Cómo detectar si las mujeres tenemos demasiados estrógenos

12 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu
El exceso de estrógenos puede provocar migrañas y dolores articulares, además de cambios de humor muy acusados en función de del ciclo hormonal, así como reglas irregulares y dolorosas.

Los estrógenos son un grupo de hormonas que desempeñan un papel importante en la salud de la mujer y, sobre todo, en el desarrollo normal reproductivo y sexual. Ahora bien, cuando existe un exceso de estos en el organismo, surgen las consecuencias.

Estas hormonas influyen en cuestiones tan importantes como el tracto urinario, el aparato cardiovascular, los huesos, el cerebro, la musculatura pélvica, el cabello o las uñas.

Es fundamental que las mujeres tengan unos niveles adecuados de estrógenos para garantizar una buena salud de todos estos órganos.

A continuación te comentamos cómo podemos saber si tienes demasiados estrógenos y cómo equilibrarlos.

Los estrógenos y su papel en la salud de la mujer

Los estrógenos son hormonas que controlan el ciclo menstrual en la mujer. Junto con la hormona luteinizante (LH) y la folículo estimulante (FSH) regulan el ciclo menstrual y ambas son secretadas por la glándula hipófisis, en el cerebro.

Son sintetizados a partir del colesterol en las glándulas suprarrenales (que son glándulas endocrinas, por ello, se habla de una función neuroendocrina).

En lo que respecta al aparato óseo, los estrógenos cumplen una función sobre la glándula paratiroides (que son cuatro pequeñas glándulas localizadas en la parte posterior de la tiroides), que tiene acción sobre los huesos a través de la resorción ósea. Es decir, activan los osteoclastos, que son células óseas encargadas de reabsorber y remodelar los huesos. Los estrógenos contrarrestan esto y así ayudan a mantener los huesos en su estado normal (de no ser así, existe osteoporosis u osteopenia). 

¿Tengo demasiados estrógenos?

Los niveles de estrógenos pueden estar demasiado altos si se experimentan con regularidad los siguientes síntomas que vamos a mencionar a continuación.

Ciclos irregulares y dolorosos

Muchas mujeres sufren de manera habitual menstruaciones dolorosas y ciclos irregulares. Aunque los médicos no suelen considerar estas molestias como una cuestión grave, lo cierto es que condicionan mucho la vida de las mujeres que se preguntan por qué lo sufren y si existirá alguna solución.

Una de las causas más habituales de estos trastornos son los niveles elevados de estrógenos, de modo que esta puede ser la primera pista.

Dolor ciclo menstrual

Descubre: Entrevista a Alejandra Menassa: el síndrome premenstrual y sus detonantes

Hernia de hiato y acidez

Las mujeres que tienen demasiados estrógenos, por ejemplo, durante el embarazo o mientras toman la píldora anticonceptiva pueden sufrir de manera temporal un debilitamiento del músculo del hiato esofágico, lo cual produce acidez e, incluso, reflujo.

En general, la persona sufre problemas digestivos ya que los estrógenos también bloquean la eliminación de la bilis, en especial si su alimentación no es la adecuada.

Píldora anticonceptiva

Si hemos tomado la píldora anticonceptiva durante una larga temporada, es posible que tengamos los niveles de estrógenos altos, ya que son una de las hormonas que contienen.

Cuanto más tiempo la hayamos tomado más va a alterar el equilibrio hormonal del organismo.

Ansiedad e irritabilidad

Estos trastornos nerviosos y emocionales son también un síntoma de unos niveles de estrógenos altos. Es cierto que pueden ser debidos a muchos otros motivos, por lo cual deberemos tener en cuenta las otras pistas que hemos citado.

En estos casos notaremos muchos cambios en el sistema nervioso según los ciclos hormonales, es decir, durante la ovulación y los días previos, durante y posteriores a la menstruación.

Dificultades para concebir

Dificultades concebir

Si estamos tratando de quedarnos embarazadas y hace más de un año que no lo conseguimos, una de las posibles causas pueden ser los estrógenos altos.

