Cómo decorar el hogar con mandalas

Natalia Benavides García · 21 diciembre, 2018
Activando tu creatividad puedes darle un toque muy distinto a tu hogar. Los mandalas son una excelente opción que le brindará frescura y espiritualidad a tu espacio.

El uso de mandalas no solo es exclusivo de la tendencia bohemia u oriental. También se puede aprovechar en espacios en los que falta un toque de color o en el que las formas son demasiado uniformes. Por ejemplo, esta vez en nuestro espacio te damos algunas ideas para decorar el hogar con mandalas.

Además, te enseñamos a elaborarlos. Estos elementos tan llamativos son más sencillos de hacer de lo que se piensa. Todo se trata de darnos la oportunidad y de dejar volar nuestra imaginación. 

En líneas generales, los mandalas son diseños constituidos por formas geométricas y simetrías. Se estructuran en base a patrones y están muy relacionados con el mundo interior y la espiritualidad humana. De hecho, la palabra significa, en sánscrito, »círculo».

Por otro lado, no existen reglas a la hora de colorearlos. Razón por la cual, gozan de una gran popularidad. Además, brindan una gran satisfacción durante el proceso de creación.

Instrucciones para dibujar un mandala

En caso de que desees crear los mandalas tu misma, te describimos las instrucciones para dibujarlos.

Ya luego de que lo tengas terminado, puedes ponerte creativa y decorar el hogar con mandalas de distintas formas, materiales y tamaños.

Quizás te puede interesar: tejer, catalogado como uno de los hábitos más relajantes

Para llevarlos a cabo se necesitan algunos materiales básicos del dibujo, tales como:

  • Regla.
  • Lápiz.
  • Compás.
  • Folio de papel.
  • Goma de borrar.
  • Colores, pinturas, rotuladores.

1. Dibuja un cuadrado

En primer lugar, debes dibujar un cuadrado del tamaño que desees. Ten en cuenta que, mientras más grande sea tu cuadrado, más detalles podrás añadir a tu diseño. Por ello, lo recomendable es dibujar un cuadrado de 20 cm.

2. Une vértices y puntos

Luego debes dibujar un punto justo en el centro del folio. Utiliza una regla y lápiz para unir los vértices y el punto medio del lado, mira el ejemplo (la mitad de este son 10 cm).

3. Marca los puntos para dibujar los círculos

Seguidamente, debes dibujar una serie de círculos en torno a este punto. La manera más sencilla de realizarlos es con un compás, si no cuentas con uno de estos utiliza la regla.

Entonces, con la regla mide 1 cm y medio (debes elegir la medida dependiendo de tus preferencias), de derecha a izquierda, arriba y abajo desde el punto central. Luego se dibuja otro punto desde el centro a 4 cm.

Después, dibuja una marca con esa misma distancia en la parte superior, debajo, a la izquierda y a la derecha del punto central. Haz lo mismo, midiendo desde el punto central 9 cm. Ten en cuenta que la secuencia de puntos debe ser equidistante con respecto al centro del dibujo.

cuadrado-lineas-y-puntos

4. Dibuja los círculos

El siguiente paso lo harás con ayuda de un compás, une las secuencias de puntos en tres círculos, mira el ejemplo.

5. Añade tus primeros diseños

No temas dejarte llevar por tu creatividad a la hora de diseñar lo que mejor exprese tus sentimientos. Puedes empezar del centro hacia afuera o viceversa.

6. Repite los patrones

Ahora bien, repetir y reutilizar los patrones es fundamental para darle unidad al diseño final. Por ejemplo, si realizaste un círculo en una de las líneas, recuerda volver a dibujarlo exactamente en el mismo lugar en las otras. Así se generará un mejor efecto.

mandala-3-circulos

7. Agrega nuevas y distintas formas

En este punto deja que la creatividad se imponga por encima de todo. Agrega nuevas formas, hojas, gotas, triángulos, círculos, mariposas o lo que se te ocurra.

8. Borra las líneas de guía

Con esto ayudamos a que solo se vean los trazos oscuros del marcador.

¡Listo! Cuando hayas terminado comienza a colorear el mandala a tu gusto.

Lee también: descubre por qué tus hijos deberían pintar mandalas

¿Cómo decorar el hogar con mandalas?

Se pueden utilizar diversos elementos para decorar el hogar con mandalas. Estos no solo aportarán un toque de color y creatividad a los espacios, sino que armonizarán muy bien los ambientes.

Por ejemplo, si nuestra decoración es minimalista o está basada en tonos neutros, podemos buscar cojines con mandalas que tengan dorado y tonalidades pastel.

Recordemos que, hoy en día, los diseños disponibles son muy variados y no se limitan a la idea original, con los colores de los 7 chakras.

Entonces, puedes aprovechar los accesorios con mandalas para destacar ciertas superficies. A continuación te comentamos cuáles son:

  • En la mesa. Los manteles con mandalas triunfan sobre superficies tanto de madera como de granito.
Cómo decorar tu hogar con mandalas: pintarlo en una mesa

 

  • En tu cama. Se pueden encontrar mantas, cojines, edredones y otros textiles decorativos con mandalas.
  • En cuadros. Puedes agrupar varios cuadros pequeños con mandalas distintos o puedes optar por uno grande.
Cómo decorar tu hogar con madalas: en forma de cuadro para las paredes

  • En el suelo como los tapetes. Funcionan muy bien tanto para interiores como para exteriores.
  • En las paredes. Esta es la opción más osada y, sin duda, va dirigida a los más diestros en manualidades. Hay muchas personas que disfrutan dibujar su propio mandala en las paredes a modo de decoración.

Bien, si estabas buscando cómo decorar el hogar con mandalas, aquí tienes varias ideas. Es cuestión de utilizar la que más te guste y se adecue a tu espacio.