Cómo detectar si mi cuerpo está intoxicado

Muchas veces confundimos sus síntomas con otros factores como la falta de sueño o el estrés. A continuación, explicamos una serie de consejos para evitar las intoxicaciones del organismo

Son muchas las reacciones químicas que se producen en el cuerpo con el objetivo de equilibrarse y funcionar correctamente. Sin embargo, el funcionamiento del cuerpo puede verse afectado por diferentes agresiones que provienen del interior, como son los virus, las bacterias o del exterior como la contaminación ambiental o la radiación solar.

Muchas veces estamos intoxicando al cuerpo poco a poco sin darnos cuenta siendo nosotros mismos nuestros peores enemigos

Los órganos como el hígado, los pulmones y los riñones están encargados de filtrar, neutralizar o controlar los componentes que pueden dañar el organismo. Lamentablemente, con el tipo de comidas que tenemos a disposición en el mercado o con el estilo de vida inadecuado que podemos llevar, estos órganos dejan de funcionar correctamente pudiendo sufrir algún tipo de intoxicación.

Intoxicación alimentaria.

¿Cómo puedo saber si mi cuerpo está intoxicado?

La palabra intoxicación la podemos definir una alteración o un desequilibrio en el organismo provocado por una sustancia nociva al ser ingerida, respirada o con simple contacto que presenta síntomas.

A veces no les prestamos atención a las señales que nos aporta el cuerpo y pensamos que se debe a otros factores, como por ejemplo, la falta de sueño o el exceso de responsabilidades. Sin embargo, existen una serie de síntomas, como los mencionados a continuación, que pueden ser una señal de que estamos sufriendo una intoxicación:

  • Dolor de cabeza frecuente.
  • Alteraciones en el ciclo del sueño como por ejemplo el insomnio.
  • Ansiedad.
  • Apatía.
  • Irritabilidad.
  • Falta de concentración.
  • Problemas de memoria.
  • Otros.

Es de suma importancia saber si estos síntomas son causa de una intoxicación o si son debidos a otros problemas. Por ello, se recomienda llevar a cabo un chequeo médico general para determinar la causa desencadenante de los síntomas anteriormente citados.

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los análisis los valores obtenidos se encuentran entre los límites normales o no hay nada que llame la atención de los profesionales. Sin embargo, el paciente se sigue sintiendo mal.

Quizá te interese leer: Un análisis de sangre ayuda a detectar un cáncer en su fase inical

Además, los cuadros de intoxicación pueden ser leves pero a la vez progresivos hasta volverse crónicos.

¿Cómo prevenir una intoxicación en el cuerpo?

Comer alimentos en mal estado, no respetar el tiempo de cocción, no respetar la cadena de frío o una ingesta continua de alimentos de baja calidad, son algunas de las causas por las que nos podemos intoxicar. Si bien no son las únicas, hay una serie de recomendaciones que nos pueden ayudar a prevenir este tipo de complicaciones en el organismo.

Lleva una alimentación balanceada y de alta calidad nutricional

La calidad de los alimentos que ingerimos tiene mucho que ver con el grado de intoxicación que podemos sufrir. En lo posible, trata de comer orgánico, es decir, que no sean alimentos de origen industrial, de mercados pequeños o de huertas ecológicas.

Además, te recomendamos que evites la comida precocinada o los productos congelados. A su vez, aumenta el consumo de frutas y vegetales que no hayan sido fumigados.

Lee: ¿Qué son los macronutrientes?

Realiza actividad física

Hacer deporte de manera constante (mínimo 30 minutos 3 días a la semana) es una de las mejores manera que tiene el cuerpo para eliminar las toxinas. Mediante la transpiración y el sudor se eliminan una gran cantidad de toxinas. Se dice que el sudor es como nuestro tercer riñón.

Además, el deporte hace que los órganos, como los pulmones, tengan mayor capacidad y trabajen de manera más eficiente.

Más allá del cansancio que te puede producir esa actividad, te darás cuenta que muchos de los síntomas desaparecerán. Esto se verá en el estado de tu piel, en que bajarás de peso y en que, en general, te sentirás mejor.

Duerme lo suficiente

Durante la noche, el cuerpo aprovecha para recuperarse y reponer energías. Es importante que duermas entre siete y ocho horas por día. Además, te recomendamos que respetes el horario de irte a dormir y el de despertar. La falta de descanso hará que los órganos encargados de la desintoxicación del cuerpo estén cansados.

Por otra parte, al no tener un descanso de calidad, el cortisol estará aumentado. Esta sustancia es la conocida como la hormona del estrés y puede agravar o incluso provocar un cuadro de intoxicación.

  • Infantas, M. M. V. (2005). Intoxicación por plomo. Sociedad Peruana de Medicina Interna. https://doi.org/10.1016/B978-84-9113-015-4/00721-8
  • Gainza, I., Nogué, S., Martínez Velasco, C., Hoffman, R. S., Burillo-Putze, G., Dueñas, A., … Pinillos, M. Á. (2003). Intoxicación por drogas. Anales Del Sistema Sanitario de Navarra. https://doi.org/10.4321/S1137-66272003000200006
  • Barranco Ruíz, F; Blasco Morilla, J; Mérida Morales, A; Muñoz Sánchez, MA; Jareño Chaumel, A; Cozar Carrasco, J; Guerrero Pabón, R; Gil Cebrián, J; Martín Rubí, C; Rodríguez Rodríguez, J. (1999). Principios de Urgencias, Emergencias y Cuidados Críticos. UniNet.