Cómo y cuándo tomar la espirulina para que sea más efectiva

Elena Martínez 29 noviembre, 2017
Puesto que la espirulina puede conllevar algunos efectos secundarios fruto de la depuración, como dolores de cabeza o trastornos digestivos, es importante empezar con dosis bajas e ir incrementándolas

Son muchas las personas que se animan a tomar la espirulina como suplemento nutricional. De hecho, ya se la considera como un superalimento que permite aumentar nuestra ingesta de vitaminas y minerales de manera sencilla y natural.

Descubre qué propiedades tiene para nuestra salud, así como cuándo y cómo debemos tomar la espirulina para que sea más efectiva. No te lo pierdas

¿Qué es la espirulina?

La espirulina es un alga verdiazul que se puede encontrar en aguas de poca salinidad, alcalinas y cálidas. Su nombre se origina en su curiosa estructura en forma de espiral, a pesar de que su nombre científico es Arthrospira.

Es uno de los alimentos más completos y nutritivos, algo que ya demostró la NASA en 1988 al incorporar la espirulina en la dieta de los astronautas.

Pero mucho antes, los aztecas ya la consumían para aumentar su resistencia cuando tenían que realizar esfuerzos importantes. Es, también, un excelente suplemento para deportistas.

Lee también: Cómo mejorar la dieta para tener más energía

Valores nutricionales

Platos con espirulina

Gracias a sus excelentes y completos valores nutricionales, la espirulina es muy efectiva para tratar todo tipo de déficits, así como para mejorar algunos trastornos. Repasamos su valiosa composición:

  • Es una de las mejores fuentes vegetales de proteína de alto valor biológico y de buena digestibilidad. Tiene un porcentaje de un 65 o 70 % de proteína.
  • Es rica en clorofila, el pigmento verde que destaca por su gran poder desintoxicante.
  • Es rica en vitaminas del grupo B, C, D y E.
  • Contiene minerales como el potasio, el selenio, el cobre, el manganeso, el magnesio, el fósforo o el zinc.
  • Contiene enzimas digestivas.
  • Destaca por sus virtudes antioxidantes (gracias a sus pigmentos naturales): clorofila, caroteinoides y ficocianinos.
  • Un 7 % de su contenido son ácidos grasos esenciales.

Propiedades para la salud

Peeparado para tomar la espirulina

A continuación, enumeramos las propiedades curativas y los beneficios que tomar la espirulina aporta a nuestra salud.

  • Facilita la pérdida de peso, por lo que se recomienda en dietas saludables de adelgazamiento. Esto se debe a su poder saciante y a que activa el metabolismo y, por lo tanto, la quema de grasas.
  • Favorece una flora bacteriana sana, regula y limpia los intestinos y favorece la digestión.
  • Reduce las inflamaciones, mejora los dolores articulares y previene la osteoporosis.
  • Previene y combate la anemia sin necesidad de tener que tomar suplementos de hierro.
  • Tiene un alto poder depurativo, es decir, favorece la eliminación natural de las toxinas que se acumulan en nuestro organismo y nos causan enfermedades.
  • Mejora nuestros niveles de energía y vitalidad a la vez que reduce la fatiga y el estrés.
  • Mejora la concentración y la memoria.
  • Fortalece el sistema inmunitario y acelera el proceso de recuperación durante la convalecencia.
  • Sus virtudes antioxidantes nos ayudan a prevenir el envejecimiento a nivel externo, pero también celular, del daño progresivo que nos causan los radicales libres, el paso del tiempo, el estrés, etc.
  • Mejora la función de los riñones.

Cómo y cuándo tomar la espirulina

Cuchar a con polvo de espirulina

La manera y el momento de tomar la espirulina depende de los objetivos que queramos conseguir con su ingesta:

  • Si queremos perder peso tomaremos la espirulina media hora antes de cada comida con un vaso de agua. De este modo, el alga produce un efecto saciante natural que nos ayuda a comer menos sin pasar hambre.
  • Si queremos ganar peso hay que tomar la espirulina justo después de la comida, junto con el postre.
  • Como tratamiento específico para un trastorno se toma en ayunas, media hora antes de ingerir ningún alimento.
  • Como suplemento nutricional se tomará en batidos verdes, elaborados con frutas y vegetales de hoja verde.

Recomendamos elegir una espirulina de buena calidad, a ser posible orgánica, para evitar que contenga componentes perjudiciales para la salud, ya que las algas tienen un alto poder absorbente.

Te recomendamos leer: 6 bebidas saludables con las que puedes preparar tus batidos verdes

Dosis recomendada

Vaso con bebida de espirulina

Podemos tomar la espirulina en polvo, mezclada con agua o con alimentos, en cápsulas o comprimidos. La dosis para empezar a tomarla es de 500 mg o 1 g, de 1 a 3 veces al día. No obstante, podemos aumentarla de manera gradual, atentos a la reacción de nuestro organismo y bajo supervisión profesional.

Es importante empezar por una cantidad baja por el alto poder depurativo de esta alga, que podría ocasionar algunas molestias como síntomas curativos (dolor de cabeza, trastornos intestinales, etc.). Por este motivo, también se recomienda beber mucha agua durante el tratamiento, al menos un litro y medio al día, separado de las comidas.

Te puede gustar