Esto lo podemos confirmar si con anterioridad las menstruaciones eran irregulares y dolorosas y, con más motivo, si hemos tomado la píldora anticonceptiva.

Estreñimiento

El estreñimiento, uno de los males más habituales de los días, además de ser una fuente potencial de enfermedades a largo plazo, puede estar relacionado también con los niveles altos de estrógenos.

Hay una pista que nos va a ayudar a confirmar si esta es la causa, y es que los únicos días en que no tenemos dificultades para evacuar son precisamente justo antes y durante la menstruación, ya que es el momento en que los niveles de estrógenos descienden de manera natural.

En cambio, una vez finalizada la regla, el estreñimiento vuelve a aparecer sin causa aparente.

Migrañas y dolores articulares

Otro de los síntomas de un exceso de estrógenos son el padecimiento habitual de dolores de cabeza tipo migraña y dolores en las articulaciones.

Durante determinadas temporadas puede notarse una mejoría si realizamos algún tratamiento específico, pero no terminan de desaparecer.

Te recomendamos leer: La migraña en la mujer: causas y tratamiento

Alto consumo de soja

Alto consumo de soja

Muchas mujeres consumen muchos productos elaborados con soja porque en las últimas décadas se ha recomendado su consumo. No obstante, la soja contiene altos niveles de fitoestrógenos, estrógenos de origen vegetal.

La mayoría de las mujeres que siguen dietas vegetarianas tienden a abusar de este alimento, que hoy en día no es una opción muy saludable, ya que es, en su mayoría, transgénica.

Los expertos de Ecologist nos cuentan sobre el impacto del consumo excesivo de soja:

“ los estrógenos pueden tener un efecto para nada recomendado en nuestro cuerpo. Es cierto que en pequeñas cantidades son hormonas recomendables para mantener un equilibrio perfecto en el organismo, pero nunca debemos pasarnos. Por esto es bueno que cuidemos mucho más la alimentación con relación a la soja, y es que no debemos hacer de ella un alimento básico”

Ver también: El potencial de los estrógenos en tu dieta

Bajar los niveles de estrógenos

Para disminuir los niveles de estrógenos de manera natural debemos seguir los siguientes consejos:

  • Reducir o eliminar el consumo de trigo, azúcar, carne roja, leche de vaca, leche de soja, café, bebidas azucaradas y edulcorantes artificiales.
  • Evitar el tabaco y el alcohol.
  • Tomar, a temporadas, un suplemento a base de sauzgatillo, una planta medicinal que reduce los estrógenos.
  • Añadir maca a la alimentación, por ejemplo, en los batidos o jugos de la mañana.
  • Cuidar el hígado con remedios naturales.

¿Has detectado que tienes demasiados estrógenos? Te animamos a que lo consultes con tu médico si tienes esta duda y te animamos a que pruebes los consejos que te hemos señalado.

  • Amado, J. A., & Flórez, J. (2003). Hormonas sexuales: estrógenos, gestágenos, andrógenos y anticonceptivos hormonales. Farmacología humana. 4ª Ed. Barcelona: Masson, p887-912.
  • Ballesteros Hernández, M., & Guirado Blanco, O. (2012). Los estrógenos como protectores cardiovasculares. Medicentro16(3), 148-153.
  • Chacón, F. (2009). Diferencias en la Percepción del Dolor entre hombres y mujeres. Papel de los Estrógenos. Informe Médico11(6).
  • Lindsay, R., Gallagher, J. C., Kleerekoper, M., Pickar, J. H., & Pérez, A. D. (2002). Reducir la dosis de estrógenos, con o sin progestágenos, en mujeres menopáusicas, pero manteniendo la eficacia sobre la prevención de pérdida ósea. FMC-Formación Médica Continuada en Atención Primaria9(8), 627.
  • Silverberg SJ, Bilezikian JP. Primary hyperparathyroidism. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 63.