¿Cómo curar una herida para que no deje cicatriz?

María Enriquez · 13 abril, 2014
Recuerda no exponer la piel al sol para no agravar la situación e hidratar la piel durante el proceso de cicatrización para minimizar su presencia

Serán pocas las personas que tengan la suerte de que ninguna cicatriz les haya marcado la piel. Muchas veces debido a pocos o malos cuidados de una herida el proceso de cicatrización se alarga, se dificulta y la piel queda con marcas visibles y anti-estéticas.

Es importante que sepas que el proceso de cicatrización varía de una persona a otra, y las heridas también sanan de manera diferente. Muchas veces no podemos evitar que estas marcas se produzcan, pues son el resultado del proceso normal de sanación de la piel. Todo dependerá del tipo de piel, de la magnitud y profundidad de la herida.

Pero sí podemos intervenir es en que sean lo más estéticas posibles, y por ende menos notorias. Si la herida que presentas es de consideración, no debes dejar de acudir a un centro médico. Las acciones inmediatas son de vital importancia para prevenir infecciones en tu lesión.

Si las heridas se infectan el resultado puede ser mucho peor. Por eso fíjate en los consejos que iremos mencionando en este artículo, para que puedas sanar tus heridas de manera eficiente, evitando la formación de cicatrices anormales.

Consejos…

  • La limpieza de la herida es primordial, luego de comprimir la herida con un trapo limpio y deje de sangrar puedes proceder a su limpieza, con tus manos limpias por supuesto, utilizando un desinfectante que puedes conseguir en farmacias para dicho fin y si no lo tienes puedes hacerlo por medio de agua y jabón suave, nunca utilices alcohol en una herida.
  • Seca la herida con una gasa limpia, dando suaves golpecitos, evita el algodón porque quedarán restos pegados en la lesión que entorpecerán la curación.
  • Mientras dure el proceso de cicatrización no debes exponer la piel al sol. Puedes cubrir tu herida con un vendaje, no muy apretado pero tampoco flojo, la finalidad es proteger la herida de posibles infecciones al estar en contacto directo con el medio externo. Asegúrate de cambiarla todos los días, si notas que la venda está húmeda también debes cambiarla.
  • Sería interesante realizar suaves masajes alrededor de la herida, en forma circular, eso ayudará a aumentar la circulación en la zona, logrando que sustancias beneficiosas lleguen para acelerar el proceso de sanación.
  • Cuando se formen las costras, no las quites, eso puede generar una cicatriz más evidente, deja que se despeguen solas.
  • El aceite de rosa mosqueta es muy útil para los procesos de cicatrización, puedes aplicarla en el lugar de la lesión todos los días, debes ser constante si quieres notar resultados.
  • Además en farmacias puedes conseguir gran variedad de cremas cicatrizantes, que también serían de gran ayuda.
  • La alimentación también juega un rol importante a la hora de una correcta cicatrización, si es deficiente, no contarás con los nutrientes necesarios para el proceso de curación.

 

La cebolla es de gran utilidad en el tratamiento de las heridas, pues evita que allí se formen cicatrices...
La cebolla es de gran utilidad en el tratamiento de las heridas, pues evita que allí se formen cicatrices…

Recuerda que estas recomendaciones son útiles para situaciones menores, en caso de heridas profundas, de gran magnitud y en las que el sangrado no se detenga por varios minutos no pierdas tiempo y acude a un centro médico.

Otra aclaración importante sería que una herida pequeña puede no dejar cicatriz, pero todo depende de cada tipo de piel. Existen personas en las que los procesos de cicatrización son de por sí dificultosos, sean heridas leves o no.

Además de prevenir la formación de cicatrices notorias, los cuidados anteriormente citados servirán para evitar posibles infecciones en las heridas. Las que conllevarán tratamientos más largos, y con marcas aún más visibles.

Ante la duda siempre consulta con un profesional. Hoy en día existen varios mecanismos para atenuar las marcas en la piel, si ya presentas cicatrices antiguas puedes encontrar soluciones para ellas, haciendo que al menos sean menos molestas.

La cirugía también se utiliza en ciertos casos, para lograr una nueva cicatriz, que con mejores cuidados tenga un mejor desarrollo.