Cómo dejar de roncar con remedios naturales

¿Es posible acabar con los ronquidos sin recurrir a cirugías o medicamentos? Te ofrecemos varias alternativas naturales. Sigue leyendo y descúbrelas

El ronquido es algo muy molesto para todos aquellos que se encuentran cerca de la persona que ronca, ya que el ruido no los deja dormir. Por su parte, aunque sus motivos son diversos, roncar puede advertirnos sobre algún tipo de padecimiento un poco más grave. Por eso, a continuación, te presentamos algunos remedios para ayudarte a dejar de roncar.

Remedios para dejar de roncar

Dormir con más almohadas

Debido a que el ronquido se produce por problemas en el conducto que permite el paso del aire, una recomendación muy sencilla y práctica es dormir colocando algunas almohadas extras en nuestra cabeza y cuello. De esta manera, lograremos abrir el conducto de aire y evitaremos el ronquido.

Dormir de lado

Otra excelente idea para dejar de roncar, o por lo menos disminuir su potencia, es dormir de lado. Sabemos que dormir boca arriba ocasiona que la lengua obstruya el paso del aire, ocasionando que ronquemos. Durmiendo de lado evitaremos eso.

Menta

La menta es un producto natural muy efectivo para dejar de roncar, sobre todo cuando se trata de ronquidos ocasionados por problemas respiratorios como el catarro o la gripe.

En este caso, basta con agregar una gota de menta en un vaso con agua fría y hacer gárgaras. Así, nuestra garganta se refrescará y permitirá el paso del aire.

Infusión de ortiga

La ortiga es otro porducto natural muy efectivo para dejar de roncar. Para ello, lo mejor es preparar una infusión de ortiga y dejarla reposar durante unos diez minutos. Después, se debe colar, y ya estará lista para beber.

ortiga3

Perder peso

La obesidad o el sobrepeso es uno de los principales factores que nos hacen roncar. Por eso, una recomendación muy buena es bajar de peso. Esto se puede lograr de distintas maneras. Por supuesto, todas ellas requieren paciencia y, sobre todo, un gran compromiso y esfuerzo.

A pesar de ello, cuidar nuestro peso es algo muy importante, ya que de esta manera gozaremos de una mejor salud, además de dejar de roncar.

Dejar de fumar

Al igual que la obesidad, fumar es una de las principales causas de los ronquidos. Como sabemos, este es un hábito sumamente dañino para nuestro organismo ya que, entre otras cosas, puede ocasionar serios problemas como el enfisema pulmonar o algún tipo de cáncer.

Así, al dejar de fumar nuestro organismo se beneficierá en todos los sentidos. Además de tener una buena salud, nuestro ronquidos pueden disminuir considerablemente.

No Fumar

No tomar bebidas alcohólicas poco antes de dormir

Beber alcohol también puede propiciar que ronquemos. El alcohol relaja la lengua y otras partes de nuestro cuerpo, lo que ocasiona que esta obstruya el paso del aire. Por lo tanto, lo mejor es no consumir bebidas alcohólicas antes de irnos a dormir.

Aliviar la acidez estomacal

Algunos especialistas sugieren que prestemos atención a nuestra acidez estomacal, ya que ella puede ser la causante de que ronquemos.

Para solucionar esto, existen distintos remedios, muchos de ellos naturales. Además, debemos prestar atención a los tipos de ronquidos que una persona haga ya que a través de ellos podemos detectar si se trata de otro padecimiento como la apnea del sueño.