¿Cómo podemos cuidar los labios resecos?

Yamila Papa Pintor · 8 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 14 noviembre, 2018
Para que nuestros labios estén en perfectas condiciones, además de la hidratación externa, es fundamental que nos hidratemos por dentro. Debemos beber, al menos, un litro y medio de agua al día

La piel de los labios es mucho más delgada y delicada que la de otras partes del cuerpo. Además, están expuestos a los elementos de la atmósfera, como el sol, el aire frío y seco, lo que los hace propensos a la sequedad, agrietamiento y descamación. Pero ¿qué se puede hacer para cuidar de los labios resecos?

Los labios carecen de glándulas sebáceas y, por lo tanto, no pueden producir su propia hidratación. Por ello, es necesario saber cómo calmar los labios agrietados con ingredientes nutritivos que proporcionen un alivio rápido. También es buena idea examinar las causas que pueden provocar que se resequen y se agrieten para prevenirlas.

Normalmente, este problema suele aparecer durante el invierno, con el frío. Sin embargo, también puede deberse a falta de humectación durante todo el año. A continuación mencionamos algunos consejos para tratar los labios resecos.

Los labios: susceptibles al medio ambiente

Como resultado de su función como barrera poco eficaz, y por su baja capacidad de retención de agua, los labios son muy susceptibles a los efectos ambientales, tales como el viento, el sol, el tabaco y las temperaturas extremas. Este daño ambiental, así como otros factores, pueden hacer que los labios se resequen, se agrieten y tengan un color opaco.

Tres de los factores climáticos que más afectan esta zona del rostro son:

  • Los rayos UV
  • El clima seco
  • El viento frío

Las consecuencias de los labios resecos son las conocidas “grietas”. Además de no quedar bien en lo estético, es perjudicial para la salud de la piel. Por ello, al igual que se debe aplicar protector solar cuando vamos a la playa, o nos cubrimos las orejas y la cabeza cuando hace frío, también es necesario proteger los labios.

El error más habitual es humedercer los labios resecos con saliva. Esto lo empeora, ya que al secarse el líquido, se va también la poca hidratación que les quedaba. El resultado: estarán más secos que antes.

Asimismo, es necesario acudir al médico cuando se detecten cambios significativos en la apariencia de los labios. Las patologías labiales pueden afectar la función y apariencia de los labios. Durante el examen se deben reconocer los cambios en el color, tamaño o textura de los labios.

Consejos para evitar los labios resecos

Evita tener los labios resecos

Antes de nada, es importante mantener una buena alimentación. Se recomienda que sea rica en vitamina B y hierro, para evitar la descamación de los labios. Cuando aún no se han agrietado, es bueno colocar manteca de karité o extracto de algas, que ofrecen elasticidad y los protegen de los agentes externos.

Es necesario remarcar que la piel en esta zona es muy sensible y delicada, por lo que necesita un cuidado especial. Estos son algunos consejos para tener en cuenta:

Hidratarlos constantemente

Para ello, puedes utilizar un bálsamo o producto similar. El bálsamo labial que contiene pseudo ceramida es muy útil para el cuidado de los labios en personas con problemas de piel sensible, así como para el uso diario por parte de personas sanas.

También es conveniente usar siempre el que mejor se adapte a las necesidades de los labios y que disponga de protector solar. Así podrás evitar lesiones por la exposición a los rayos ultravioletas.

Protegerlos del sol

Se recomienda escoger productos hipoalergénicos y con filtro alto. Úsalo media hora antes de salir al sol y vuelve a aplicarlo las veces que sea necesario.

Evitar que se formen arrugas pequeñas

Humectar labios

Aunque aún seas joven y no hayan aparecido los primeros signos del envejecimiento, es conveniente dejar a un lado los hábitos nocivos. Algunas actividades, como fumar, marcan antes los surcos en los labios y contribuye a la sequedad.

Exfoliación

Los labios agrietados están cubiertos por una capa de piel seca que puede impedir que los ingredientes curativos de los bálsamos labiales penetren en la piel y la reparen. Por lo tanto, exfoliar puede ayudar a eliminar la piel muerta y renovar el tejido. Cuando compres un exfoliante labial, busca productos que contengan ingredientes que alivien y humedezcan los labios.

Hidratarse por dentro y por fuera

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo pierde más líquido del que absorbe. Cuando el cuerpo está deshidratado, extrae agua de ciertas áreas para asegurar que las células permanezcan hidratadas. Esto puede causar sequedad en la piel, incluyendo la de los labios.

Existe una asociación entre las cantidades diarias de agua y la hidratación de la piel. Sin embargo, se necesita más investigación para conocer con seguridad si el aumento de la ingesta de líquidos disminuye los signos de la piel seca.

En la mayoría de los casos, los cuidados mencionados pueden curar o mejorar la apariencia de los labios secos y agrietados en unas semanas. Si esto no ocurre, es aconsejable que acudas a un dermatólogo. La causa detrás de los labios agrietados podrían ser otra, como una reacción alérgica o una infección, por eso es necesario realizar un examen.

  • Isoda K, Nakamura T, Yoshida K, Tamura E, Atsuta N, Ishida K, et al. The efficacy of a lip balm containing pseudo-ceramide on the dry lips of sensitive skin-conscious subjects. J Cosmet Dermatol. 2018;
  • Trookman NS, Rizer RL, Mehta R, Gotz V. Clinical assessment of a combination lip treatment to restore moisturization and fullness. J Clin Aesthet Dermatol. 2009;
  • Greenberg SA, Schlosser BJ, Mirowski GW. Diseases of the lips. Clin Dermatol. 2017;
  • Santos PS da S, Tinôco-Araújo JE, de Souza LM de VA, Ferreira R, Ikoma MRV, Razera APR, et al. Efficacy of HPA lanolin® in treatment of lip alterations related to chemotherapy. J Appl Oral Sci. 2013;