Cómo curar una quemadura con remedios caseros

Las quemaduras suelen traer mucho dolor, pero existen muchos remedios naturales que tienen propiedades capaces de combatir esta afección en cuestión de minutos.

Una quemadura es una lesión en la piel debido al contacto o exposición de un agente peligroso, como son el calor, el frío, la electricidad, las radiaciones del sol o ciertos productos químicos. El cuerpo humano tolera temperaturas de hasta 40º C; por encima se pierde la capacidad natural de la piel de regenerarse.

Tipos de quemadura y sus síntomas

Una quemadura puede ser dolorosa o no, dependiendo de su grado. El grado de una quemadura está determinado por su localización en el cuerpo y por la profundidad a la que llega en la piel.

  • Quemaduras de primer grado: Solo afectan a la capa más superficial de la piel, y se caracterizan por un enrojecimiento de la misma que duele al contacto. Comúnmente las encontramos cuando la persona ha tenido una exposición prolongada al sol. Son las más frecuentes, sobre todo en el verano.
  • Quemaduras de segundo grado: Son un poco más profundas y su característica principal es la aparición de ampollas. Estas son un sistema de defensa ante la quemadura ya que protege de las infecciones. Con el líquido que contienen, hidratan la herida y ayudan a la cicatrización. Estas quemaduras son muy dolorosas.
  • Quemaduras de tercer grado: En estas quemaduras podemos ver tejido carbonizado. Las terminaciones nerviosas encargadas de transmitir el dolor se destruyen, de ahí que se diga que las quemaduras de tercer grado no duelen.

Toda quemadura puede generar problemas y riesgos importantes para nuestra salud. Mucho depende de la superficie corporal quemada. Así, una quemadura de primer grado que afecte a una superficie del 90 % del cuerpo es igual o más peligrosa que una quemada de segundo grado que solo afecte al 20 %.

Causas

Hay muchos factores que pueden causarnos quemaduras:

  • Fuego
  • Líquido o vapor calientes
  • Metal, vidrio y otros objetos calientes
  • Corriente eléctrica
  • Radiación de rayos X o radioterapia para tratar el cáncer.
  • Luz solar o luz ultravioleta de una lámpara de sol o de una cama de bronceado
  • Productos químicos como los ácidos fuertes, la lejía, el diluyente de pintura o la gasolina

Ver también: Remedios caseros para las quemaduras de sol

Prevención

Presta atención al riesgo de quemaduras fuera del hogar, en especial si trabajas en lugares con llamas expuestas, sustancias químicas o materiales sobrecalentados.

Para reducir el riesgo de las quemaduras domésticas frecuentes:

  • Nunca dejes alimentos sobre la estufa encendida sin prestarles atención.
  • Gira las manijas de la estufa hacia la parte trasera de la cocina.
  • Mantén los líquidos calientes fuera del alcance de niños y mascotas.
  • Mantén los dispositivos eléctricos lejos del agua.
  • Prueba la temperatura de los alimentos antes de servirlos a un niño. No calientes el biberón del bebé en el microondas.
  • Nunca cocines con ropa holgada que podría prenderse fuego en la estufa.
  • Si hay niños pequeños presentes, bloquea su acceso a fuentes de calor como hornillos, parrillas al aire libre, chimeneas y calefactores.

Consejos y remedios naturales para tratar las quemaduras

Aceite esencial de lavanda

Su aplicación brindará un alivio inmediato gracias a sus propiedades antisépticas y analgésicas. A su vez, nos permitirá reducir el riesgo de desarrollar cicatrices.

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de lavanda (250 ml)

Modo de empleo

  • Aplicar sobre la zona que presenta la quemadura y dejar actuar, sin cubrir.
  • Es importante repetir la aplicación a lo largo del día.

Miel

Además de desinfectar las heridas y curar las quemaduras, la miel extrae los fluidos de los tejidos limpiando la zona quemada. A su vez, humecta y ayuda a regenerar la piel.

Ingredientes

  • 1 taza de miel (250 ml)

Modo de empleo

  • Aplicar ka miel en la parte que presenta la quemadura. Es muy importante dejar secar un tiempo prolongado, y no tapar la herida con ningún tipo de tela.
  • Repetir la aplicación todo el día para agilizar el proceso de curación.

Vinagre

Con propiedades astringentes y antisépticas, el vinagre ayuda al tratamiento de quemaduras menores y a la prevención de cualquier tipo de infección. Es una opción perfecta para las quemaduras de primer y segundo grado.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre (250 ml)

Modo de empleo

  • Basta con aplicar sobre la zona afectada y dejar actuar por un tiempo estimado de 1 o 2 horas.
  • Al igual que con los remedios anteriores, repetiremos varias veces al día para regenerar y curar rápidamente la zona que presenta las quemaduras.

Lee también: Tipos de quemaduras según su origen

Agua fría

Para reducir el ardor producto de la quemadura se recomienda dejar correr agua fría sobre la quemadura que presentamos durante varios minutos. También podemos colocar compresas frías sobre el área afectada. 

Modo de empleo

  • Sumergir o aplicar bastante agua fría sobre la zona afectada por las quemaduras.
  • Si se desea, colocar compresas frías sobre el área afectada.
Categorías: Plantas medicinales Etiquetas:
Te puede gustar