Cómo cuidar la salud de tus ojos - Mejor con Salud

Cómo cuidar la salud de tus ojos

Sin dudas son una parte muy importante de nuestra vida. Son necesarios para la gran mayoría de nuestras actividades y no siempre les prestamos la atención que se merecen. No sólo por fuera, sino también, por dentro. Conoce cómo cuidar la salud de tus ojos en el siguiente artículo.

Cuidados para la vista

Los ojos sirven para ver a tus seres queridos, una película, un paisaje o trabajar. Sin embargo, no siempre los cuidamos como es debido, ya que nos preocupamos por otras partes del cuerpo (como ser adelgazar). Un grave error es recién empezar a preocuparse por la vista cuando molesta, duele o está enrojecida. ¿Por qué no comenzamos a tener una mejor salud ocular? Es decir, prestar atención a diario a lo que ocurre con tus ojos. Para ello, sigue los consejos brindados a continuación, que te permitirán evitar infecciones, enfermedades graves o cansancio, sobre todo en épocas actuales de gran exposición a los monitores (ordenador, móvil, televisión, tablet, etc).

Ir al optometrista una vez al año

Lo recomendable es cada doce meses, aunque algunos indican que es mejor ir cada dos años al oftalmólogo. Todo dependerá de varios factores, como ser, si se tiene problemas de vista (se usan gafas), después de los 50 años (prestar atención a dolencias típicas de la edad, tales como presbicia o cataratas), se padece diabetes o hipertensión, etc. Los niños deben visitar al médico a partir de los tres años de edad para saber si tienen problemas oculares y poder tratarlos de manera temprana. Un examen visual anual evita muchos problemas, a cualquier edad. Una consulta de quince minutos vale la pena.

Presta atención a la alimentación

No hay dudas de que comer bien repercute en el organismo en general. Las vitaminas que no deben faltar en tu dieta diaria son la A y la C. Tampoco puede haber déficit de magnesio. Todos estos nutrientes con fundamentales para un excelente desarrollo y funcionamiento de tus ojos, pero no sustituyen la revisión o los cuidados puntuales. Esto quiere decir que la comida no evita padecer miopía, pero son buenas para que el deterioro no sea tan grave. En la retina contamos con unas células que se alimentan de vitamina A, por lo cuál todas las hortalizas y frutas son excelentes para la vista. Esto quiere decir que el mito de la zanahoria es cierto, en parte.

consejos-para-los-ojos-cansados

Cuida las gafas

Si no se le presta atención a los ojos, mucho menos a las gafas. Este es un error fatal. Nada de usar cristales con arañazos o manchas, y menos armazones flojos e incómodos. Recuerda que tus gafas son como un asistente para la vista. Debes mantenerlas en excelentes condiciones y ofrecerles un mantenimiento adecuado, así no sólo te durarán más tiempo sino que a su vez realizarán mejor su trabajo. Límpialas con un paño húmedo y los productos que venden en las ópticas, no los que se usan para el hogar, porque son corrosivos y pueden estropear las gafas. Una lente dañada lo único que hace es forzar a la vista. Por otra parte, algunas personas deciden no comprar el antirreflex en sus lentes porque considera que no es necesario. Sin embargo, más que un lujo (es algo costoso), es una necesidad, sobre todo si usamos las gafas para mirar monitores o durante todo el día. Los antirreflejos sirven para que los ojos puedan convivir con las luces artificiales y no tengan que hacer un esfuerzo mayor para enfocar.

Limpia las lentillas

Si usas lentes de contacto, éstas merecen una estricta rutina de limpieza, que incluyen el momento en que te las colocas, cuando las estás usando y al quitarlas. No cumplir con esto, puede derivar en una infección o daños en la retina. El uso del líquido adecuado es uno de los pilares al momento de mantener en condiciones tus lentillas. Guárdalas en un recipiente libre de bacterias o suciedad y cambia el líquido a diario. En el caso de las mujeres, prestar atención a no dejar residuos de maquillaje o cremas. En general, todos deben tener las manos bien limpias antes de manipular las lentes. Además, no olvidarse de usar gotas lubricantes para humectarlas, ya que por causa del smog, el polvillo, el uso prolongado, etc, se resecan y no sólo molestan, sino que dañan los ojos.

Lentillas

Llevar gafas de sol

Muchas personas sólo usan gafas oscuras cuando van a la playa en las vacaciones. Sin embargo, es preciso erradicar esta equivocación garrafal y comenzar a lucir las gafas de sol los 365 días del año. Es preciso acostumbrarse a usarlas aún en los días más nublados, porque aún cuando la luz solar no molesta, los ojos están expuestos a los rayos UV, cada vez más dañinos,que provocan desgaste en la vista, cataratas, quemaduras de retina y otras enfermedades. Es importante que los niños también lleven gafas oscuras, porque hasta los 12 años su sistema de protección ocular no está desarrollado completamente.

Aleja los monitores

Hoy en día es imposible vivir sin usar el ordenador, el móvil, la tableta o la televisión. Todos estos tienen pantallas que son muy dañinas para nuestra salud. Ahora bien, si trabajamos en una oficina con el PC, ¿cómo hacemos para cuidar la vista? En primer lugar, no abusar de ellos, si después de todo el día conectados volvemos a casa y seguimos forzando la vista, entonces, habrá muchos problemas en el corto o largo plazo. Por otra parte, tener en cuenta las distancias. En el caso de la televisión, lo mínimo es dos metros, sobre todo en modelos gigantes de 40 pulgadas o más. Para el ordenador, entre 50 cm y 1 metro lineal para que los ojos no deban acomodarse tanto. Es bueno también tener en cuenta la iluminación del ambiente. Nunca se deben usar a oscuras y en lo posible con luz natural de una ventana, de lo contrario, la pupila se dilata más y entra más luz de la que necesitamos.

Dolor en el cuello