¿Cómo curamos naturalmente los uñeros? - Mejor con Salud

¿Cómo curamos naturalmente los uñeros?

Debemos utilizar un calzado que respete la forma natural del pie y que sea transpirable. Evitaremos los zapatos de tacón alto.

Los uñeros son unas molestas y dolorosas inflamaciones que se forman en la piel de alrededor de las uñas cuando éstas se encarnan y, que en ocasiones también pueden ir acompañadas de una infección en la zona.

En este artículo explicamos cuáles son sus síntomas y sus posibles causas, y compartimos algunos remedios naturales y caseros para tratarlos sin complicaciones con ingredientes que solemos tener en la cocina: limón, sal, tomillo, cebolla, huevo o zanahoria.

¿Cuáles son sus síntomas?

Sabemos que sufrimos un uñero porque podemos ver que alrededor de la uña la piel aparece enrojecida y/o inflamada, habitualmente resulta dolorosa al tacto y, además, en algunas ocasiones también puede estar infectada, mostrado una acumulación de pus en la zona.

Posibles causas

Los uñeros pueden deberse a una o varias de las siguientes causas:

  • Crecimiento excesivo de la uña
  • Crecimiento anormal de la uña
  • Herida causada por la encarnación de la uña en la piel
  • Calzado inadecuado que presiona en exceso los dedos del pie
  • Exceso de sudoración
  • Traumatismos
  • Enfermedades de la piel

Infusión de tomillo

El tomillo es una planta medicinal con múltiples beneficios, entre ellos nos ayuda a combatir las inflamaciones, las infecciones y a calmar el dolor, por lo cual es un remedio ideal para tratar los uñeros.

Prepararemos una infusión con una taza de agua y dos cucharadas de tomillo. Herviremos durante cinco minutos y, cuando esté tibia la infusión, sumergiremos el dedo afectado durante 5 o 10 minutos. Lo repetiremos varias veces a lo largo del día.

Manicure in beauty salon soaking nails spa

Limón y sal

Con estos simples ingredientes tenemos un tratamiento efectivo para los uñeros. Haremos un agujero en medio de un limón, le echaremos un poco de sal marina e introduciremos el dedo afectado. Lo dejaremos así durante 20 minutos, y lo haremos diariamente hasta que el uñero esté curado.

Tanto el limón como la sal actúan como desinfectantes y desinflamantes.

Cataplasma de cebolla

La cebolla es un gran antiinflamatorio usado para tratar múltiples enfermedades, y también en este caso nos puede ser muy útil aplicada de una manera muy sencilla.

Coceremos una cebolla, la machacaremos bien cuando esté hervida y la pasta resultante la pondremos en una gasa estéril cuando esté tibia. Aplicaremos el cataplasma sobre el dedo afectado e incluso lo podemos cubrir con gasas y esparadrapo, para dejarlo actuar por lo menos dos horas.

Cataplasma de zanahoria

Con estos remedios, todos muy efectivos, podemos elegir uno u otro según los ingredientes que tengamos en la cocina o bien ir alterándolos para ver cuál nos resulta más práctico y útil.

Este cataplasma, por ejemplo, es similar al de la cebolla, pero lo prepararemos con zanahoria, la cual además de ayudarnos a eliminar el uñero también revitalizará la piel afectada.

Este cataplasma lo aplicaremos tres veces al día, durante quince minutos por lo menos.

Clara de huevo

Este remedio es rapidísimo y también da muy buenos resultados si lo repetimos con continuidad hasta notar mejoría. Sólo tendremos que batir la clara de un huevo y aplicarlo en la zona afectada varias veces al día. La clara de huevo la podemos conservar en la nevera durante unos tres días.

¿Podemos prevenirlos?

Podemos prevenir la aparición de los uñeros siguiendo los siguientes consejos:

  • Mantendremos siempre las uñas bien recortadas y uniformes, teniendo en cuenta también las cutículas, usando habitualmente la lima para no dejar puntas.
  • Evitaremos calzado demasiado apretado y en cambios optaremos por un en el que se respete la forma natural del pie, y que además sea transpirable. Preferentemente evitaremos los zapatos de tacón alto.
  • Si hemos sufrido un golpe o pisotón lo trataremos con remedios naturales aunque aparentemente no sea grave
  • Hidrataremos nuestras manos y pies regularmente con cremas hidratantes que contengan vitamina E o bien con aceites vegetales
  • Si también sufrimos hongos en la zona afectada aplicaremos diariamente una gota pura de aceite esencial de árbol de té, que es un poderoso antifúngico

644-01435847

Recomendación: si el uñero está infectado y la infección no remite, sigue igual o amplia la zona afectada acudiremos al médico lo antes posible, para evitar complicaciones que no son frecuentes pero podrían suceder si se descuida, como caída de la uña, abscesos, extensión de la infección, entre otros.

Imágenes por cortesía de FoundryParklnn