Cómo detener la micosis en los pies: 6 remedios caseros

Brunilda Zuñiga · 25 noviembre, 2018
La micosis en los pies es muy contagiosa, por lo que debemos extremar las precauciones para que los hongos no se pasen a otras zonas del cuerpo.

Picazón, molestias, mal olor, son algunos de los síntomas del hongo en los pies o pie de atleta. Si la padeces, no te inquietes, en este artículo te presentaremos 5 remedios caseros para detenerla.

El Pie de atleta: una infección común

La infección fúngica en los pies o  pie de atleta suele aparecer en la planta, los bordes y los los espacios entre los dedos. Es provocada mayormente por hongos dermatofitos y es bastante común a cualquier edad.

Algunos factores de riesgo para la aparición de este padecimiento son:

  • Ponerse en contacto con zonas infectadas, ya sea directamente o a través de objetos y lugares públicos como saunas, piscinas y alfombras.
  • Utilizar zapatos cerrados.
  • Mantener los pies húmedos.
  • Ser un atleta.

La micosis en los pies es sumamente contagiosa al contacto.  Puede causar enrojecimiento, picor, mal olor, aparición de grietas y vesículas en los pies, por lo cual puede complicarse con otras enfermedades. Además de mantener una buena higiene, es recomendable usar calzado y calcetines de buena calidad que permitan la ventilación y la transpiración.  Si tus síntomas son leves te recomendamos optar por alguno de estos remedios.

Revisa también: Los 6 beneficios del aceite de almendras para la salud

5 Remedios para combatir la micosis en los pies

Recuerda, antes de utilizar cualquiera de estos remedios debes lavar y secar bien tus pies. El pie de atleta es una enfermedad difícil de tratar, si mantienes tu empeño lograrás curarte.

  1. Vinagre

El vinagre tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas por lo cual ha sido altamente recomendado para tratar el pie de atleta. Su alto contenido de ácido acético crea un ambiente negativo para los hongos dermatofitos y mejora el olor de los pies. El vinagre de manzana en particular, ayuda a humectar las pieles resecas.

Se recomiendan los baños de pies mezclando 1 parte de vinagre en dos de agua. Deja actuar por 15 minutos. Retira los pies y sécalos bien. Repite el tratamiento hasta que veas mejoría.

  1. Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio para el mal aliento.

Este sólido blanco alcalino es muy útil para desodorizar los pies y las axilas. Todo parece indicar que el medio extremadamente básico impide el desarrollo de los hongos. Se puede humedecer un algodón con bicarbonato y pasarlo por la zona afectada. También funciona como exfoliante natural, eliminando células muertas y facilitando la eliminación de callosidades. Enjuaga bien y seca adecuadamente.

Lee este artículo: 4 tips para hacer a tu hijo feliz antes de nacer

  1. Baño de sal

Se cree que las propiedades antibacterianas de la sal son útiles para aliviar la micosis. Este remedio sirve además para descansar los pies y eliminar el exceso de células muertas.

Solo necesitas disolver 5 cucharadas de sal a un litro de agua tibia y sumergir los pies en esta solución durante 15 minutos. Recuerda hacerlo únicamente si tu piel no tiene heridas.

  1. Limón

Limón para fortalecer las uñas.

 

Este fruto tiene el mismo efecto que el vinagre con respecto al pie de atleta. El ácido cítrico impide la proliferación de hongos y bacterias además de brindarle un olor fresco al pie.

Para utilizarlo, exprime un limón y reserva el zumo. Aplícalo 2 veces al día en la zona afectada, con la ayuda de un algodón. Evita tomar el sol si estás bajo tratamiento ya que tu piel puede mancharse.

  1. Aceite de ajo

Este preparado contiene alicina, un compuesto con propiedades antibióticas. Si puedes soportar el olor, este aceite ser eficaz para tratar tu piel y tus uñas.

Pica varios dientes e introdúcelos en un frasco y agrega suficiente aceite de oliva hasta cubrirlos por completo. Deja reposar durante un par de días y estará listo para su uso. Luego humedece un algodón en la preparación y aplica en toda la zona afectada. Si te causa molestia el olor, puedes hacerlo por la noche para que actúe mientras duermes y al día siguiente lava y secar bien.

¿Lo sabías? Aceite de ajo: un remedio muy versátil para cuidar tu cuerpo

¿Qué esperas para probar estos remedios? Tus pies lo agradecerán.

  • Martínez, G., & Perurena, M. (2001). Inmunología de las micosis. Microbiologia Y Parasitoligia Medicas.
  • Calvo, M. R., Tomas, J. G., & Rueca, R. (2001). Micosis más frecuentes en nuestro medio. Revista Iberoamericana de …. https://doi.org/84-607-3050-6
  • H. Gubelin. W, De la Parra C, R, Giesen F., L. (2011). MICOSIS SUPERfICIALES SUPERFICIAL MYCOSES. Rev. Med. Clin. Conde.