Cómo crear un hogar armonioso

Ekhiñe Graell · 4 noviembre, 2014
Los espejos en los dormitorios pueden dificultar el descanso, por lo que conviene tenerlos tapados, por ejemplo, en el interior de las puertas de los armarios

Nuestro hogar es un sitio muy importante. Es donde nos sentimos cómodos y seguros, compartiendo muy buenos momentos con nuestra familia. Sin embargo, es muy importante que nuestro hogar sea agradable, esté limpio y tenga armonía. Para lograrlo existen diferentes ideas que pueden ser de gran ayuda. Es por ello que a continuación te decimos cómo crear un hogar armonioso.

Para ello contamos con el feng shui. Se trata de un sistema estético de origen chino que se basa en la doctrina taoísta para mejorar la vida de las personas. Sus orígenes son muy antiguos y en la actualidad es considerado como una de las mejores propuestas para decorar y organizar nuestro hogar, de tal manera que nos ayude a sentirnos mejor.

Tener una buena protección

Una recomendación que hace el feng shui es que nuestro hogar debe de tener una buena protección de tras de sí. Esto quiere decir que nuestro hogar debe tener una montaña, otra casa o un edificio detrás para que nos sintamos mucho más protegidos y seguros.

Espacio en el frente

Jardineria

Es importante que nuestro hogar cuente con espacio en la parte delantera. Lo mejor sería, si es que es posible, contar con un patio o jardín frente a la entrada principal. También funcionan un parque o una plaza. En todo caso se necesita de espacio, que nos permita tener la sensación de amplitud.

Presta atención también a los lados

Además de una protección trasera y amplitud en el frente, es muy importante cuidar los lados de nuestro hogar. En este caso, también es necesario que haya una protección, como un edificio u otra casa. De esta manera conseguiremos una armonía estable y bien construida. Como un sillón, nuestro hogar necesita también de soportes laterales.

Busca siempre protección

Por lo anterior, no es recomendable tener un hogar en lo alto de una montaña o en el piso más alto de un edificio. Esto se debe a que, como dijimos, dichos lugares no tienen protección por ningún lado. En pocas palabras, nuestro hogar siempre debe estar rodeado de protección.

Cuida los alrededores

casa-ordenada

Además de darnos protección, se deben de cuidar los alrededores de la casa porque las cosas que ahí se encuentran pueden tener un efecto negativo en la armonía de nuestro hogar. Se debe de prestar mucha atención a objetos como postes eléctricos, antenas, cables, etc. que pueden producir una energía negativa. También cuida los árboles que están frente a tu hogar. No deben de obstaculizar el paso ni tapar la entrada. Las ramas no deben de amenazar el hogar.

La puerta

Cuida muy bien la puerta de tu hogar, ya que es uno de los puntos esenciales del mismo. Trata de mantenerla en muy buen estado siempre: pintada, barnizada, visible, con un par de plantas a los lados para que se vea mejor. Recuerda que la puerta es la “cara” de tu hogar, por lo que debe lucir espectacular y atractiva.

El interior también cuenta

Según el feng shui, el camino interno que nos lleve a nuestro hogar debe ser curvo y sinuoso y no recto. Asimismo, dicho camino debe estar libre de cualquier obstáculo, como árboles o plantas, ya que de lo contrario estos serían una fuente de energía negativa para nuestro hogar.

Cuidado con los espejos

Aunque puedes tener espejos dentro de la casa, lo mejor sería que estuvieran en lugares cubiertos. Es decir, si tienes por ejemplo un espejo en una habitación, te recomendamos colocarlo en el interior del closet para que de esta manera solo sea visible cuando lo necesites y la puerta del armario esté abierta. Cuando ya no lo utilices, la puerta cerrada evitara que se vea.

No olvides limpiar y ordenar

Pintar casa

Un último consejo muy importante es mantener en todo momento nuestro hogar limpio y ordenado. Es muy importante que no haya suciedad o malos olores, así como cosas regadas por toda nuestra casa. Cada una de ellas debe de ir en su lugar, además de que debemos limpiar con frecuencia. Por supuesto, no se trata de convertirse en un obsesivo de la limpieza. Únicamente debemos mantener en buen estado el interior de nuestro hogar. Esto nos ayudará a sentirnos mucho más cómodos, alegres y seguros.