Cómo detectar si las mujeres tenemos demasiados estrógenos

Cómo detectar si las mujeres tenemos demasiados estrógenos

El exceso de estrógenos puede provocar migrañas y dolores articulares, además de cambios de humor muy acusados en función de nuestro ciclo hormonal, así como reglas irregulares y dolorosas

Los estrógenos son un grupo de hormonas que desempeñan un papel importante en el desarrollo normal reproductivo y sexual de las mujeres. También influyen en cuestiones tan importantes como el tracto urinario, el aparato cardiovascular, los huesos, los senos, el cerebro, la musculatura pélvica, el cabello o las uñas.

Es fundamental que tengamos unos niveles adecuados de estrógenos para garantizar una buena salud de todos estos órganos. En este artículo te explicamos cómo podemos saber si tenemos demasiados en nuestro organismo y cómo equilibrarlos.

Ciclos irregulares y dolorosos

Ciclos irregulares y dolorosos

Muchas mujeres sufren de manera habitual menstruaciones dolorosas y ciclos irregulares. Aunque los médicos no suelen considerar estas molestias como una cuestión grave, lo cierto es que condicionan mucho la vida de las mujeres, que se preguntan por qué lo sufren y si existirá alguna solución.

Una de las causas más habituales de estos trastornos son los niveles elevados de estrógenos, de modo que esta puede ser la primera pista.

Ver también: El potencial de los estrógenos en tu dieta

Hernia de hiato y acidez

Las mujeres que tienen los niveles de estrógenos altos, por ejemplo, durante el embarazo o mientras toman la píldora anticonceptiva pueden sufrir de manera temporal un debilitamiento del músculo del hiato esofágico, lo cual produce acidez e, incluso, reflujo.

En general, la persona sufre problemas digestivos, ya que los estrógenos también bloquean la eliminación de la bilis, en especial si su alimentación no es la adecuada.

Píldora anticonceptivaPíldora anticonceptiva

Si hemos tomado la píldora anticonceptiva durante una larga temporada, es posible que tengamos los niveles de estrógenos altos, ya que son una de las hormonas que contienen.

Cuanto más tiempo la hayamos tomado más va a alterar el equilibrio hormonal de nuestro organismo.

Ansiedad e irritabilidad

Estos trastornos nerviosos y emocionales son también un síntoma de unos niveles de estrógenos altos. Es cierto que pueden ser debidos a muchos otros motivos, por lo cual deberemos tener en cuenta las otras pistas que hemos citado.

En estos casos notaremos muchos cambios en nuestro sistema nervioso según los ciclos hormonales, es decir, durante la ovulación y los días previos, durante y posteriores a la menstruación.

Dificultades para concebir

Si estamos tratando de quedarnos embarazadas y hace más de un año que no lo conseguimos, una de las posibles causas pueden ser los estrógenos altos. Esto lo podemos confirmar si con anterioridad nuestras menstruaciones eran irregulares y dolorosas y, con más motivo, si hemos tomado la píldora anticonceptiva.

Estreñimiento

El estreñimiento, uno de los males más habituales de nuestros días, además de ser una fuente potencial de enfermedades a largo plazo, puede estar relacionado también con los niveles altos de estrógenos.

Hay una pista que nos va ayudar a confirmar si esta es la causa, y es que los únicos días en que no tenemos dificultades para evacuar son precisamente justo antes y durante la menstruación, ya que es el momento en que los niveles de estrógenos descienden de manera natural.

En cambio, una vez finalizada la regla, el estreñimiento vuelve a aparecer sin causa aparente.

Migrañas y dolores articulares

Otro de los síntomas de un exceso de estrógenos son el padecimiento habitual de dolores de cabeza tipo migraña y dolores en las articulaciones. A temporadas puede notarse una mejoría si realizamos algún tratamiento específico, pero no terminan de desaparecer.

Te recomendamos leer: La migraña en la mujer: causas y tratamiento

Alto consumo de soja

Alto consumo de soja

Muchas mujeres consumen muchos productos elaborados con soja porque en las últimas décadas se ha recomendado su consumo. No obstante, la soja contiene altos niveles de fitoestrógenos, estrógenos de origen vegetal.

La mayoría de mujeres que siguen dietas vegetarianas tienden a abusar de este alimento, que hoy en día no es una opción muy saludable, ya que es, en su mayoría, transgénica.

¿Cómo bajamos los niveles?

Para disminuir los niveles de estrógenos de manera natural debemos seguir los siguientes consejos:

  • Reducir o eliminar el consumo de trigo, azúcar, carne roja, leche de vaca, leche de soja, café, bebidas azucaradas y edulcorantes artificiales.
  • Evitar el tabaco y el alcohol.
  • Tomar, a temporadas, un suplemento a base de sauzgatillo, una planta medicinal que reduce los estrógenos.
  • Añadir maca a nuestra alimentación, por ejemplo, en los batidos o jugos de la mañana.
  • Cuidar el hígado con remedios naturales.