Cómo descifrar los mensajes de nuestra piel - Mejor con Salud

Cómo descifrar los mensajes de nuestra piel

¿Sabes que tus problemas emocionales o el estrés pueden reflejarse en el estado de tu dermis? Nuestra piel muestra lo que nosotros no somos capaces de expresar con palabras

No solamente pertenecen al sector de la estética, sino que hay problemas cutáneos con una gran connotación médica. Son variadas las dolencias que podemos sufrir a nivel cutáneo, y vale la pena prestar atención a lo que la dermis nos está diciendo. Aprende cuáles son las señales que te ofrece la piel y cómo descifrar sus mensajes en el siguiente artículo.

Enfermedades de la piel: qué son y cuáles son los síntomas

Se trata de aquellas dolencias que atañen a la piel, pueden ser muchas, desde el acné al cáncer (melanoma) y están asociadas a su vez a las uñas, el sebo, el cabello y el sudor. Son atendidas por los dermatólogos las que derivan de enfermedades de transmisión sexual, ya que tienen una repercusión directa en la piel (como el VIH y la sífilis).

Los síntomas también son diversos, aunque se pueden determinar parámetros en común. Básicamente, cambian la apariencia, el color, la textura y la temperatura de una zona en particular. Estos trastornos pueden manifestarse como manchas, granos o pequeños bultos a veces con pus, descamación, urticaria, úlcera, con picor, dolor o quemazón.

Piel seca

Aún se desconocen las causas de la mayoría de estas dolencias, pero se sabe que el estrés y el exceso de sol tienen una influencia muy fuerte en ellas. También la dieta, los malos hábitos y los agentes externos como productos de limpieza o smog ambiental pueden repercutir en la salud de la piel. Es preciso tener en cuenta las señales e ir a la consulta con el dermatólogo cuanto antes.

En el plano de lo psicológico, la angustia y los miedos también hacen mella en la dermis, la capa más externa de nuestro cuerpo. Si la persona se siente atacada o amenazada por cualquier agente, entonces responderá con una barrera natural. Cuando la piel es muy sensible puede deberse a que el individuo lo es también, cuando está áspera es porque se trata de una persona dura, cuando está roja, hay excitación y cuando suda demasiado, muestra inseguridad.

Hay que prestar atención a los cambios en los colores de la piel, porque por ejemplo, si está demasiado pálida puede demostrar cansancio o anemia; si está de color azulado es por falta de oxígeno en la sangre y si está amarillenta es por exceso de bilirrubina.

Cancer de piel

Señales de la piel para tener en cuenta

Es necesario realizarse chequeos periódicos para descartar algún tipo de enfermedad y además, tener en cuenta algunos síntomas como los que se detallan a continuación.

Arrugas demasiado profundas

No sólo en lo que se refiere a la estética las arrugas son malas. Esto puede relacionarse a un mayor riesgo de sufrir fracturas en los huesos. Sobre todo en las mujeres post menopáusicas, aquellas que tienen más arrugas en el cuello y rostro eran propensas a menor densidad ósea en talones, columna vertebral y cadera. Esto se debe a una falta de colágeno, el cuál no sólo está presente en la piel, sino también en los huesos.

Sarpullido del tipo “alas de mariposa”

Se trata de una erupción con forma de este insecto que aparece en el rostro y es el primer síntoma de la enfermedad de lupus. No hay que precipitarse en el diagnóstico, porque también puede deberse a dermatitis o rosácea, por contacto con algún producto o ropa. Se deben realizar pruebas clínicas para que se pueda determinar de qué se trata.

Alergias en la piel

Callos en las palmas de las manos

Son una condición de la piel donde ésta se vuelve más gruesa y aterciopelada, de color blanco y con pliegues pronunciados. Puede deberse a alguna tarea repetitiva o no. Alrededor del 90% de los casos en los que no hay actividades que puedan generarlas están asociadas al cáncer. Si los callos sólo se producen en las palmas, tal vez se deba a cáncer de pulmón y si además presentan acantosis nigricans, puede ser por cáncer gástrico.

Manchas aterciopeladas

Las placas o manchas aterciopeladas en el cuello o las axilas pueden deberse a la diabetes. Esta condición se llama científicamente acantosis nigricans y también podría ser benigna y deberse a la obesidad. Aunque no está de más realizarse un estudio del nivel de azúcar en sangre.

Rosetas en las muñecas

La comezón y las rosetas violetas en esta zona se conoce como líquen plano y además pueden aparecer en los tobillos, la boca, el cuello, las piernas, la espalda baja y los genitales. No se sabe su causa pero si hay muchas posibilidades de que se deba a la hepatitis C.

Tratamientos caseros para la dermatitis alérgica de contacto

Manchas ásperas y blancas

Estos parches blanquecinos o de color carne clara en la espalda son lesiones con forma de cáscara de naranja, por su forma ovalada en un extremo y puntiaguda en el otro. Son signos de una enfermedad extraña, de origen genético, llamada esclerosis tuberosa, que causa tumores benignos en varios órganos vitales, como el cerebro.

Piel muy opaca y seca

Esto puede significar un déficit de ácidos grasos Omega 3, que sirven para mejorar la función cerebral, reducir la inflamación y la posibilidad de sufrir enfermedades tales como artritis, arritmias y cáncer. Esta deficiencia produce también un retraso en el ciclo natural de la exfoliación de la piel, lo que se traduce en sequedad o caspa. Si hay otros síntomas como por ejemplo, pérdida inexplicable de peso, falta de aliento, hinchazón y dolor en los ganglios linfáticos o fatiga, puede asociarse con el cáncer.

Piel reseca