura que el bebé esté distraído con otra cosa, pero muy relajado.

Limpiar residuos

Recortar uñas a un bebé

Al finalizar el corte, es importante revisar que no queden residuos. Aunque el tamaño es muy pequeño, puede ser peligroso, porque se le puede introducir algún residuo en un ojo o en la boca. Por ello, se aconseja usar una gasa o un paño húmedo para poder limpiar bien las manos.

Pasos para cortar las uñas a un bebé

Antes de comenzar a cortar las uñas a un bebé se debe encontrar una postura cómoda. Esta postura debe permitir sostener firme la mano. De esta manera, se podrán prevenir los movimientos bruscos, y así evitar cortarle.

  1. Lo pueden hacer entre dos personas. Mientras uno sujeta la mano del bebé, el otro corta las uñas.
  2. Se debe presionar suavemente la yema de los dedos hacia abajo para hacer el corte de las partes que sobresalen. Para ayudarte, sujeta el dedo al que vayas a cortarle la uña entre el índice y el pulgar.
  3. Si el bebé ya se mantiene sentado le puedes poner en tu regazo, de espaldas a ti. Rodea sus brazos firmemente para evitar que pueda moverse y lastimarse.
  4. El corte se debe hacer siguiendo la línea natural del crecimiento de las uñas, de manera rápida y segura.

Si el bebé es recién nacido y las uñas son muy blandas, pero no te atreves a cortarlas, puedes probar con una lima de cartón suave. Pásala con cuidado de no rozar la piel por debajo. Después, con la experiencia que se va adquiriendo podrás desarrollar la habilidad para realizar esta tarea y escoger la técnica que más te favorezca.

Cortar las uñas de los pies

Para cortar las uñas de los pies se utiliza la misma técnica que se usa para las manos. Sujeta firmemente el pie y presiona suavemente la yema de los dedos. El corte debe hacerse de forma recta. Además, debes tener mucha precaución con los movimientos del niño.

Ver también: ¿Cómo bañar a un bebé recién nacido?

Consideraciones finales

Hay que tener en cuenta que algunos bebés nacen con las uñas largas. Por ello, es recomendable colocarle unos guantes o manoplas para que no se arañe la cara. También, hay que observar el color de las uñas para verificar que no se presenten infecciones o queden encarnadas en la piel. Si se manifiesta algunas de estas anomalías, acude inmediatamente a un especialista.

Debes seguir las instrucciones que te hemos dado, intentando que el bebé se relaje y fomentando un ambiente relajado y tranquilo. Puedes ponerle una melodía o susurrarle una canción relajante.

  • Collins, J., ed. La salud del bebé y del niño. Ediciones AKAL, 2004.
  • Eisenberg, Arlene, Heidi Eisenberg Murkoff, and Sandee Eisenberg Hathaway. El Primer Ano Del Bebe/What to Expect the First Year. Editorial Norma, 1995.
  • Gutiérrez, I. Hidalgo, A.B, y Marina, O. Cuidado del recién nacido dirigido a madres primerizas. BS thesis. LATACUNGA/UTC/ 2017.
  • Rochat, Philippe. El mundo del bebé. Vol. 27. Ediciones Morata, 2004.