Cómo debes actuar en caso de padecer un “calambre”

Aunque existen diferentes alternativas para aliviar el dolor cuando sufrimos un calambre, una de las más efectivas, tanto para tratarlo como para prevenirlo, es beber abundante agua, ya que puede deberse a la deshidratación

Ese dolor localizado en cualquier región del cuerpo que tiene lugar cuando menos se espera; en ocasiones no es conocido, no obstante termina siendo un famoso “calambre”.

¿Quién en su vida no ha llegado a experimentar un calambre?

La respuesta a esa pregunta, de manera extraña, terminaría siendo un “nadie”; todo gracias a la composición del cuerpo, constituida por músculos en todas las regiones del mismo.

¿Qué es un calambre?

Qué es un ‘calambre

Entremos en materia; popularmente ese molesto dolor es reconocido con el nombre de calambre. No obstante, este no es más que una contracción involuntaria del músculo.

En diversas ocasiones el tejido muscular completo no se contrae, sino solo parte de este, convirtiendo el calambre en algo más sectorizado. Eso sí, el dolor es igual de intenso y molesto.

La aparición de este padecimiento se da sin necesidad de ningún trauma directo o accidente muscular; es común luego de sobresforzar al organismo o antes de irse a dormir.

     Lee también: Alivia los dolores musculares con esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco

Causas de la contracción involuntaria

Justo como se ha indicado en el artículo anteriormente, los traumas directos no son causantes del calambre, como mucha gente cree.

En realidad, los factores que lo provocan son un poco más variados y distan de los golpes en estructuras musculares.

Los más comunes son:

  • Lesiones en la médula espinal.
  • Mal funcionamiento de los nervios.
  • Sobresfuerzo muscular.
  • Falta de minerales.
  • Problemas de hidratación.
  • Irrigación sanguínea insuficiente en el músculo.
  • Nervio prensado en la espalda o el cuello.

Otros factores causantes son:

  • Embarazo.
  • Periodo menstrual.
  • Insuficiencia renal.
  • Hipotiroidismo.
  • Problemas con el alcohol.
  • Algunos medicamentos.

¿Qué hacer cuando se presenta un calambre?

Qué hacer cuando se presenta un ‘calambre’

Estos pueden aparecer de un momento a otro, por ello se recomienda saber qué hacer. En pocas palabras, cómo estar preparado para la situación.

Antes de realizar actividad física

El esfuerzo exagerado de los músculos es uno de los principales factores desencadenantes de la contracción involuntaria. Por tal razón se recomienda tomar una serie de precauciones antes de realizar alguna rutina.

  • Activar todos los grupos musculares, especialmente los de la zona específica del ejercicio.
  • Hidratarse antes, durante y después de la actividad.
  • No ingerir alimentos pesados.
  • En caso de comer, hacerlo por lo menos 2 horas antes.
  • Evitar el consumo de café o bebidas alcohólicas.

Alternativas para controlar un calambre

Son muchas las maneras de mitigar la contracción muscular involuntaria. Vamos a mostrar algunas de las más fáciles y prácticas para hacerlo.

Masajear el músculo afectado

Esta forma de tratar el calambre es una de las más comunes; todo gracias a su facilidad y, sobre todo, a los grandes beneficios aportados.

  • Para realizarlo es necesario ajustar el cuerpo en una posición cómoda, según el músculo contraído.
  • Ejercer fuerza moderada con una de las manos mientras masajea en forma de círculos. Esto favorecerá la circulación sanguínea para que el mismo vuelva a un estado normal.

Aplicar calor sobre el calambre

Aplicar calor sobre el 'calambre

Esta es también una gran alternativa para combatir los calambres, especialmente cuando llevan un tiempo prolongado de duración.

Podemos aplicarlo de diferentes formas:

  • Ducha de agua tibia: El calor del agua en el organismo se encargará de disipar la contracción involuntaria de manera paulatina. El agua caliente combinada con el vapor puede ser muy eficaz.
  • Compresas de agua caliente: Empapar las compresas con agua caliente y aplicarlas directamente en la zona afectada mejorará el estado del músculo.

En caso de no contar con una compresa se puede utilizar un paño o un trapo.

Beber grandes cantidades de agua

Teniendo en cuenta que una de las causas principales de los calambres es la deshidratación sale a flote una buena alternativa.

Esta no solo sirve para tratarlos sino también para prevenirlos.

Justo en el momento de padecerlo, se recomienda ingerir al menos medio litro de agua.

Es necesario tener claro si este apareció durante la práctica de alguna actividad física. En tal caso, estaría directamente relacionado con la deshidratación corporal.

Visita este artículo: Beber agua antes de comer puede ayudarte a perder peso

Cuestiones que tener en consideración

Debemos saber que los ‘calambres’ son padecimientos muy comunes en los seres humanos. Sin importar la molestia causada en el organismo, su duración no va más allá de los 10 minutos.

En caso contrario, es recomendable visitar al médico de confianza con el fin de evaluar los músculos afectados.

Te puede gustar