Cómo curar quemaduras con proteínas

¿Sabías que puedes curar mucho más rápido las quemaduras mediante el consumo de proteínas y otros nutrientes?

Para curar quemaduras no siempre hace falta recurrir a ungüentos de farmacia o curas especializadas. Por supuesto, todo depende de la gravedad de la lesión.

En el caso de sufrir quemaduras leves se puede optar por algunas soluciones naturales que se encuentran a nuestra disposición. Una de estas soluciones es el consumo de proteínas y ciertas vitaminas clave.

Ya sea por causa del sol o por algún accidente en la cocina, cuando nos quemamos la piel arde y duele mucho. En este proceso las células de la dermis mueren. Por lo tanto, es fundamental ofrecerle al organismo nutrientes que cicatricen y curen.

Las proteínas ayudan a curar quemaduras

Cuando la lesión o quemadura es leve podemos realizar un tratamiento casero. El objetivo será minimizar las molestias (enrojecimiento e hinchazón sobre todo), y aliviar el dolor. De esta forma promoveremos la cicatrización de la herida.

A pesar de que podemos curar quemaduras mediante la aplicación de sustancias o elementos sobre la dermis, se puede acelerar el proceso de curación mediante la alimentación.

Las proteínas son macronutrientes que se encuentran en múltiples alimentos. Estos sirven para reparar y crear nuevas estructuras tanto sean internas (tejido muscular) como externas (piel).

La buena noticia es que este nutriente lo podemos hallar en muchas de las comidas que ingerimos a diario. Los alimentos más proteicos son:

  • Huevos.
  • Pollo (pechuga).
  • Carne (ternera magra).
  • Pescado (atún, gambas).
  • Cereales (quinoa, avena).
  • Verduras (brócoli, coles de Bruselas).
  • Lácteos (leche, requesón, yogur griego).
  • Frutos secos y legumbres (cacahuates, lentejas, almendras).

Las proteínas cicatrizan heridas, ayudan a curar quemaduras y regeneran la piel desde afuera hacia adentro. Por otra parte debemos consumir vitaminas con propiedades similares. Las más importantes son:

Lee también: Esto es lo que debes hacer si sufres una quemadura

1. Vitamina K

Vegetales de hojas verdes

La vitamina K interviene en el proceso de coagulación de la sangre ya que forma protombina y evita las hemorragias. La podemos encontrar en los vegetales de hoja verde, los cereales, el hígado y los lácteos.

2. Vitamina C

Resiste infecciones, participa en la formación de colágeno y contribuye a la cicatrización de heridas así como también es un aliado en caso de hemorragias, fracturas y contusiones. Se encuentra en los cítricos, los tomates y los pimientos verdes.

3. Vitamina A

calabaza

Se trata de un antioxidante más que potente que contribuye en el mantenimiento, desarrollo y reparación de los tejidos, la piel y las mucosas.

A su vez, reduce los riesgos de infección y reduce la inflamación. Está presente en los alimentos de origen animal (huevos, carnes y lácteos) así como también de origen vegetal (principalmente calabaza, espinaca, brócoli y zanahoria).

Visita este artículo: 7 razones por las que te conviene consumir calabaza

4. Vitamina B

La vitamina B permite al organismo utilizar las enzimas que intervienen en la regulación y producción de los glóbulos rojos. Asimismo promueve la regeneración de celular. Se encuentra principalmente en las nueces, los granos integrales, la carne roja y el huevo.

Si te has quemado con el horno o el sol es recomendable añadir más zinc a la dieta. Este mineral sintetiza las proteínas y desarrolla colágeno (ideal para cicatrizar heridas). El zinc está presente en los huevos, las legumbres, los moluscos y las carnes rojas.

Otros alimentos que no pueden faltar para curar quemaduras son los que tienen propiedades antibacterianas. Estos evitan infecciones en las heridas y reducen la inflamación, como el ajo y la miel.

Remedios naturales para curar quemaduras

Además de la buena alimentación podemos acelerar el proceso de cicatrización tras una quemadura con remedios caseros. Estos son los más eficaces:

1. Aloe vera

5 propiedades del aloe vera que hacen que valga la pena tenerlo en casa

El aloe vera es uno de los remedios caseros más importantes para problemas relacionados con la piel. Alivia al instante la inflamación y regenera la dermis. No dudes en tener una planta de aloe vera en casa para usarla cuando sea necesario.

Simplemente corta una hoja y ábrela de forma horizontal. Retira el gel del interior y aplica en la zona afectada. Si te sobra algo, guárdalo en la nevera. No tires la penca, puedes apoyar la parte interna sobre la quemadura.

2. Agua fría

Se debe aplicar lo más rápido posible después de la quemadura. Con abundante agua fresca limpiarás la herida y evitarás que se infecte mientras alivias el dolor y el ardor.

Puedes colocar la zona debajo del grifo o bien introducirla en un recipiente con agua fría (añade cubos de hielo de ser necesario).

3. Cebolla

cebolla

La cebolla es un potente antiséptico que además hidrata la piel. Ya que se usa mucho en la cocina no dudes en aprovechar sus propiedades cuando te quemas.

Para curar quemaduras tan solo debemos cortarla por la mitad y aplicarla directamente sobre la herida. Otra opción es trocearla en rebanadas lo más finas posibles y dejar unos 10 minutos (o hasta que se seque y caliente). Retira con agua fresca.

4. Miel

Al igual que sucede con la cebolla, la miel es un potente antiséptico. Por un lado evita la infección y por el otro regenera los tejidos. Además alivia la inflamación.

Aplica un poco de miel sobre la herida y cubre con una gasa o venda estéril. Deja actuar durante 30 minutos, como mínimo (mejor si dejas el apósito todo el día).

5. Tomate

consumir-tomate

El tomate es un remedio muy popular para curar quemaduras solares. Al estar compuesto casi en su totalidad por agua, el tomate refresca y desinflama la zona.

Corta un tomate en rebanadas y aplica en el área afectada. Cuando se haya secado o esté caliente cambia por rodajas nuevas. Otra opción similar es la patata cruda.

Te puede gustar