Cómo darle luminosidad a tu rostro

Valeria Sabater·
14 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
18 Noviembre, 2018
Según sea tu tipo de piel, deberás aplicarte una serie de productos u otros. Para saber cuáles son los más indicados para ti, puedes consultar con el dermatólogo o el farmacéutico.
 

Para darle luminosidad a tu rostro cada día, lo más importante es conocer bien cuáles son las necesidades de tu tipo de piel. Mientras mejor te informes sobre qué es lo que tu piel necesita y por qué, mejores desiciones podrás tomar a la hora de cuidarla y hacerla lucir espectacular.

La persona que mejor puede asesorarte sobre esto es el dermatólogo. También puedes consultar con el farmacéutico, para cuestiones puntuales.

Una vez sepas qué es lo que debes hacer a diario, puedes considerar las siguientes opciones que te comentaremos para darle luminosidad a tu rostro. Se trata de una serie de complementos caseros para tu rutina de cuidado y belleza.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo. Te protege una gran cantidad de agresiones externas y, aunque no lo parezca, debe ser cuidada adecuadamente a diario. Y en este sentido, cabe destacar que hay que distinguir los cuidados de la zona del rostro del resto del cuerpo.

Tónicos para un rostro resplandeciente

 

Los siguientes tónicos están elaborados a partir de ingredientes naturales de uso común, como la manzanilla. Ayudan a refrescar la piel, calmarla, limpiarla y darle luminosidad. 

¿Y cuándo se puede aplicar un tónico refrescante? Después de desmaquillar y lavar la piel, después de lavar la cara al hacer deporte y antes de ir a dormir, por ejemplo.

1. Tónico de manzanilla helada

Dos vasos de manzanilla con hielo.

Por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes, la manzanilla es un ingrediente que puede ser de utilidad a la hora de elaborar un tónico casero. Para ponerte manos a la obra, solo tienes que preparar la clásica infusión de la siguiente manera:

  • Llena una taza con agua y ponla a calentar en el microondas un par de minutos, hasta que alcance su punto de ebullición.
 
  • Saca la taza del microondas e introduce con cuidado dos bolsas de manzanilla (o una cucharada, si la has adquirido a granel).
  • Tapa la taza y deja infusionar la bebida unos 5 minutos.
  • Destapa y lleva al congelador durante media hora (o más).
  • Vierte el líquido en un frasco con atomizador.
  • ¡Comienza a usar cada vez que lo necesites!

2. Tónico de cola de caballo

En vez de manzanilla, puedes utilizar cola de caballo para preparar un tónico refrescante. La cola de caballo contiene silicio, un elemento que se ha asociado con la renovación del colágeno en la piel.

Lee: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

Consejos para que le des luminosidad a tu rostro

Como ya te comentábamos antes, para poder lucir una piel bonita, sana y luminosa, es importante que sepas cuidarla. Y cabe destacar que esto no se trata solamente de lavarla con agua y jabón y aplicarle una crema hidratante, sino de cuestiones tan esenciales como una buena alimentación.

 

María Teresa Alcalde (farmacéutica), comenta que: “la mala alimentación tiene una enorme influencia en el estado general del organismo y, por tanto, también en la piel”. Así pues, asegúrate de llevar una dieta saludable. Minimiza tu consumo de comestibles industriales, chatarra y afines.

Los snacks de bolsa, la bollería, las golosinas, el chocolate con leche, los refrescos, las aguas saborizadas, los tés azucarados y muchos otros productos similares son perjudiciales para la salud en general y pueden afectar la imagen de la piel.

Por otra parte, Alcalde recomienda darle prioridad a la hidratación. Esto es porque el consumo de suficiente cantidad agua a lo largo del día contribuye con múltiples procesos a nivel dermatológico.

Una de las bebidas frutales más populares es el agua saborizada con rodajas de limón.
 

Otras medidas que puedes tomar para darle luminosidad a tu rostro tienen que ver con la aplicación de maquillaje.

Antes de aplicarte la base, sería recomendable que lavases bien tu rostro con agua y jabón y que te aplicaras una loción o crema hidratante ligera. Luego, ya puedes proceder a maquillarte como tal.

Por otra parte, vale la pena destacar que los maquilladores profesionales no recomiendan aplicar varias capas gruesas de producto y, en líneas generales, indican que se deben evitar los excesos a la hora de aplicar cualquier producto. Por lo tanto, asegúrate de aplicarte solo las cantidades necesarias y de extenderlas correctamente para no dar la sensación de pesadez.

La mala aplicación del maquillaje puede hacer que la piel luzca marchita y sin vida, por ello es muy importante llevar una buena rutina. Asimismo, no está de más lavar y secar las brochas, pinceles, esponjas y demás utensilios que se utilizan. Lo ideal sería no dejar pasar más de 10 días para hacerlo.

 

En definitiva, manteniendo buenos hábitos de vida podrás darle luminosidad a tu rostro y lucir espectacular incluso al natural.