¿Cómo debe ser la dieta de quien combate la anorexia?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 10 diciembre, 2018
A la hora de pensar en la alimentación para una persona con anorexia, debemos ser detallistas. Por ejemplo, además de incluir alimentos sanos y equilibrados, la presentación es muy importante, ya que es fundamental que el plato sea atractivo a la vista.

La anorexia es un desorden alimenticio que afecta física y emocionalmente a quien lo padece y modifica por completo su relación con la comida. Quienes viven con anorexia pueden dejar de comer hasta llegar a altos grados de desnutrición que conducen a problemas de crecimiento o desarrollo. ¿Cómo planificar la dieta de quien combate la anorexia?

Aún no se descubren las causas fisiológicas que llevan a una persona a padecer esta enfermedad; no obstante, sí se sabe que las causas psicológicas son muy variadas.

En lo que se refiere a la dieta, quienes padecen este grave trastorno deben retomar el consumo de alimentos contemplando las reglas que expondremos en el transcurso de este artículo. Desde luego, la consulta con el profesional tratante es obligatoria antes de decidir cualquier modificación en el régimen alimenticio indicado.

Una dieta ligera, el primer requisito

En los casos más avanzados de anorexia, existe la anulación total de la ingesta de alimentos. Si este es el caso de la persona que te preocupa o de ti mismo, recuerda que es necesario iniciar con pocas cantidades de alimentos.

Lo primero que se debe incluir en la dieta son frutas, las verduras y los frutos secos. Por el contrario, no se recomienda incluir aderezos o salsas comerciales, ya que el estómago del paciente anoréxico no está preparado para recibir y procesar este tipo de productos.

Por otro lado, las raciones no deben ser muy grandes. De hecho, es preferible hacer cinco o seis comidas ligeras a dos o tres que causen molestias al paciente.

Lee también: 5 diferencias clave entre la anorexia y la bulimia

El equilibrio en lo que se come es una prioridad

Es importante incluir la mayor cantidad de alimentos y nutrientes posibles para combatir la anorexia. Quienes padecen los grados más avanzados de este trastorno, pueden intercalar el tipo de frutas, vegetales y frutos secos que comen. De esta forma, tendrán un mayor aporte de vitaminas y minerales.

En tanto, las personas que toleren una mayor diversidad de alimentos deben comenzar a ingerir diferentes variedades de proteína, granos integrales y grasas sanas. Lo recomendable es agregar un tipo de alimento a la vez, de forma opuesta a como solían eliminar alimentos de su dieta estos individuos.

Asimismo, es indispensable que acudan con el médico para que se les indique el tipo de multivitamínicos que requieran. 

Alimentos atractivos en la dieta de quien combate la anorexia

La anorexia se basa en ideas negativas sobre la comida. Por lo tanto, este efecto se puede contrarrestar con platillos presentados de forma atractiva.

Por supuesto, esta presentación no basta por sí sola; debe ir acompañada de sabores que le resulten agradables al paciente. Es preferible poner un gran esmero en preparar un alimento agradable a la vista que insistir a la persona para que lo coma sin más.

Un método que funciona bastante bien es el de preparar pequeñas porciones de alimentos que le resultaban agradables al paciente y dejarlos listos para su consumo en cualquier momento. Con esto, es el propio individuo quien retoma la alimentación normal en un ritmo que se adapte a lo que su organismo tolere.

¿Qué ingredientes pueden ayudarnos a cumplir estas demandas? El arroz, el pescado, el pollo, las verduras —cuantos más colores se incluyan, mejor— y los huevos son excelentes alternativas para combinar. Con el tiempo y las recomendaciones del doctor, se puede avanzar hacia alimentos más compuestos.

Te puede interesar: La anorexia, ¿qué factores influyen en su aparición?

Combatir la anorexia, todo un reto

Quienes se encuentran batallando contra la anorexia deben aprender a hacerlo de forma lenta y esforzándose cada día para seguir un estilo de vida sano. Si estás atravesando o conoces a alguien que está viviendo esta etapa, debes ser consciente de que se necesitará mucha dedicación y apoyo de su entorno.

En este sentido, es importante que un dietista y el propio psicólogo supervisen el régimen alimenticio. El dietista ayudará a escoger alimentos más balanceados y apropiados para sus necesidades. En tanto, el psicólogo ayudará a que el paciente aprenda a luchar contra sus sentimientos o creencias equivocadas.

Finalmente, siempre se debe considerar que las falsas expectativas en torno a la apariencia, los modelos de belleza impuestos por las grandes marcas y otros desequilibrios psicológicos pueden desencadenar en este trastorno. Las consecuencias pueden ser fatales, por lo que la pronta ayuda es indispensable.

  • Alvarenga, M., & Larino, M. A. (2002). Terapia nutricional na anorexia e bulimia nervosas. Revista Brasileira de Psiquiatria24(SUPPL. 3), 39–43. https://doi.org/10.1590/S1516-44462002000700009
  • Iglesias Diz, J. L., & Leis Trabazo, R. (2006). Enfermedades nutricionales en la adolescencia. Medicine - Programa de Formaci?N M?Dica Continuada Acreditado9(61), 3950–3957. https://doi.org/10.1016/S0211-3449(06)74359-4