Cómo cuidar la piel mixta: los mejores tips

Es fundamental que limpiemos el rostro con un tónico específico para nuestro tipo de piel, tanto por la mañana como por la noche, y que apliquemos una crema hidratante sin aceites

Cuidar la piel mixta puede representar todo un desafío. Aunque en la actualidad hay muchos productos con propiedades que se adaptan a sus características, no deja de ser más complicado darle un tratamiento debido a que presenta áreas grasas y áreas secas.

Las partes grasas suelen notarse en la zona T (frente, nariz y barbilla), misma donde son visibles imperfecciones como los poros dilatados y puntos negros. La parte seca corresponde a las áreas del contorno del rostro, las cuales tienden a lucir opacas y débiles.

¿Tienes este tipo de piel? ¿Desconoces los cuidados que le debes dar? En esta oportunidad queremos compartir algunos tips y remedios naturales para conservarla en perfectas condiciones.

Los mejores tips para cuidar la piel mixta

Para cuidar la piel mixta no es necesario utilizar un producto para las áreas grasas y otro para las zonas secas. En lugar de esto, hay que aplicar todos los días una serie de cuidados que ayudan a mantener un equilibrio en su pH. Por supuesto, estos se pueden complementar con tratamientos.

Asegura su limpieza

cuidar la piel mixta

La limpieza del rostro a diario es fundamental para todo tipo de piel. Sin embargo, en el caso de la piel mixta necesita de otras “apreciaciones”. Es preciso que limpies y purifiques dos veces al día, es decir, por la mañana y por la noche.

  • Usa jabón neutro que es menos agresivo que aquellos que tienen perfume. En la zona T aplícalo con movimientos circulares para eliminar el exceso de grasa y de forma ligera en otras partes de la cara.
  • Evita retirar el jabón con agua demasiado caliente porque producirá más sebo y resecará la piel, además de perjudicar la barrera natural y acelerando el proceso de envejecimiento. Lo mejor es usar agua fría, templada o tibia.

Visita: Cómo cuidar la piel mixta de tu cutis

Utiliza hidratantes

La hidratación de la piel es esencial sin importar el tipo. En este caso, las cremas no deben contener aceites. Tampoco elijas fórmulas antisépticas, astringentes o calmantes.

  • Extiende más en la zona de las mejillas y un poco nada más en frente, barbilla y nariz.
  • Las pieles mixtas tienden a desarrollar flacidez con el paso del tiempo. Para evitarlo, elige cremas que contengan vitamina C para mantenerla tersa y firme.

Realiza exfoliaciones

Mujer exfoliándose el rostro para tener piel perfecta

Se aconseja  realizar una exfoliación y mascarilla nutritiva una vez por semana. Estos tratamientos ayudan a retirar las células muertas e impurezas que interfieren en el proceso de oxigenación de la piel.

  • Algunas interesantes son las de arcilla, algas azules o mentol, aunque también puedes optar por las recetas caseras, como ser la que mezcla avena, limón y tomate.

Elige los cosméticos adecuados

Utiliza siempre cosméticos indicados para este tipo de piel. Para evitar que el rostro quede brilloso, elige base mate y libre de aceites. Una buena opción es el polvo traslúcido para colocar sobre todo en la zona “T”.

  • Limpia muy bien los pinceles y demás herramientas de maquillaje, para evitar que se acumule grasa o suciedad en ellos.
  • No olvides desmaquillarte a diario con un producto que no sea demasiado fuerte o con alcohol. Al finalizar, aplica un tónico específico para piel mixta para que se cierren los poros. Esto hará que los granitos y puntos negros desaparezcan o no se formen.

Evita tocarte el rostro

No te toques la cara constantemente, ya que este mal hábito se traduce en un “pasaje” de grasa, bacterias y gérmenes. Si estás acostumbrada a hacer eso, manténte ocupada y genera la costumbre de evitarlo.

Remedios caseros para cuidar la piel mixta

Hay un amplio catálogo de remedios naturales para cuidar la piel mixta sin gastar en costosos tratamientos. Son recetas fáciles de elaborar, en las cuales combinamos las propiedades de ingredientes llenos de vitaminas, minerales y antioxidantes. ¡Elije una!

Yogur natural

Mascarilla de yogur.

  • Primero, coloca una cucharada de yogur natural en un recipiente  y mézclala con una cucharada de miel.
  • A continuación, agrega 12 gotas de zumo de limón y mézcla bien.
  • En la noche, antes de acostarte, extiende el tratamiento sobre el rostro.
  • Déjalo actuar 20 minutos y enjuaga con agua templada.

Nota: evita exponerte al sol después de usar este remedio, ya que debido a su contenido de limón puede ocasionar manchas.

Lee también: Tónico de manzanilla y pepino para reafirmar la piel

Aguacate

  • Tritura la pulpa de medio aguacate y mézclala con una cucharada de miel orgánica.
  • Seguidamente, extiende la mascarilla por todo el rostro y déjala actuar 20 minutos.
  • Para terminar, enjuaga con agua tibia y aplícate un tónico.

Papaya

  • Corta una rebanada de papaya y tritúrala con un tenedor.
  • En seguida, extiende la pasta por todo el rostro y déjala actuar 15 o 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría.

Arcilla

  • Prepara una pasta cremosa con arcilla verde y aceite de almendras. Una vez esté lista, frótala por todo el rostro.
  • Espera que actúe 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Para terminar, aplícate crema hidratante.

Tomate

  • Tritura un tomate maduro hasta obtener una pasta espesa.
  • A continuación, frótala por todo el rostro, enfocándote en la zona T.
  • Deja que actúe 10 minutos y enjuaga.

Ten en cuenta que puedes usar todas estas mascarillas 2 o 3 veces a la semana. Sus efectos para cuidar la piel mixta se pueden percibir desde la primera aplicación; la deja más fresca y suave.